MEDIDAS

Gobierno suspende clases en todo el país durante dos semanas por coronavirus

La medida abarca todos los niveles y el sector público y privado. También se asegura la provisión de la comida necesaria para los alumnos que se alimentan en los centros educativos.

Miguel Asqueta, Rodrigo Ferrés, Álvaro Delgado y Daniel Salinas. Foto: Presidencia.
Miguel Asqueta, Rodrigo Ferrés, Álvaro Delgado y Daniel Salinas. Foto: Presidencia.

Un día después de que se decretase la “emergencia sanitaria” por el avance del coronavirus en Uruguay, el Poder Ejecutivo resolvió la suspensión de las clases. La medida corre para la educación pública y privada, en todos los niveles, y por, al menos, dos semanas.

Uruguay es el país, de los 137 que han reportado población infectada, que más prontamente adoptó la suspensión de las clases. De hecho aconteció un día después de haberse detectado los cuatro primeros casos (dos en Salto y dos en Montevideo) y el mismo día en que se confirmaron otros dos, ambos en la capital.

La cifra podría aumentar en las próximas horas porque el director general de la Salud, Miguel Asqueta, dijo que hay “unos 20 o 25 casos a estudio”. La sanidad informará hoy sobre el avance de estos diagnósticos y comunicará nuevas medidas, las que se suman a la suspensión de clases.

“Estas no son vacaciones, es una medida preventiva de primer orden; hemos ido mucho más allá de lo que han ido otros países, y el período coincide con el de incubación del virus”, dijo el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, tras un cónclave del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales.

Más de 250.000 niños uruguayos comen en las escuelas públicas del país. De ahí que la postura que adoptó el gobierno haya sido de “asegurar la alimentación”. Los maestros y funcionarios no tendrán que concurrir a los centros educativos, “salvo aquellos que participan en la distribución de comida” y que repartirán el alimento en las instituciones “para que cada uno se lo lleve a su domicilio”, explicó Gonzalo Baroni, director nacional de Educación.

La alimentación será garantizada también a quienes asisten a los centros CAIF u otras dependencias públicas a las que concurran menores de edad y esté incluida esta prestación.

Los niños y adolescentes son menos del 2% de todos los contagios informados en el mundo. Solo un menor de diez años fue hospitalizado en cuidados intensivos (en China) y no se han reportado fallecimientos en menores de 15 años. Pero “los niños pueden ser asintomáticos y estar repartiendo el virus a sus contactos”, explicó el pediatra e infectólogo Álvaro Galiana. Por eso la postura de bajar las cortinas de los centros educativos.

Efecto cascada

Unas horas antes de que el presidente Luis Lacalle Pou declarase la emergencia sanitaria, el viernes, la Universidad de la República había determinado la suspensión de sus clases y congresos.

Ni bien el Poder Ejecutivo decretó que las inasistencias a clase no serían tenidas en cuenta a efectos administrativos, el mismo viernes, las universidades privadas siguieron el mismo camino que la pública.

En la mañana de ayer, las suspensiones de clases se extendieron a los colegios privados del barrio Carrasco. Sucede que varios padres y niños de esos institutos habían asistido al casamiento con 500 invitados al que había ido una señora contagiada que había viajado a Milán.

Más tarde se sumaron otros privados. Pero la ANEP había optado por “no suspender” los cursos hasta que las autoridades sanitarias indicasen lo contrario. Y eso fue lo que ocurrió un rato después: el presidente del Codicen, Wilson Netto, se reunió con su sucesor Robert Silva y el ministro de Educación, Pablo da Silveira; este último les informó de la medida que el Poder Ejecutivo confirmó en la nochecita.

Más medidas

El Ministerio de Salud Pública anunció que todos los días al final del día hará un informe de la situación y dispondrá de un call center para que se pueda consultar al respecto del coronavirus. El teléfono a llamar es el 0800-1919.

La cartera, a su vez, trabaja en la comunicación “activa” con aquellas personas que han estado en contacto con los seis casos de uruguayos infectados. A raíz de los dos pacientes del departamento de Salto hay “un poco más de 200 contactos” que están en cuarentena, “la mayoría asintomáticos”, explicó el ministro de Salud Pública Daniel Salinas.

Las autoridades sanitarias accedieron al registro de 2.586 personas que viajaron y pasaron por el aeropuerto de Carrasco y de ellos detectaron “521 individuos que provenían de zonas de riesgo” (China, Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán, Italia, Francia, España y Alemania). Salinas dijo que a estas personas se les hará un “seguimiento dinámico” y mediante Antel se les enviará un SMS “para que todas las personas que hayan estado en zonas de riesgo sepan cuál es la conducta que tienen que adoptar”.

La Universidad de la República puso su laboratorio de virología al servicio del Ministerio de Salud y ya trabaja en la colaboración de detección de nuevos casos.

Ocurre que en esta etapa del virus en el país, los científicos necesitan calcular cómo se comporta el brote y cuál es su velocidad de contagio. Ayer, por ejemplo, de los 18 casos a estudio hubo dos que dieron positivo.

Los seis pacientes “se encuentran en estado estable” y de ellos “cinco están en domicilio y uno está internado a nivel sanatorial”, dijo Salinas.

El ministro descartó la posibilidad de que se cierren la fronteras dado que ni Argentina y Brasil son considerados de riesgo. Además, dado que los casos son en Salto y Montevideo “hay que desterrar la idea instalada de un cierre departamental de fronteras (...) no podríamos cerrar Montevideo y Salto y así con los casos que podrán venir”.

Eso sí: el gobierno tiene bajo análisis una iniciativa de privados que proponen cerrar la terminal aérea a vuelos provenientes de Europa y Estados Unidos.

Por ahora el Ejecutivo no se ha expedido. En la tarde de ayer se impidió el atraque de un crucero en el puerto de Montevideo en el que viajan cientos de turistas provenientes de países donde el coronavirus se ha extendido. Lo mismo había sucedido el viernes en el puerto de Punta del Este.

Las autoridades portuarias permitieron que el buque se aprovisionase de combustible y otros insumos, pero no autorizaron el descenso de sus pasajeros en territorio uruguayo.

Sin urgencia

El Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) sugirió la reprogramación de todas las intervenciones quirúrgicas para destinar la mayor cantidad de recursos humanos de la salud al combate del coronavirus. Esto no corre para pacientes oncológicos, urgencias y emergencias.

Los integrantes de la entidad entienden que es pertinente designar todos los recursos humanos y económicos existentes, a la atención de la llegada de la pandemia del Covid-19 a Uruguay y ponerse a disposición de las autoridades sanitarias.

En esta misma línea de no saturar el sistema, la Cámara Uruguaya de Farmacias y Afines resolvió limitar la venta de alcohol en gel, tapabocas y vitamina C. Cada persona puede llevar hasta dos unidades. “Esto es dinámico, y se pueden agregar más productos si hay faltantes. Por el momento, sigue entrando producto y vamos reponiendo a sucursales, pero se agota lo que ponemos”, dijo Martín Sorrosal gerente de Farmashop a El País.

Algunos supermercados de Montevideo también limitaron la compra de productos de limpieza. En las góndolas de este tipo de artículos se observan letreros que rezan: “seis unidades del mismo producto por persona”.

El objetivo es que haya abastecimiento para toda la población y evitar lo que sucedió en Italia y España esta semana.

La demanda ha alcanzado también a las emergencias móviles. Las mismas están presentando tiempos de espera en promedio de cuatro horas y algunas advierten que pueden llegar a seis horas.

Una demora de seis horas ante síntomas de resfriado común o gripe “es normal para las unidades de emergencia móvil”, indicó a El País Blauco Rodríguez, presidente del Colegio Médico del Uruguay y especialista en medicina de emergencia.

Las unidades de emergencia móvil están para atender “clave 1 y 2”, indicó el especialista. Es decir, urgencia y emergencia. El resfriado y los síntomas de gripe (tos, fiebre, malestar) no constituyen una amenaza a la vida de forma inmediata, por lo que el sistema les dará prioridad a los pacientes cuya vida sí esté en riesgo.

El médico indicó que si bien todavía estamos en verano, es comprensible un aumento de la demanda dada la situación sanitaria del país.

Dentro de las medidas adoptadas ayer por el Ministerio de Salud está la “complementación privado-pública”. En ese sentido, dijo el ministro Salinas: “Haremos realidad la verdadera integración del Sistema Nacional de Salud, no va a quedar nadie que no tenga la debida asistencia en domicilio, más allá de que su prestador pueda no tenerla”.

La Justicia

A partir de mañana lunes “se adoptarán medidas que ubican al Poder Judicial en situación de feria”, tuiteó la presidenta de la Suprema Corte de Justicia, Bernadette Minvielle.

El Fiscal General de la Nación, Jorge Díaz, dijo que también mañana adoptará las “medidas de prevención pertinentes” en la Fiscalía.

El Ministerio del Interior usó la red social para informar que “las visitas a personas privadas de libertad se mantienen en todo el país, priorizando el ingreso de familiares directos”.

La cartera les solicitó a los funcionarios carcelarios y a los familiares de internos a “extremar cuidados”.

La Policía cumplirá por estos días, junto a las Intendencias, el rol fiscalizador por la cancelación de espectáculos y eventos públicos. De hecho el jefe policial de San José, Orestes Leles Da Silva, comunicó que sus subordinados fiscalizarán de “inmediato” el cumplimiento de la suspensión “de espectáculos públicos y/o reuniones de esa índole”. Le exhortó a la población a colaborar y ser responsables para “evitar males mayores”.

En aislamiento

Una de las primeras medidas que adoptó el Ejecutivo, el viernes mismo, había sido la suspensión de los espectáculos públicos.

Desde ayer, la medida comenzó a ampliarse a las visitas a museos, bibliotecas y centros culturales.

Los museos bajo la Dirección Nacional de Cultura permanecerán cerrados hasta el 12 de abril. Los cines y teatros adoptaron la misma medida por tiempo indeterminado.

En el caso de los cuerpos del Sodre, se cancelaron los ensayos y la llegada de maestros del extranjero; más allá de los espectáculos que ya habían sido suspendidos.

El Comité Departamental de Emergencias de la Intendencia de Montevideo comunicó que se suspenden las actividades de la Semana de la Criolla y las fiestas de San Patricio.

Se canceló la Semana de la Cerveza y múltiples intendencias están dando de baja todos los eventos públicos.

Hasta el momento no existe vacuna ni antiviral específico para el nuevo coronavirus (Covid-19). Por eso se ha recomendado el aislamiento social como una medida básica para contener la propagación del virus y apaciguar la carga sobre el sistema sanitario.

Si bien el 80% de los infectados cursan síntomas leves y de curación en su propio domicilio, el cuidado necesita ser a nivel de toda la comunidad y eso conlleva la recomendación de “restringir todas las actividades sociales”.

El ministro Salinas concluyó: “Frente a la adversidad los uruguayos nos agrandamos y esta (oportunidad) no va a ser diferente”.

La distancia, el lavado de las manos y la actualización

Cada día, el Ministerio de Salud hará un reporte del estado de avance del coronavirus en Uruguay. De hecho hoy mismo el ministro Daniel Salinas dará a conocer las 12 nuevas medidas que elevó al presidente de la República. Como se trata de un brote nuevo, la marcha es dinámica. Pero lo que no cambia, dijo el jerarca, es que el lavado de manos, la distancia social y el taparse al toser son la clave para prevenir una propagación mayor. Y esto es fundamental en la población de riesgo, como los hogares de ancianos.

EL DATO

Atención telefónica: 08001919

Es la línea telefónica que habilitó el gobierno para evacuar consultas sobre el coronavirus

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados