ALERTA POR COVID-19 EN LA FRONTERA

Gobierno extrema controles en Rivera y Melo por nuevos casos de coronavirus

La situación de la frontera seca con Brasil genera fuerte preocupación en el gobierno. Lacalle Pou y el ministro García volvieron a Rivera para supervisar personalmente los operativos de prevención.

Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron puestos de control en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron puestos de control en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez

Ayer se sumaron otros dos casos de COVID-19 en Rivera, vinculados a personas a las que ya se les había diagnosticado el virus. Pero además, se localizó un primer caso en la ciudad de Melo, en Cerro Largo. Se trata de un joven de 18 años, y a partir de seguir el “hilo epidemiológico” (los contactos que mantuvo en los últimos días), otras 18 personas fueron aisladas de forma preventiva.

La situación de toda la frontera seca con Brasil genera una fuerte preocupación en el gobierno, al punto que el presidente Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, se volvieron a hacer presentes ayer en Rivera para supervisar personalmente los operativos de prevención que se vienen realizando y que incluyen el movimiento de tropas.

Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron puestos de control en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Lacalle Pou se interiorizó del trabajo que vienen realizando y mostró especial interés en la flota del Ejército. Foto: Mateo Vázquez

Tampoco es ajena para las autoridades la situación en Quaraí, en la frontera con Artigas, donde hay 28 casos confirmados de coronavirus y dos pacientes han fallecido. Dos de los infectados son niños, de 7 y 9 años. En la frontera del Chuy, en tanto, no se han detectado casos de COVID -19.

El caso de Melo.

En su visita a Rivera, Lacalle Pou aludió al primer caso confirmado en la ciudad de Melo, en Cerro Largo.

La directora departamental de Salud, Mariela Anchen, informó a El País que hay que esperar algunos días para hacerles los tests a las personas que fueron aisladas. “Como todo joven, tiene un montón de amigos con los que estuvo en contacto en los últimos días. Sobre todo fueron contactos en espacios abiertos, pero contactos al fin, donde los chiquilines compartían el mate por ejemplo. Según el protocolo, lo correcto es hacerle el hisopado a estos chicos a la semana de que este caso detectado tuvo los síntomas. Este joven empezó el lunes, o sea que entre el próximo domingo y el próximo lunes habría que hisopar a estos muchachos si tuvieran síntomas. Si no tuvieran síntomas, tienen que completar 14 días de aislamiento”, indicó.

“Cada vez que nos encontramos con un muchacho, nos enteramos que tuvo contacto con otro. Estamos siguiendo el hilo y haciendo un mapeo para que no se nos pierda ninguno”, agregó Anchen.

Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron puestos de control en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Foto: Mateo Vázquez

Según la directora de Salud de Cerro Largo, la aparición de este primer caso lleva a dar un paso más en las medidas de precaución que ya se estaban implementando. “Las medidas están en continua revisión. De todas maneras, actividades de tipo deportivo que podían empezar en los próximos días, ahora quedaron en stand by. El obispo de la Iglesia Católica, que había iniciado las misas, avisó hoy (por ayer) que dada la situación vuelven a ser suspendidas. Se han extremado las recomendaciones vigentes y estamos chequeando que no se nos escape la liebre por algún lado”, concluyó la jerarca.

Según la información oficial son ocho los departamentos que tienen casos activos de coronavirus: Montevideo, Canelones, Rivera, Artigas, Río Negro, San José, Maldonado y ahora, Cerro Largo.

La intendenta de Cerro Largo, Carmen Tort, dijo a El País que “sabíamos que iba a pasar en algún momento porque no somos una isla en el mundo. Se trata de un joven de 18 años que desde el 18 marzo está en la ciudad. Lo que nos preocupa es que (el virus) sea de circulación acá en Melo”.

Control "de cerca".

No bien puso un pie en el aeropuerto de Rivera, Lacalle Pou comenzó un periplo que duró cuatro horas, sin agenda preestablecida. El plan era recorrer la ciudad, visitar los distintos controles fronterizos y mantener una reunión en la Intendencia con autoridades regionales. La jornada estuvo marcada por la observación de la situación y un particular interés del presidente en los vehículos militares.

Cerca de las 11:30 la comitiva de cuatro automóviles que trasladaban a Lacalle Pou y a García llegó al control fronterizo que está en la ruta 5, a diez kilómetros del ingreso a Rivera.

En ese sitio, el presidente consultó a los militares a cargo sobre la actividad que realizaban y también sobre procedimientos aduaneros: incautaciones, contrabando y “cero kilo”.

Los operativos incluyen control de temperatura. Foto: Mateo Vázquez
Los operativos incluyen control de temperatura. Foto: Mateo Vázquez

La visita de Lacalle Pou a Rivera, la segunda desde que se conoció el pico de casos de coronavirus el sábado 23 de mayo, fue inesperada. Incluso la intendenta, Alma Galup, debió cancelar algunos compromisos que tenía previstos en la mañana. “Ojalá lo volvamos a ver pronto pero en otra circunstancia”, le dijo una aduanera al presidente en uno de los primeros controles fronterizos.

El mandatario aseguró que el objetivo de su viaje fue realizar “de cerca” un control de cómo se están llevando adelante las medidas que fueron anunciadas por el Poder Ejecutivo, como los piquetes y los tests aleatorios.

“Nos vamos tranquilos de que se está haciendo un uso responsable de la libertad, que se está cumpliendo con la exhortación”, indicó el mandatario en rueda de prensa desde la Intendencia, tras el encuentro con la jefa comunal y luego de recorrer diferentes puntos en el departamento.

“Rivera es un caso especial, distinto, complejo, pero tengo la tranquilidad de que los riverenses están haciendo todo lo posible para evitar los casos”, destacó el mandatario.

“No tenemos tiempo para aprender, se va a aprender sobre la marcha”, advirtió. Y explicó que se debe tener la información “bien transparente” para saber si se da, por ejemplo, un foco en Rivera o en otra ciudad. “Muchas veces no nos gustó la información que había que dar, pero al pueblo hay que darle toda la información”, sentenció Lacalle Pou.

Luis Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, visitaron puestos de control en el departamento de Rivera. Foto: Mateo Vázquez
El presidente viajó a Rivera sin agenda y mantuvo varios encuentros. Foto: Mateo Vázquez

El presidente enfatizó en las felicitaciones a los ciudadanos riverenses por acatar las medidas indicadas, como el uso masivo de tapaboca. “Es el lugar donde vi más gente usando tapaboca”, dijo.

El presidente bordeó todo el límite fronterizo y se trasladó de uno de los puntos más al norte de la ciudad a Puerto Seco, un barrio en el que visitó el último puesto militar. En él ingresó a una sala en la que le mostraron distintos puntos del departamento y los controles que se vienen realizando.

Antes de retirarse, tal como fue costumbre durante su visita, se tomó unos minutos para subirse al último vehículo militar que estaba estacionado y pidió información sobre el mismo.

Al llegar a la Intendencia, unas treinta personas lo esperaban para tomarse fotografías. Incluso dos le entregaron carpetas con reclamos sobre distintas situaciones de la ciudad.

Poco más de media hora después, el presidente se fue, nuevamente entre selfies y algunos pedidos de los vecinos. Antes de que partiera, una mujer pidió un aplauso para agradecerle el gesto de viajar hasta la ciudad. “Estoy haciendo lo que me pidieron quienes me eligieron”, respondió Lacalle Pou. Y salió rumbo al aeropuerto, cuando eran cerca de las 14:30.

Combate binacional.

El mandatario dijo que el lunes comenzó a hablar con amigos y vecinos de Rivera, quienes le transmitieron que la población viene acatando las medidas de prevención. Además, informó que se está decidiendo quiénes integrarán la comisión binacional acordada con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para enfrentar la pandemia en la frontera.

Como diera cuenta El País, Brasil superó el viernes pasado a Rusia como el segundo país del mundo con mayor cantidad de casos de coronavirus al aproximarse a los 350.000 infectados. De esta forma, el país vecino solamente aparece detrás de Estados Unidos en cuanto a casos. Y tiene más de 21.000 fallecidos, superando en algunas oportunidades los 1.000 por día.

(Producción en Rivera: Mateo Vázquez y Delfina Milder).

En Minas apuntan a la atención domiciliaria

Se firmó ayer en Minas un acuerdo de cooperación y apoyo al Hospital y Centro Regional COVID-19, para brindar asistencia domiciliaria fortaleciendo el primer nivel de atención.

En este sentido, se realizará un trabajo entre la Intendencia de Lavalleja, el Ministerio de Defensa, el MSP y ASSE. Además, el Hospital ampliará sus camas de CTI, que pasarán de 8 a 14.

El presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, afirmó que el Hospital de Minas “es un orgullo para el Estado” y que ya se encuentra separada un área especial de atención para eventuales pacientes con COVID-19.

En referencia al acuerdo de complementación firmado, aseguró que permitirá brindar una buena atención domiciliaria, que aseguró es fundamental para evitar el desarrollo de la pandemia (ya que la mayoría de los casos transcurren en el hogar del paciente), con los seguimientos y controles sanitarios necesarios. El jerarca subrayó que el convenio firmado “es un ejemplo más de los esfuerzos interinstitucionales organizados para el combate de la pandemia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados