EL AVANCE DE LA PANDEMIA

Cierran los bares a las 24:00 y suspenden el deporte bajo techo hasta el 18 de diciembre

El gobierno anunció ayer un paquete de medidas para intentar frenar el “crecimiento exponencial” de los contagios de coronavirus, debido a que el control de la enfermedad “está amenazado”.

Conferencia del gobierno y el GACH para anunciar nuevas medidas contra el COVID-19. Foto: Darwin Borrelli
Fernando Paganini, Daniel Salinas, Luis Lacalle Pou, Rafael Radi y Henry Cohen, ayer en Torre Ejecutiva. Foto: Darwin Borrelli

Fueron algo más de cinco horas de reunión ayer en el piso 11 de la Torre Ejecutiva. El presidente Luis Lacalle Pou convocó a gran parte de su gabinete y asesores para definir un paquete de medidas que permitan contener la escalada de contagios por coronavirus, y así garantizar la temporada turística, un hecho central para la economía del país.

Fernando Paganini, integrante del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), fue uno de los primeros en hablar y alertó que de no cortar con la tendencia Uruguay ingresaría en una “zona naranja” en los próximos 15 días, según la escala que maneja la Universidad de Harvard. Luego el presidente explicó que esto implica tener unos 350 casos positivos, promedio, cada día, en un lapso de una semana.

El 5 de noviembre el GACH alertó que el país había abandonado la “zona verde” -uno cada 100.000- para ingresar a la “zona amarilla” -entre 1 y 10 cada 100.000- y se trazó como meta volver al color verde. Sin embargo, el experto explicó: “Ya no está el objetivo de llegar al verde, lo que queremos es frenar esto”. El naranja implica entre 10 y 25 casos cada 100.000.

El reporte del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) dio a conocer que ayer se registraron 168 casos nuevos en un total de 3.621 exámenes realizados. Es decir que 4,6% de los test fueron positivos. Hay 1.463 personas cursando la enfermedad.

El Sinae informó, además, que ayer se registró un nuevo fallecido por coronavirus; se trata de una persona de 82 años. Otro de los datos relevantes advierte que hubo un nuevo récord de personas que están en el CTI por el COVID-19: se trata de 22 pacientes.

El día que Lacalle Pou anunció las primeras aperturas luego de la exhortación al “quédate en casa” -a fines de mayo-, sostuvo que si la situación se complicaba no dudaría en dar marcha atrás.

El mandatario señaló ahora que el plan del gobierno es “desafiar a las estadísticas” que dicen que la situación seguirá empeorando, y para eso aplicó un paquete de medidas que deberán tomarse hasta el 18 de diciembre. Luego de esa fecha, según cual sea la situación, se barajará y se dará de nuevo. Por ahora, según supo El País, el aislamiento voluntario no es algo de lo que se hable en las reuniones a puertas cerradas. Aspiran, realmente, a que la situación mejore. Lacalle Pou apeló de vuelta a la responsabilidad de los ciudadanos, y advirtió que si esto no se controla y se tienen que tomar medidas más duras, estas pueden repercutir en las cifras de desempleo.

Estas fueron las medidas anunciadas por el presidente:

Deporte.

Quedan suspendidos todos los deportes a puertas cerradas. Ya sea en competencia profesional, en organizaciones federadas, o en gimnasios y clubes.

La preocupación de las autoridades pasa, sobre todo, por la falta de cumplimiento en los protocolos. Tienen detectado que el mayor nivel de riesgo sucede en los vestuarios, donde debería haber un aforo determinado y medidas de higiene.

Vida nocturna.

La “vida nocturna” fue otro de los focos donde se detectaron excesos, y falta de cumplimiento en cuanto a la higiene y el distanciamiento. Por eso Lacalle Pou anunció la restricción del horario de actividad a bares, restaurantes y negocios similares, hasta la medianoche. Incluso adelantó que se estudia la posibilidad de clausurar los negocios que no se atengan a los protocolos o con la obligatoriedad de culminar los servicios a la hora indicada.

Conferencia del gobierno y el GACH para anunciar nuevas medidas contra el COVID-19. Foto: Darwin Borrelli
Lacalle dialoga con Radi, Salinas y Cohen en la Torre Ejecutiva. Foto: Darwin Borrelli.

Transporte.

El mandatario sostuvo que han recibido varias quejas por cómo se viaja en los ómnibus, sobre todo los interdepartamentales, y que se va a hacer un mayor control de las unidades para ver si están cumpliendo con las estrictas medidas de higiene.

En las últimas horas desde Presidencia se iniciaron contactos con la Cámara de Transporte, para ultimar una reunión en los próximos días, a fin de definir un “operativo fiestas” que evite contagios en las unidades y en las terminales de ómnibus.

Fiestas clandestinas.

El Congreso de Intendentes se reunirá hoy con autoridades del Poder Ejecutivo para unificar criterios y esfuerzos a fin de desarticular fiestas clandestinas y extremar los controles de los eventos que sí cuentan con autorización.

El presidente Lacalle Pou anunció que puede coordinarse el trabajo con el Ministerio del Interior para fiscalizar las fiestas que se realicen y estén autorizadas (deben ser sin baile, y con un máximo de 80 bajo techo, o en el caso que sea al aire libre se permite un aforo máximo de 100), y desarticular las ilegales.

En este último caso el presidente dijo que se aplicarán multas de dos Unidades Reajustables (UR) por persona, $ 2.579. La cartera de Interior llevó adelante 281 intervenciones en este fin de semana (41 en Montevideo).

Funcionarios públicos.

El gobierno resolvió que los funcionarios públicos vuelvan a un régimen de teletrabajo, salvo en aquellos casos en que sean imprescindibles en los lugares. A partir de hoy cada oficina deberá organizarse.

Fuentes del gobierno dijeron a El País que deberá haber guardias para que los usuarios puedan hacer los trámites que requieran.

Sector privado.

Para los ámbitos de trabajo del sector privado el Poder Ejecutivo reiteró el pedido de volver a teletrabajo, o trabajo remoto. De todos modos, fiscalizarán en aquellos lugares donde ese sistema no se pueda implementar, haciendo hincapié en que se use tapaboca, se mantengan las distancias y estén los espacios debidamente ventilados.

Aglomeraciones.

“Obviamente, algo que han visto, que nos han llegado videos y fotos, son las aglomeraciones. Le pedimos al Ministerio del Interior y le vamos a pedir a los cuerpos inspectivos de las intendencias que las desestimulen”, dijo el presidente.

Y añadió: “No vamos a desestimular los paseos al aire libre. Pero una cosa es caminar en la rambla con el perro, con los hijos, con la pareja, y otra cosa es generar aglomeraciones”.

Actos escolares.

En las dos jornadas de análisis, evaluación y definición de medidas, Lacalle Pou estuvo evaluando suspender con antelación el final de las clases escolares y liceales. Sin embargo, las autoridades educativas -el ministro de Educación, Pablo Da Silveira, y el presidente de la ANEP, Robert Silva- lo convencieron de evitar tomar esa decisión, ya que los días restantes son pocos, y en esos ámbitos no se han generado grandes problemas de contagios.

Sí se resolvió suspender los actos protocolares de fin de cursos. “Quedó descartado suspender las clases, porque pusimos en la balanza que ha sido un año lectivo muy complejo, que se ha ensanchado la brecha educativa, todos sabemos que no se aprendió lo suficiente, entonces, con esta evaluación que no siempre es blanco y negro, decidimos suspender los actos protocolares y que terminen los cursos de la forma mejor posible”.

Rocha llega a la zona naranja en escala de Harvard

Rocha sumó ayer 14 nuevos casos positivos del COVID-19. Eso redunda en que, en el promedio de los últimos siete días, ese departamento superó los 10 infectados cada 100.000 habitantes. En concreto, según los cálculos de los científicos, hay una media de 10,41 casos nuevos cada 100.000, lo que se clasifica con el color de riesgo naranja en la escala de Harvard. Hay otros cinco departamentos que se aproximan a ese umbral: Montevideo, Soriano, Artigas, Rivera y Cerro Largo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados