EL GOBIERNO QUE VIENE

Guido Manini Ríos: “Terminar el delito de un día para otro es una utopía”

Pasó de comandar el Ejército a candidatearse por un nuevo partido político. Formó una bancada, se hizo un lugar en la coalición y se propone marcar un perfil con iniciativas propias.

Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli
Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli

Pasó de comandar el Ejército a candidatearse por un nuevo partido político. Formó una bancada, se hizo un lugar en la coalición y se propone marcar un perfil con iniciativas propias.

Guido Manini Ríos va contra la venta de marihuana en farmacias, anuncia la aplicación a rajatabla de la ley de aborto y propone darles cursos formativos a los jóvenes que no estudian ni trabajan. Espera que los primeros resultados en materia de seguridad pública se perciban dentro de un año. Confirmó que pedirá su desafuero ante la Cámara de Senadores y que el presupuesto debería incluir inversiones para las Fuerzas Armadas que permitan proteger el suelo y el mar territorial.

-Toda una vida dando y recibiendo órdenes. ¿Qué cambió en su vida? ¿Ya cambió el chip?

-Toda la vida hemos estado cambiando de actividades. Cuando uno accede a determinadas jerarquías hay que estar en lugares muy variados; tuve que cambiar el chip varias veces. Estuve en la oficina de planeamiento y presupuesto del Ejército, un lugar donde se manejan rubros y se trabaja con contadores. Al poco tiempo era comandante de Infantería en una brigada en el interior, tres departamentos del este del país, con todas las responsabilidades que ello implica. Hubo grandes inundaciones, incendios. De ahí fui como director del Hospital Militar. Otra vez a cambiar el chip. Después estuve en Sanidad Militar, en total seis años en la salud. Más de cien mil usuarios. Luego fui comandante del Ejército. El chip siempre lo cambiamos, pero este es un cambio grande. Cambia el escenario. Lo que prima siempre es la responsabilidad y el sentido común.

-Como político tiene que conectar con las necesidades de la gente. ¿Cree que la seguridad es la principal preocupación?

-Sí, lo dicen las encuestadoras. Es, por lejos, la principal preocupación de la gente. No importa a quién votaron. Después viene el empleo y la corrupción, pero muy atrás. Hay gente que puede contratar su guardia privada, rejas o alarmas, pero el problema es para los más frágiles. No tienen forma de suplir la omisión del Estado. Tienen que convivir con el problema de manera permanente.

-¿Cuándo se termina el recreo? ¿Para cuándo espera resultados?

-Todos quisiéramos que esto se termine en los primeros días de marzo pero sabemos que son procesos que no son de un día para otro. Es un proceso de tiempo, meses, tal vez en un año vamos a percibir claramente que cambió la situación. Hay muchísimas cosas para hacer. En la seguridad influye mucho lo cultural. Se han ido perdiendo determinados límites y valores a lo largo de los años. Hay sectores de la población que conviven en el mundo del delito diariamente, sus familias han estado en el delito. Terminar con esta realidad de un día para el otro es una utopía, no es real. Sí hay que enviar señales claras desde el primer día de que cambia el viento. Ahora se va a pagar por el delito. Esa percepción tiene que sentirse en todas partes. Más del 90% de los delitos queda sin sanción. Lo saben todos, también los delincuentes.

-¿Son suficientes las medidas propuestas por el presidente electo, Luis Lacalle Pou, y su equipo en la ley de urgente consideración con respecto a la política de seguridad?

-Puede haber algunas más. Se trata de medidas que van en la dirección correcta. Se le da el respaldo que merece y necesita la institución policial para actuar con eficacia y eficiencia. Creo que es un inicio. Faltan algunas cosas que se irán agregando en la medida que pase el tiempo.

El presidente electo Luis Lacalle Pou se reunió esta semana con sus socios de la coalición a quienes presentó el anteproyecto de ley de urgente consideración. Foto: Leonardo Mainé
Luis Lacalle Pou presentó a sus socios de la coalición el anteproyecto de ley de urgente consideración. Foto: Leonardo Mainé (Archivo)

-¿Qué le falta?

-Hicimos algunas propuestas, por ejemplo en el tema carcelario, el trabajo de los presos, la cárcel de alta seguridad para tener en régimen de aislamiento diferente a los pesos pesados del delito. Hay que evitar que se pudra el cajón en las demás cárceles. Tenemos algunas que no habrá más remedios que aplicarlas en el correr del tiempo. Todo esto tiene que ir acompañado de otras medidas que no solo pasan por la represión. En nuestro programa proponemos la atención de una porción de jóvenes que están fuera del circuito, no estudian ni trabajan, tienen la noche en la vuelta. Se trata de jóvenes cuya única posibilidad es integrarse a alguna de las bandas delictivas que están en su zona. Hay que darles oportunidades, son miles de jóvenes. Ya no están en edad de estudiar ni tienen habilidades para que los contraten.

-¿En qué está pensando?

-Son cursos de varios meses a los que nosotros les llamamos voluntariado de protección civil, utilizando los medios que el Estado dispone. Se refiere al enfrentamiento de las grandes emergencias como incendios, incendios o tragedias como la de Dolores o las inundaciones de 2016. Situaciones que por su magnitud pueden sobrepasar a los recursos con que hoy se dispone para enfrentar las catástrofes. Preparar a una porción de la población a manejar cosas elementales como los primeros auxilios o actuar coordinados es importante. No es militarizarlos, aunque a veces se confunde. Es dar una instrucción para que disciplinadamente puedan enfrentar algunas catástrofes. Además, se le podría dar introducción a oficios. Hoy podrían ir a la UTU pero no van. Están en la esquina con una caja de vino esperando no se sabe qué. Podría haber un pequeño pago junto a la comida y un lugar para pernoctar. Es para darles una herramienta. Lo vamos a proponer como una ley independiente.

-¿Sigue pensando en eliminar la ley del cannabis?

-Sí, no sé si tendremos las mayorías necesarias. Lo vamos a proponer en una ley sobre varios temas de salud. Entendemos que es nociva para los uruguayos esa habilitación legal. Se baja la percepción del daño que realmente hace. Cualquier médico especializado puede dar fe de que eso produce un daño irreversible en quienes lo consumen, sobre todo antes de los 18 años, está comprobado. Al estar legalizado por el Estado se ven círculos de gente fumando en la vía pública. Antes de su legalización había más recato, menos ostentación de todo eso. Había menos riesgo de que se difunda el hábito. Es alarmante la cantidad de gente que fuma marihuana. El objetivo era sacarle el mercado a los narcos y, por lo que estamos viendo, los narcos ni se inmutaron con este tipo de autorización.

-Se reunió con los sindicatos de la enseñanza. ¿Piensa frenar los cambios en la educación que incluye el borrador de la ley de urgente consideración?

-Sí, me comprometí a estudiarlos profundamente. Si amerita hacer cambios o sacar artículos que están en la ley, lo vamos a conversar con la gente de la coalición. No estamos condicionados a votar eso a tapas cerradas.

Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli
Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli

-¿Le gustaría tener un representante en el Codicen?

-Sí, todavía no están asignados los cargos pero tenemos gente muy capacitada y propuesta de nombres. Eso se va a resolver cuando se conformen los distintos consejos.

-No era esperable que usted se reuniera con los sindicatos de la enseñanza pública.

-No, a mí me piden audiencia y atiendo a todo el mundo. Escucho, eso es lo que apliqué toda la vida. Después podré coincidir o no. Fue muy fundamentado y sensato lo que me dijeron, ahora hay que ver todo el panorama. Esas propuestas obedecen a ciertas realidades.

-Se anunció la creación de un Ministerio de Medio Ambiente. ¿Cree que le quitará poder al actual Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente que le tocó a Cabildo?

-Ya estaba previsto desde la campaña electoral del Partido Nacional. Creo que le da un lugar preponderante al tema medio ambiente. El Mvotma va a tener una segregación pero es algo administrativo. Con Vivienda y Ordenamiento Territorial hay para divertirse, hay muchísimas cosas para hacer, mucha gente está esperando soluciones.

-Ahí va a tener que pelear por presupuesto.

-Sí, el éxito de un ministerio de este tipo, como otros, es el presupuesto. Se depende de Economía en gran medida.

Aplicarán la normativa de aborto en su totalidad

Una de las posiciones más firmes de Cabildo Abierto desde sus primeros documentos programáticos es su radical posición en contra del aborto. El Ministerio de Salud Pública, el organismo que regula esta práctica médica en el ámbito público y privado, es una de las dos carteras que el nuevo gobierno le adjudicó a Cabildo. Estará a cargo de Daniel Salinas. Por otro lado, el propio presidente electo anunció que no habrá cambios en la normativa sobre el aborto. Manini Ríos reconoció que se va a cumplir con la ley pero con algunos énfasis particulares.

“Creemos que el aborto es ponerle fin a la vida de un ser humano, lo hemos dicho en todos lados. Pero acá hay una normativa vigente y nosotros actuamos en un sistema democrático y lo respetamos. La norma se va a cumplir enteramente. Hay instancias de esa ley que no siempre se han aplicado todavía. Nosotros la vamos a aplicar. Sin apartarnos una coma de la ley, tiene que actuar el equipo multidisciplinario que tiene que cumplir determinadas instancias con la madre antes de llegar a ese paso tan traumático”, señaló.

“Trabajo en los barrios con las banderas de Cabildo”
Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli

Desde la campaña electoral el líder de Cabildo, Guido Manini Ríos, y el excandidato colorado, Ernesto Talvi, vienen cruzando balas. Sin embargo, están obligados a negociar mientras coincidan en la coalición. Antes de la elección de Laura Raffo como candidata a la Intendencia de Montevideo surgió el nombre de Gerardo Sotelo, quien luego se integró como suplente. En ese marco Manini Ríos ofreció su nombre y luego Talvi hizo lo mismo. Durante varios días se respiró aire viciado entre los socios. La aparición de Raffo aplacó los ánimos.

“No hubo ningún problema con eso, él estaba en todo su derecho. Cuando Talvi dijo que podría ser candidato nosotros bajamos nuestra candidatura y lo apoyamos. Después él también dijo que no y volvimos al principio. Desde el primer día dijimos que apoyábamos a un candidato común en el Partido Independiente. Apoyamos el nombre de Sebastián Bauzá. Después él mismo se bajó y aparecieron otros nombres. Se presentaron más nombres y propusimos al líder de Cabildo Abierto para darle impulso a la candidatura y hacer el trabajo en barrios del norte y oeste de Montevideo. Fue una alternativa válida para que haya posibilidades el 10 de mayo en Montevideo”, dijo Manini.

Con respecto a Raffo señaló que “la candidata elegida es excelente y nos alineamos detrás de ella”. Consultado sobre si la ve con posibilidades de ganar la elección, el excomandante del Ejército indicó que “tiene todas las condiciones para ganar”.

“No se puede desconocer la fortaleza electoral que tiene el Frente Amplio en Montevideo. En un momento de retroceso, en octubre el Frente llegó al 39% en todo el país y en Montevideo pasó largo el 40%. Decirle que Raffo va a ganar, dependería de que la campaña sea impecable, cero falta y que los cinco partidos colaboren en su candidatura. Si se suman sus votos de octubre no se está tan lejos de lo que votó el Frente Amplio. Hay un sentimiento de muchos votantes del Frente que quieren cambiar muchas cosas de la ciudad. Después de 30 años del mismo partido gobernando, mucha gente quiere el cambio. Canalizar esas voluntades es lo que va a marcar la real posibilidad. No apostaría que va a ganar pero tiene todas las posibilidades para hacerlo”, dijo Manini.

El líder de Cabildo anunció que van a presentar candidatos a alcalde en la periferia de Montevideo. “Vamos a hacer un trabajo intenso en esos barrios con las banderas de Cabildo”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados