EL AVANCE DEL CORONAVIRUS

Parte del GACH sugirió que se restrinja la movilidad; preocupa regreso de veraneantes

Según tres participantes de la reunión de ayer, hay consenso entre los científicos de que el escenario epidemiológico actual es peor que el de diciembre.

Esta sábado pasaron más de 15 mil vehículos por el peaje de Pando. Foto: Ricardo Figueredo
Esta sábado pasaron más de 15 mil vehículos por el peaje de Pando. Foto: Ricardo Figueredo

En la tardecita de ayer el Grupo Asesor Científico Honorario hizo una puesta a punto en pleno, durante más de tres horas, sobre la marcha de los equipos técnicos y discutió sobre cómo se posiciona frente algunos discursos de los gobernantes. Aunque no se trató de una reunión fuera de lo habitual en un grupo de científicos, el encuentro adquirió otro calibre tras conocerse la carta de renuncia de uno de sus integrantes, el neonatólogo Daniel Borbonet.

Según tres participantes de la reunión de ayer, hay consenso entre los científicos de que el escenario epidemiológico actual es peor que el de diciembre. Incluso cuando en los últimos cinco días haya habido una caída en la ocupación de camas de CTI y pese a que Uruguay haya salido -al menos temporalmente- de la zona de riesgo rojo en la clasificación de la Universidad de Harvard.

En ese sentido, los científicos estuvieron especialmente preocupados por el retorno de los veraneantes luego de sus licencias y la vuelta a la movilidad en los volúmenes de comienzos de diciembre.

El equipo “social”, ese nuevo eslabón que analiza el comportamiento ciudadano, presentó un comparativo de distintos países y demostró que en aquellos lugares que se excede el 5% de test positivos diarios sobre el total de exámenes realizados, la única manera de retomar el control epidemiológico es con una restricción de la movilidad.

Eso no significaría un encierro en los hogares, sino el desestímulo de las actividades menos esenciales y que generan más movilidad y exposición al virus. No obstante, los científicos coincidieron que la toma de decisión política sobre medidas de este tenor debería considerar el grado de vulnerabilidad de la población a la que se perjudica económicamente.

Los científicos, muchos de ellos de vacaciones por tratarse de la época de receso universitario pero que igual siguen ofreciendo su tiempo al asesoramiento honorario, han planteado la necesidad de dejar en claro las diferencias entre las medidas que se recomiendan o analizan, de aquella que, finalmente, adopta el gobierno.

La extensión del horario de cierre de bares, por ejemplo, fue una discusión político que no pasó por los científicos. Sin embargo, algunos integrantes del GACH sintieron como que se “usaba” el nombre de los científicos para justificar una decisión que es política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados