ELECCIONES MUNICIPALES

Oposición apunta a un candidato único para la Intendencia de Montevideo

El nombre de Gerardo Sotelo apareció entre conversaciones de dirigentes colorados y blancos con altas chances para salir a candidatearse a la IMM.

Gerardo Sotelo y Pablo Mieres. Foto: Darwin Borrelli
En el gobierno electo están convencidos que la coalición multicolor debe reeditarse en la capital para tener chances. Foto: Darwin Borrelli

Saben que las chances de triunfar en Montevideo son muy bajas. Que la capital del Uruguay es desde 1990 dominio del Frente Amplio. Y saben también que la ingeniería electoral para que toda la oposición se una en un acuerdo reduce muchísimo la oferta de candidatos. Por eso blancos, colorados, cabildantes, independientes y el Partido de la Gente piensan en presentarse a la elección departamental de Montevideo con un candidato único.

Es que de esa forma entienden que se pueden optimizar recursos y fuerza. Pero la selección de la figura que salga a correr la carrera en la capital contra el Frente Amplio no es sencilla. La lista de requisitos es significativa.

En primer lugar tiene que ser un nombre que no genere resistencia en ninguno de los aliados políticos de la “coalición montevideana”. No puede haberse postulado en las elecciones internas por los lemas Partido Nacional, Partido Colorado, Cabildo Abierto, u otro que no sea el seleccionado para postularse en conjunto.

La intención es salir a competir con el lema Partido Independiente, como paraguas global, ya que en la pasada elección interna el lema Partido de la Concertación no alcanzó los 500 votos necesarios para ser utilizado en mayo.

Pero por sobre todo debe ser una figura conocida por la opinión pública, que tenga interés en competir, y que reúna las ganas de presentar un proyecto ambicioso y seductor para pelear por la Intendencia Municipal de Montevideo.

Así apareció el nombre de Gerardo Sotelo, entre conversaciones de dirigentes colorados y blancos con altas chances para salir a candidatearse a la Intendencia capitalina.

Sebastián Bauzá.

Un año atrás, cuando Luis Lacalle Pou aún era precandidato a la Presidencia reunió a su militancia y dirigencia en La Paloma, Rocha para dar el puntapié electoral del 2019. En ese encuentro presentó la incorporación a su sector político “Todos” de Sebastián Bauzá.

El expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) dijo que se metía en la política para darle una mano a Lacalle Pou convencido que era tiempo de aportar en ese ámbito al interés nacional.

Pero lo cierto que en la cabeza del líder blanco estaba “foguear” a Bauzá para sacarlo a correr por la Intendencia Municipal de Montevideo. La historia mostró que Lacalle Pou ganó la elección, cortó la hegemonía de 15 años de gobiernos frenteamplistas, pero la coalición de izquierda se mantuvo fuerte en su caudal electoral en la capital.

Sebastián Bauzá se reunió este jueves con el presidente electo en la sede de Todos. Foto: Leonardo Mainé
Sebastián Bauzá se reúne con el presidente electo en la sede de Todos. Foto: Leonardo Mainé (Archivo)

Y el interés de Bauzá en asumir una candidatura en Montevideo se dispersó. A tal punto que anunció a los medios que no estaba dispuesto aceptar la postulación.

De todos modos hasta ayer a la noche los blancos insistían con los contactos en una última “cumbre” para tratar de convencer al exdirigente del fútbol de asumir el desafío.

Sin embargo ante la falta de una respuesta positiva, algunos dirigentes colorados y blancos sondearon la posibilidad de impulsar al periodista Gerardo Sotelo como candidato único de toda la oposición que se unió en el acuerdo denominado como “multicolor”.

Su nombre ya había sido manejado dentro del Partido Independiente. En los colorados, su líder Ernesto Talvi, entendían que el abogado Andrés Ojeda, era la mejor opción que el partido tenía para presentarle a la ciudadanía como una figura de renovación.

A pesar de eso las charlas informales entre dirigentes de Ciudadanos -grupo que comanda Talvi- avanzaron sobre la línea de la candidatura única para salir a pelear con una señal de unidad y fortaleza. En ese análisis el nombre de Sotelo es de aprobación en sectores colorados.

Entre los blancos la idea también había sido bien recibida por algunos grupos políticos, pero esperaban los resultados de los últimos contactos para tomar una definición final. De todos modos, lo que se presenta como más probable -independientemente del nombre- es la intención de salir a pelearle con candidato único la Intendencia de Montevideo al Frente Amplio.

El plazo final para presentar los postulantes a las departamentales es el 8 de febrero. Las negociaciones se completarán en los próximos días, ya que esperan por el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, que retomará sus actividades en estos días para resolver en conjunto con los integrantes de la coalición.

Carlos Moreira no la tiene fácil en los blancos

Carlos Moreira quiere ir por la reelección en Colonia. El dirigente blanco prepara todo para salir a pelear la Intendencia, publicó El Observador. Sin embargo su renuncia al Partido nacional producto del escándalo que se generó al difundirse audios en el que parecía ofrecer sexo a cambio de pasantías en la comuna, le pone un obstáculo a la nueva postulación. El caso explotó en el final de la campaña para la nacional de octubre, y afectó a los blancos que lograron desprenderse de Moreira. Beatriz Argimón y Jorge Larrañaga mostraron un rol claro en denunciar el hecho y buscar una solución por lo inadmisible. Moreira fue expulsado de su sector, Alianza Nacional, y luego renunció al partido. Ahora busca volver. Pero tres fuentes blancas dijeron a El País que su candidatura debe ser aprobada por el directorio blanco en el cual no habría voluntad de habilitarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)