EL TRABAJO LEGISLATIVO

Postergan la ley de urgencia por el coronavirus y el Parlamento casi se paraliza

Argimón dijo que se realizará teletrabajo en aquellas oficinas donde sea posible. Además, intentarán realizar “sesiones virtuales”.

Dos personas recorren el largo túnel del Palacio Legislativo, que une el edificio viejo con el Anexo. Foto: Darwin Borrelli
Dos personas recorren el largo túnel del Palacio Legislativo, que une el edificio viejo con el Anexo. Foto: Darwin Borrelli

El extenso túnel pasa por debajo de la Avenida de las Leyes y une el Palacio Legislativo con el Edificio Anexo. Lo suelen usar los legisladores y funcionarios del Parlamento para pasar de un edificio a otro. Ayer al mediodía, el primer día hábil tras la confirmación de los primeros casos de coronavirus en el país, un solo empleado del Legislativo atravesaba lento el corredor subterráneo. Entró al ascensor y subió al cuarto piso, que es compartido por legisladores colorados y de Cabildo Abierto.

Allí, cuatro funcionarios del Parlamento charlaban en un rincón bastante oscuro. “Nadie nos dijo nada, por ahora seguimos viniendo”, contó una empleada. Eso sí, cerraron las cafeterías que funcionan en cada piso. A esa hora, un rato antes de la una de la tarde, no había ningún diputado en el piso. Y, además, 16 despachos estaban cerrados: es decir no habían ido a trabajar los legisladores ni sus secretarios.

Ayer al mediodía en todo el Edificio Anexo había 56 despachos cerrados, de un total de poco más de 100, según un relevamiento realizado por El País. Y solo nueve diputados, de 99, estaban en sus lugares de trabajo.

“Esto es el coronavirus. Y va para largo”, dijo una empleada. Después preguntó: “¿Ya fue la conferencia? ¿Qué anunciaron?”. Se refería a una convocatoria a la prensa realizada por la vicepresidenta Beatriz Argimón y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Lema, para anunciar una batería de medidas frente al avance del Covid-19 en Uruguay.

La principal resolución es la postergación del anunciado proyecto de ley de urgente consideración, que el presidente Luis Lacalle Pou iba a enviar este lunes al Parlamento. No hay una fecha nueva para eso: el proyecto de Lacalle -con el que pretendía dar un fuerte impulso al arranque de su gestión- deberá esperar por decisión del propio presidente.

Podrán pasar días, semanas o meses, todo dependerá de la evolución del virus en Uruguay. “Hay que hacer un monitoreo en tiempo real” para ver cuándo se envía el proyecto, dijo Lema a El País. Argimón indicó que el presidente quiere que el tratamiento de la ley incluya entrevistas con “todos aquellos que quieran ir al Parlamento a trasladar sus preocupaciones o propuestas”. Porque la ley tiene plazos concretos (ambas cámaras disponen de 45 días para tratar el proyecto, a lo que se suman otros 15 días en caso que se introduzcan cambios y 15 días más si interviene la Asamblea General) y las comisiones recibirán a muchas delegaciones. Eso, en un contexto donde se prioriza el aislamiento, sería negativo.

Además, desde este miércoles se prohibirán las visitas al Palacio y los funcionarios deberán cumplir funciones en régimen de turnos en un horario único de seis horas diarias entre las 11 y las 17. La población de riesgo (mayores de 60 años, portadores de enfermedades respiratorias crónicas, enfermos cardíacos, inmunodeprimidos, pacientes oncológicos, enfermos renales crónicos y embarazadas) no debe ir a prestar funciones, según se informó. Tampoco pacientes con síntomas respiratorios sin diagnóstico y personas en cuarentena provenientes del exterior. El único ingreso habilitado será por General Flores en el edificio principal.

“El Parlamento va a seguir funcionado”, explicó Argimón y habrá sesiones del Senado y Diputados. “Pero vamos a estar trabajando con lo mínimo indispensable para llevar adelante la tarea legislativa”, afirmó la vice. En ese sentido, Argimón dijo que se realizará teletrabajo en aquellas oficinas donde sea posible. Además, intentarán realizar “sesiones virtuales” y la prueba sería mañana miércoles, cuando la comisión de Salud reciba al ministro de Salud Pública.

¿Hacer sesiones al aire libre sería una locura? “Bueno, nosotros no nos cerramos a nada”, respondió Argimón y se rió un poco.

La junta de Montevideo suspendió actividades

La Junta Departamental de Montevideo resolvió eliminar prácticamente todo el funcionamiento presencial durante los próximos 15 días, salvo que el gobierno nacional disponga alguna medida adicional que pueda ampliar o reducir ese plazo.

En este sentido, quedaron suspendidas desde ayer las sesiones ordinarias y todas las comisiones asesoras. También se cancelaron las actividades con asistencia de público, como ser eventos, homenajes o foros.

Del mismo modo, el legislativo departamental anunció que establecerá un sistema de trabajo a distancia para sus funcionarios y que restringirá la modalidad presencial para las “tareas imprescindibles” o para cuando “la situación lo amerite”.

Por último, la Junta exhortó a la población a realizar las consultas que sean necesarias vía correo electrónico, teléfono o redes sociales (facebook y twitter).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados