ELECCIONES 2019

Mujica marca la cancha a Martínez y el FA baja el perfil de la polémica

"Ningún presidente puede hacer un carajo si no tiene una fuerza política que lo respalde en todas las esquinas y lugares”, dijo Mujica tras los dichos de Martínez en el debate del miércoles.

Mujica y Martínez tras la conferencia donde el candidato presentó parte de su eventual gabinete. Foto: Fernando Ponzetto
Mujica y Martínez tras la conferencia donde el candidato presentó parte de su eventual gabinete. Foto: Fernando Ponzetto

José Mujica disparó con todo en medio de la campaña de Daniel Martínez, al afirmar que “un presidente solo es un palo vestido” y “no es un Dios” y lo que vale es el Frente Amplio. El mensaje cayó como un baldazo de agua fría y sonó a un “ajuste de cuentas” por los dichos del candidato en el debate sobre el programa de gobierno.

Martínez había asegurado que el programa constituye un conjunto de “recomendaciones”, pero el que gobierna es el presidente. Sus palabras no pasaron inadvertidas para el expresidente, que lo criticó por el excesivo personalismo. Una semana antes, Martínez también había señalado que no iba a esperar por la Mesa Política o el Secretariado para gobernar.

“No me gustan estas discusiones, como las de anoche, porque se tiende a personalizar parece que estamos eligiendo un rey, un monarca y no un presidente”, aseguró Mujica. A eso agregó que “en definitiva ningún presidente puede hacer un carajo si no tiene una fuerza política que lo respalde en todas las esquinas y lugares”.

Además, Mujica no pidió votar a Martínez de forma directa: “Queridos compañeros, les pido que hagan lo que puedan y hablen con la gente con un espíritu abierto. No es hora de reproches, es hora de que el pueblo uruguayo tome la decisión y sea consciente de la decisión que toma. Pero cualquiera sea la decisión, el pueblo uruguayo merece el más sano de los respetos”.

Dentro del Frente Amplio hay diferentes interpretaciones de lo sucedido. Fuentes consultadas por El País indicaron que los dichos de Mujica se asemejan a un “ajuste de cuentas” de una campaña electoral que no viene saliendo de acuerdo a lo esperado. Esto, porque en un inicio el candidato no pidió consejos a ninguno de los líderes, pero tras una votación del 40% acudió tanto a Mujica como al presidente Tabaré Vázquez y al ministro Danilo Astori.

Los desencuentros entre Mujica y Martínez no son nuevos. El Movimiento de Participación Popular (MPP) le frenó en el 2009 la candidatura a la Intendencia. Luego Martínez declinó ser ministro de Industria de Mujica y cuando fue intendente no otorgó cuota política dentro del gabinete al sector. Hace pocas semanas, el intendente de Canelones Yamandú Orsi (MPP) fue nombrado como jefe de campaña del candidato. Ayer, en Lavalleja, Martínez dijo respetar las declaraciones de Mujica, pero insistió en que la gente “está votando personas” aunque “por supuesto hay proyectos atrás”.

Relativizar lo sucedido.

En el Frente Amplio salieron a relativizar tanto los dichos de Mujica, como los de Martínez y aseguraron que siempre se gobierna con el programa. “Mujica pone los puntos en claro. Desde luego que el presidente manda y tiene un partido político detrás. Los programas son las orientaciones de gobierno, no hay contradicción”, aseguró el presidente del Frente Javier Miranda en entrevista con radio Universal.

El senador electo por la Vertiente Artiguista Enrique Rubio dijo a El País que el problema “es que hay una confusión entre lo que es el programa y el plan de gobierno”. Según dijo, “en el telegrama de un debate” estas cosas son difíciles de explicar, “pero no creo que esté en la concepción de Daniel Martínez nada que tenga que ver con gobernar sin la fuerza política”.

El vicepresidente del Frente Amplio y diputado de Asamblea Uruguay José Carlos Mahía dijo a El País que “el programa es la orientación y el plan de gobierno es la aplicación”. “Entiendo que el sentido de la frase fue ese y no desprenderse de su fuerza política”, acotó.

En el semanario El Popular, el secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, hizo varias consideraciones con respecto al programa. “Tenemos que defender este proyecto político, que no es perfecto y tiene que prestar oído y mejorar, pero la única forma de mejorarlo es con el programa del Frente Amplio”, indicó. A eso agregó que el programa fue “elaborado por el colectivo de militantes convocado el año pasado y aprobado por unanimidad o amplísima mayoría”.

“Seguiré siendo feliz gane o pierda”

En los últimos días de la campaña, Daniel Martínez concentra sus energías en tratar de mostrarse como un trabajador de toda la vida con experiencia de gestión, en contraposición a su contrincante Luis Lacalle Pou.

“Todo el mundo tiene la libertad de votar a una persona que no haya tenido nunca gestión de nada y no haya trabajado nunca nada más que en política. Porque puede ser muy bueno, excelente, yo no digo que no. Simplemente mucha gente no sabe la trayectoria y lo que mi vida ha sido”, aseguró el candidato oficialista en una conferencia de prensa ayer en Lavalleja.

Martínez dijo que considera que Lacalle Pou está “muy nervioso”. “Es como querer imponer de forma obsesiva y hasta agresiva y calificando, bueno, me trató de mentiroso”, dijo en referencia a los dichos del candidato blanco de que el Frente Amplio, de llegar al poder, subirá los impuestos.

“Es como una obsesión. Él quiere meter en la cabeza que nosotros vamos a subir los impuestos. Y lo hemos dicho. Hay un impuesto que lo vamos a subir, pero que afecta al cero coma no sé cuánto por ciento de los uruguayos, que son las herencias más grandes. Eso está en el programa y yo estoy de acuerdo”, remató Martínez.

¿Y después soy yo el que genero la grieta o el agresivo?, preguntó. “Ah, pará, me parece que no es así. Yo estoy tranquilo simplemente disfruto lo que hago soy un hombre feliz y voy a seguir siendo un hombre feliz gane o pierda. Y voy a dejar todo en la cancha ocupando el lugar que me toque ocupar”, concluyó el candidato. Hoy seguirá su gira por Treinta y Tres y Rocha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)