EDUCACIÓN

Maestros piden que cambios educativos vayan fuera de la ley de urgencia

Piden que “haya tiempo para debatir, para incorporar ideas, porque nada de lo planteado en la educación es tan urgente como para que se cierre en 60 días y sin otras voces”.

Manini Ríos quiere introducir cambios en materia de seguridad. Foto: Leonardo Mainé
La Federación Uruguaya de Magisterio le transmitió el mensaje a Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé

Uno de cada siete artículos del anteproyecto de ley de urgente consideración corresponde a modificaciones en la educación. El “elevado” número de asuntos y, sobre todo, el contenido “que afecta la manera de trabajo” de maestros llamó la atención de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM). Y así se lo hicieron saber ayer a uno de los integrantes de la coalición, Guido Manini Ríos.

“Un gobierno electo tiene la legitimidad de hacer cambios, pero para la educación este no es el procedimiento adecuado”. Este fue el mensaje que Gabriela Arbeleche, integrante del secretariado ejecutivo de la Federación, le transmitió a Manini Ríos.

Los sindicalistas pidieron que “haya tiempo para debatir, para incorporar ideas, porque nada de lo planteado en la educación es tan urgente como para que se cierre en 60 días y sin otras voces”.

El líder de Cabildo Abierto se comprometió a “trasladarle el mensaje” al presidente electo, Luis Lacalle Pou, quien pidió que todas las modificaciones al articulado estén zanjadas antes de que acabe febrero, con la intención de que el proyecto ingrese al Parlamento ni bien asuma el nuevo Ejecutivo.

A diferencia de otros sindicatos de la enseñanza, en el caso de los maestros más del 80% está afiliado. En este sentido, Arbeleche advirtió que los cambios en el estatuto docente que se plantean “podrían generar caos” porque “convivirían docentes con criterios laborales diferentes”.

La FUM le planteó a Manini Ríos que la organización “defiende la titulación docente y el ascenso por concursos y que eso no se ve reflejado en las intenciones de la ley de urgente consideración”. Según Arbeleche, el cabildante coincidió en esa manera de ascenso y elección de cargos.

La FUM tendrá mañana su primera sesión del Secretariado Ejecutivo. El tema por excelencia será la discusión de la ley de urgente consideración. Pero, “para ir adelantando tiempo, se estableció contacto con todos los líderes de la coalición y Manini Ríos respondió enseguida”.

De hecho a los sindicalistas les “sorprendió” la rapidez de la respuesta, lo que los dejó descolocados y tuvieron que convocar de apuro a los representantes de todos los sectores que integran la FUM. “La estrategia”, explicó Arbeleche, “es priorizar el diálogo con todos los actores”.

Una de las corrientes del sindicato de profesores de Montevideo, en cambio, evalúa comenzar las clases con ocupaciones y, por tanto, ha elevado la postura para que sea considerada por el resto de los sectores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados