Publicidad

PARLAMENTO

Se aprueba la reforma jubilatoria y Lacalle Pou reivindica responsabilidad: "Hay futuro"

Luego de un nuevo acalorado debate entre los senadores, la reforma de la seguridad social quedó aprobada y el presidente lo destacó minutos después en video.

Compartir esta noticia
Senadores del Partido Nacional Sergio Botana, Sebastián Da Silva y Gloria Rodríguez
Senadores del Partido Nacional Sergio Botana, Sebastián Da Silva y Gloria Rodríguez.
Foto: Juan Manuel Ramos

Por Pamela Díaz
La reforma de la seguridad social, uno de los buques insignia del gobierno, fue aprobado ayer por el Parlamento. Con el voto de los senadores a las modificaciones hechas en Diputados se terminó con el debate que tensionó al máximo a la coalición multicolor.

Fue un logro clave para el presidente Luis Lacalle Pou, quien minutos después de sancionada la ley, publicó un video en el que defendió la reforma. En su mensaje remarcó que no se “imagina no haber hecho el intento” de modificar el sistema de seguridad social cuando existía un consenso de que la situación exigía cambios urgentes. Además, aseguró que “se han escuchado argumentos que no son ciertos”.

A casi tres años desde que se creó una comisión de expertos, el gobierno logró dar un paso más -tras sortear grandes tensiones en la coalición que dejaron heridas- en una promesa de la campaña. Ahora resta la promulgación de la ley, y las necesarias reglamentaciones que vendrán después. El proyecto tuvo 17 de los 18 votos de la coalición, ya que el senador Guido Manini Ríos no estuvo presente al momento de su sanción aunque sí participó del debate.

En el video, el mandatario le habló a la población al admitir que “quizá falta explicar un poco” la reforma. Y continuó dando una visión del “sistema político”, quien -de acuerdo a su perspectiva- “entendió que la reforma era urgente” desde hace “quizás más de 15 años”. Además, no eludió la situación financiera del sistema: “No alcanza con los aportes directamente involucrados a la seguridad social para sostenerlo”.

opinan los senadores

Alejandro Sánchez: “¿A quién quieren convencer”

Hizo referencia a las tensiones dentro de la coalición producto de la negociación de la reforma. “¿A quién quieren convencer de que están presentando una ley maravillosa que va a beneficiar enormemente a cantidad de la gente con las dificultades que tuvieron para acordar?”, comentó el senador.

Sergio Botana: “No van a dejar que se hagan locuras”

El problema no es la reforma, son las elecciones. El gobierno viene bien, y cuando es así no es tan fácil ganarle una elección. Y alguna patadita hay que dar, aunque les cueste una amarilla. Lo entendemos. Los líderes viejos no van a dejar que se hagan locuras”.

Guido Manini Ríos: “Es una hipocresía inaudita” la del Frente

Estamos ante una situación de hipocresía inaudita (…) Se quiere generar la sensación de estar ante la insensibilidad de quienes no piensan en el trabajador, cuando no se pensó en él durante muchísimo tiempo. Asegurarle la jubilación, es pensar en él”.

Óscar Andrade: “¿Solo trabajadores ponen hombro?”

En la reforma (el gobierno) tomó la decisión deliberada de blindar a los sectores más potentes en lo económico. Nos dicen que no hay acuerdo. (…) Es muy difícil (con condiciones) así. Si hay que poner el hombro, se pone. ¿Pero solo los trabajadores?”

Parlamento

La aprobación en el Senado no sucedió, sin antes, un intenso debate con duras críticas del Frente Amplio hacia los partidos del gobierno, y viceversa. A poco de que se inició la instancia, un enfrentamiento llevó a la vicepresidenta Beatriz Argimón a pedir un cuarto intermedio “para volver a ordenar la sesión”.

En su intervención el senador blanco Sebastián Da Silva dijo que no es “la oposición la que representa a los trabajadores del Uruguay”. Allí se dio un intercambio con su par frenteamplista Alejandro Sánchez. Rápidamente, se elevó el tono de la conversación y el nacionalista afirmó: “¡Vaya a la calle Tristán Narvaja a gritar, los tupitas acá no tienen más coraje que los demás!”. Cabe recordar que el legislador opositor es orador en el acto que realiza el MLN en recuerdo de la toma de Pando, frente a la sede de esa colectividad política, en esa calle.

Durante la sesión, desde el Frente Amplio los senadores cuestionaron el accionar del gobierno en torno a cómo se negoció la reforma de la seguridad social, y se criticó la falta de información sobre el impacto económico de algunos artículos de la ley, como los vinculados al suplemento solidario que se creará. También se apuntó contra la creación de una agencia reguladora del sistema de seguridad social, punto que hace dos días generó uno de los momentos más intensos del debate en Diputados sobre si será constitucional.

La coalición, en tanto, defendió la reforma. Además de reprochar la actitud del Frente Amplio y reclamarle lo que consideran una falta de propuestas durante la discusión del proyecto de ley. El nacionalista Sergio Botana, quien fue uno de los primeros en tomar la palabra, aseguró que es una “mentira que se va a trabajar más y se va a cobrar menos”. En ese sentido, marcó que “se va a cobrar más y en especial los deciles más bajos”.

Desde el Frente Amplio, además el comunista Óscar Andrade aseguró que el gobierno tomó la “decisión deliberada de blindar a los sectores más potentes en lo económico”. Y añadió: “Si hay que poner el hombro, se pone. ¿Pero solo los trabajadores?”.

A su turno, el blanco Amin Niffouri contraatacó y recordó que durante los gobiernos del Frente Amplio se creó el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) y se realizaron modificaciones al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF). “Ahí (es que) se pagó con sangre de los trabajadores”, comentó, y continuó: “Díganos qué quieren hacer (con los sectores más potentes), qué hicieron en este tiempo con los sectores más potentes. Propongan la idea”.

Además, respondió a las críticas al suplemento solidario. Niffouri les dijo a los frenteamplistas: “Vótenlo. Hay que estar contento si le sube la jubilación a quienes reciben las más bajas”. Más temprano, Andrade destacó que se trata de una “buena medida” pero que tiene un “inestabilidad” y un grado de “incertidumbre muy alto” por ciertas disposiciones incluidas en el articulado.

También agarró el guante el líder de Cabildo Abierto, Manini Ríos: “Se habla aquí que los trabajadores ‘pagan con su sangre’ buscando alentar, como siempre, el enfrentamiento, el encono, el sentimiento de ser explotado, etcétera. (…) Creemos que no corresponde. ¿Quién pensó en la ‘sangre de los trabajadores’ cuando se aprobó una ley en 2007 que habilita a los prestamistas dar un interés de casi 200%, donde los principales afectados son trabajadores?”.

seguridad social

Las seis claves de la nueva ley

La reforma se aplica a partir de los nacidos el 1° de enero de 1973. Estos se jubilarán a los 61 años en lugar de hacerlo a los 60, como ahora. Luego, los nacidos en 1974 podrán retirarse a los 62, y así hasta llegar a los de 1977 en adelante, que tendrán permitido hacerlo desde sus 65.

Pese a que la norma general es la expuesta anteriormente, aquellas personas que tengan 38 años de servicios computables a los 63 años, podrán jubilarse sin necesidad de esperar a los 65. Lo mismo aquellos que tengan 35 años computables y tengan 64.

Hoy el sistema de jubilaciones es mixto, así es que el trabajador aporta al BPS y a las AFAP. Así continuará siéndolo, pero habrá algunos cambios. Hoy del 15% del salario que el trabajador aporta para el sistema jubilatorio, 7,5% van para el BPS y 7,5% para las AFAP. Con el cambio, el 10% irá para el BPS y el 5% restante para las AFAP. También hay otra modificación: hoy quienes ganan hasta $ 78.800 no tienen que aportar a las AFAP, con el nuevo sistema todos deberán hacerlo.

También cambiará la forma en que se calculará el sueldo básico jubilatorio. A partir de la reforma, se tomarán los 20 mejores años para la ecuación. A ese número se llegó después de largas negociaciones entre Cabildo Abierto y el presidente Luis Lacalle Pou, ya que la propuesta inicial del gobierno era que se tomaran 25 años. Los cabildantes, en tanto, al principio querían bajarlos a 15.

La reforma implica una baja casi inmediata del Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS). Lacalle Pou aceptó, a pedido de los colorados, una reducción en la primera franja del impuesto que será de un 10% en este 2023, de 8% a partir de 2024 y de 6% desde 2025.

Una de las opciones que brindará la reforma es trabajar después de jubilarse. Es cierto que hoy esto puede hacerse -por una ley del gobierno de José Mujica una persona puede trabajar media jornada y percibir la mitad de la jubilación-, pero el cambio implica mayores posibilidades para quienes deseen seguir en actividad. Aún quedan varias cosas por definirse sobre este punto -al igual que con varios otros- que se cerrarán cuando se reglamente el articulado votado ayer.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad