Publicidad

FA resolvió dar debate parlamentario sobre la ley jubilatoria y acordó votar “pocos artículos”

Compartir esta noticia
Fernando Pereira en la reunión en el Huella Seregni. Foto: Juan Manuel Ramos.

SEGURIDAD SOCIAL

Documento final del Plenario de la oposición alertó que “esta reforma es coherente con el modelo de país que promueve el gobierno, generador de desigualdad”.

El Frente Amplio ratificó ayer que rechaza “enfáticamente” la reforma de la seguridad social propuesta por el gobierno. Después de una discusión que se extendió hasta la hora 16 en la Huella de Seregni, no hubo sorpresas en la declaración que emitió el Plenario Nacional de la coalición de izquierda.

“Esta reforma es coherente con el modelo de país que promueve el gobierno, generador de desigualdad, caracterizado por un ajuste que solo beneficia a un pequeño sector de la población y perjudica a las grandes mayorías nacionales. Un modelo de país que tiene como resultado un Uruguay más desigual, con mayores niveles de pobreza y concentración de la riqueza”, indica el documento, donde la oposición reiteró este y otros argumentos que había manejado en la antesala del encuentro.

Sin embargo, el partido presidido por Fernando Pereira consensuó cómo será el debate parlamentario del proyecto de ley, un punto que había generado diferencias en las últimas semanas a la interna. Por aproximadamente 70% de los votos de los 154 delegados presentes se optó por levantar la mano cuando se sometan a votación ciertos artículos. En rueda de prensa, Pereira acotó que serán “pocos”.

Solo acompañarán aquellas propuestas que entienden que pueden “favorecer la situación de algunos grupos particulares”, aunque todavía no se ha definido qué artículos entran en esta categoría. En esos casos, el Frente Amplio no tiene la “necedad” de posicionarse en contra, apuntó Pereira.

Esta definición se distancia de la posición minoritaria que habían militado algunos sectores afines a no acompañar ningún artículo, como una forma de no “legitimar” la propuesta de la coalición de gobierno. Sobre todo, desde que el 31 de octubre la Mesa Política agendó el Plenario Nacional, con la misión de adoptar en este ámbito la posición más consensuada posible para avanzar en el Parlamento.

Los sectores que ayer se plegaron a esta postura fueron el Partido Socialista, el Partido por la Victoria del Pueblo, Casa Grande, Compromiso Frenteamplista (Lista 711) y la Liga Federal, según las fuentes consultadas por El País. También lo hicieron delegados de algunas coordinadoras y departamentales, que fueron a la reunión con una posición definida, pero sus votos no fueron determinantes en el resultado global.

Senadores como Mario Bergara y Óscar Andrade, referentes de Fuerza Renovadora y el Partido Comunista respectivamente, defendieron la postura mayoritaria. El socialista José Nunes, en tanto, argumentó en el sentido contrario. Los tres integran la comisión especial que debate en el Parlamento la reforma de la seguridad social.

Más allá de los matices, la bancada resolverá en “unidad de acción”, sin margen para que algún legislador se descuelgue de lo resuelto, como quedó de manifiesto en la declaración final. La discusión parlamentaria será seguida de cerca por la dirección del FA, que integrará un ámbito conformado por la Presidencia, los técnicos de la Comisión de Seguridad Social y los legisladores. Su trabajo será reportado a la Mesa Política Nacional, presidida por Pereira.

Alianza

Tras la reunión, Pereira dejó abierta la posibilidad de votar junto a Cabildo Abierto en el Parlamento. El senador cabildante Guillermo Domenech dijo a El Observador que está dispuesto a acompañar un aditivo sugerido por Andrade en la comisión parlamentaria. La propuesta consiste en que cada trabajador pueda optar, cuando se retire, que se calcule su haber jubilatorio por el actual sistema o por el régimen propuesto en esta reforma. “Si es verdad lo que dice al gobierno, que a nadie se le rebaja la jubilación en el futuro, entonces aceptarán esta propuesta. Y si no, habrá convivido con una nueva mentira”, apuntó el presidente de la oposición.

La fuerza política además definió que seguirá recorriendo el país para mostrar su rechazo a la propuesta oficial, en busca de una reforma “construida con el más amplio diálogo social”. Aún no se ha resuelto el camino a seguir cuando se haya aprobado la ley.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad