Publicidad

Caso Penadés: policía pidió a un estafador preso que identificara a víctimas

Es amigo de Mastropierro; está preso por múltiples fraudes. El joven encarcelado fue contactado por policía que trabajaba para el exdirector del Comcar, Carlos Tarocco.

Compartir esta noticia
Juzgado
Gustavo Penades a la salida del juzgado.
Foto: Estefania Leal

Julio F. trata de pasar desapercibido del caso Penadés. Su nombre no figura en la carpeta investigativa elaborada por la fiscal de Delitos Sexuales de 6° Turno, Alicia Ghione y su equipo.

El joven era amigo de Jonathan Mastropierro, quien figura como uno de los testigos del caso. Al igual que Mastropierro, también tiene antecedentes por estafas.

Julio F. hoy tiene 23 años. Conoció a Mastropierro en la cárcel de Juan Soler (San José), donde ambos purgaban penas por estafas. Enseguida generaron un vínculo de amistad. Hoy no se sabe cuánto queda de esa relación. Sí que Julio F. continuó delinquiendo cuando salió del penal de Juan Soler.

El 12 de julio de 2021, el Área de Investigaciones de la Zona 1 de Mercedes (Soriano) recibió una denuncia de una mujer sobre una estafa. La presunta víctima dijo a los policías que entabló una conversación con un hombre a través de la red social Facebook donde ofrecía para la venta contenedores vacíos. La mujer, según denunció, afirmó que adquirió uno de los recipientes de acero por US$ 1.800, el que iba a ser enviado a Mercedes desde Montevideo. Sin embargo, la denunciante nunca recibió el contenedor pese a haber realizado el giro de dinero.

Tras ser informada la entonces fiscal de 2° Turno de Soriano, Silvana Mastroiani, dispuso continuar con la línea de investigación. El 14 de setiembre de 2021, funcionarios policiales de Soriano se dirigieron a Montevideo y a Canelones y detuvieron a cuatro personas.

Entre los detenidos se encontraba Julio F. entonces de 19 años.

La fiscal Mastroiani, que hoy es titular de una de las fiscalías de Canelones, dijo a El País que el joven Julio F. fue formalizado por múltiples delitos de estafa y asociación para delinquir. Y agregó que fue condenado en 2022 por esos ilícitos. En esta ocasión, Julio F. fue alojado en la cárcel de Campanero (Lavalleja). Su modus operandi era sencillo pero eficaz, según relató Mastroiani.

Explicó que el joven ofrecía contenedores en una publicación en Marketplace y los clientes le giraban el dinero por adelantado. Luego, explicó Mastroiani, cobraba los giros y hacía desaparecer el aviso.

Hace unos dos meses, Julio F. fue trasladado de Campanero a la cárcel de Canelones. Allí, el joven recluso recibió un llamado del policía Federico Rodríguez para solicitarle información, ya que sabía sobre su vinculación con Mastropierro, señalaron fuentes del caso a El País.

Rodríguez era ayudante del entonces director del ex Comcar y de la Oficina de Información Táctica del Instituto Nacional de Rehabilitación, Carlos Tarocco, hoy en prisión preventiva tras ser imputado por un delito continuado de cohecho calificado y reiterados delitos de revelación de secretos.

Rodríguez fue citado a declarar ante la fiscal Ghione en calidad de imputado. Fue el primer policía del caso al que se le incautó el celular. De ese aparato surge la investigación irregular -sin aval de la fiscal- realizada por Tarocco y Rodríguez a Mastropierro.

Según las fuentes, Julio F. recibió una llamada de Rodríguez para avisarle que iba hacerse público el caso Penadés y todas sus derivaciones con Mastropierro. El policía, agregaron las fuentes, le pidió a Julio F. que indagara sobre Mastropierro y su entorno. “Ese favor te lo piden de altas esferas. Te pueden dar cualquier cosa”, afirmó el agente al teléfono según las fuentes. Finalmente, el joven encarcelado no logró identificar a las víctimas del caso Penadés, agregaron.

Como le quedó abierta una causa por estafas, Julio F. contrató a los abogados penalistas Sebastián Puppo y Cristóbal González, del estudio García Puppo & Asociados. Los defensores concurrieron a la Fiscalía de la Ciudad de la Costa donde el joven es investigado por fotografiar autos en las calles, publicar avisos de venta con ellos y luego cobrar señas a interesados en adquirirlos.

Además

La hermana del exsenador será citada

La fiscal de Delitos Sexuales de 6° Turno, Alicia Ghione aguarda la finalización del trabajo de extracción de los celulares para luego continuar con las citaciones de imputados, según supo El País de una fuente del caso.

Uno de los temas que falta analizar por la fiscal es “la trama” creada por el exsenador Gustavo Penadés y el exdocente del Liceo Militar Sebastián Mauvezín con el objetivo de presentar una teoría del caso distinta a la de la Fiscalía. Por ello fue detenido y formalizado el exdirector del Comcar, Carlos Tarocco y su subalterno, Federico Rodríguez.

Consultada sobre si iba a citar también a los abogados de Penadés y Mauvezín, Ghione dijo que no iba a investigar colegas que realizan su trabajo de asesores legales.

Ayer, citando fuentes del caso, El Observador señaló que en las próximas citaciones serán convocados como indagados la hermana del exsenador, Mariana Penadés; el funcionario del Parlasur, Diego Cuiñas, que fue el vínculo entre Penadés y Tarocco, un policía y una operadora penitenciaria.

A juicio de la Fiscalía, todas esas personas participaron en la creación de datos apócrifos para sostener una teoría del caso alternativa. Esa teoría afirma que la acusación contra Penadés se enmarcó en una maniobra orquestada por Romina Papasso y Jonathan Mastropierro. En forma paralela, el Ministerio del Interior inició una investigación administrativa para determinar responsabilidades de tres policías.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Gustavo Penadés

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad