PROPUESTA DE TOPOLANSKY NO PROSPERÓ

Aún con diferencias internas, el MPP espera por Nicolás Cendoya para directorio de Antel

Cendoya enfrenta una investigación penal por episodios ocurridos mientras ocupaba la presidencia de la Ursec, lo cual le ha impedido integrarse al directorio de la telefónica estatal.

Nicolás Cendoya llega a Fiscalía para declarar por el caso Ursec. Foto: Marcelo Bonjour
El jueves 3 de setiembre, Cendoya declaró por segunda vez ante el fiscal Diego Pérez. Foto: Marcelo Bonjour

Nicolás Cendoya sigue siendo el nombre del MPP para integrar el directorio de Antel. La postura mayoritaria dentro del sector que lidera José Mujica, que apunta a esperar la resolución judicial y evitar el nombramiento de un sustituto, no será revisada en el corto plazo a pesar de que la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) presentó ayer una ampliación de la denuncia penal. El motivo es una situación supuestamente irregular en la que está implicado Cendoya por la habilitación de Palmitas, una radio comunitaria de Soriano.

Por un acuerdo interno del Frente Amplio (FA), el director de Antel en representación de la oposición es elegido por el MPP. El nombre sobre el que hubo consenso en el movimiento fue el de Cendoya, exdirector de la Ursec, cuya designación quedó en suspenso al ser investigado por Fiscalía por tres hechos: en primer lugar, un exasesor suyo retiró y destruyó documentos de la Ursec; en segundo lugar, en la noche del 3 de junio, horas después de que el directorio del organismo ordenara una investigación administrativa por la documentación retirada, Cendoya se reunió con el exfuncionario investigado; y en tercer lugar, por recibir en su celular documentos de la Fiscalía sobre la investigación en la que está involucrado.

Por estos episodios el gobierno decidió suspender el envío de su venia al Senado hasta no tener una resolución judicial. Esta medida generó dos discusiones políticas. Por un lado, la bancada de senadores del FA evaluó no votar la venia propuesta por el Poder Ejecutivo del vicepresidente de Antel, Robert Bouvier, contador de Ciudadanos, pero finalmente la votó luego de que el gobierno y la bancada oficialista aclararan que si Cendoya no es imputado podría integrar el directorio de la telefónica estatal.

Por otro lado, la suspensión del envío de la venia de Cendoya llevó a algunos dirigentes del MPP a plantear la necesidad de buscar un sustituto para el cargo, para evitar que Antel quede sin el control de la oposición. Esta idea no prosperó y el MPP decidió esperar la resolución judicial, confiado en que la Fiscalía no tiene pruebas de delito.

La senadora Lucía Topolansky dijo el 27 de julio que “en un momento no muy lejano” van a tener que decirle a Cendoya que, aunque su situación judicial “está indefinida”, deben “nombrar provisoriamente a otro” en el directorio de Antel en representación de su fuerza política. En declaraciones a FM Gente, la senadora agregó que ya tienen otros candidatos.

Sin embargo, la postura de otros dirigentes del MPP que insisten en la inocencia de Cendoya pesó más que la de buscar un sustituto, y el sector decidió esperar la resolución judicial. Topolansky también adhirió a esta postura, y a mediados de agosto dijo a El País: “La Justicia evidentemente no tiene nada porque demora, demora, demora. Si eso se resuelve, va a ir Cendoya (a Antel). Nosotros estamos esperando que el fiscal y el juez se pronuncien, pero no pasa nada”.

La senadora agregó en las últimas horas que el tema no ha sido tratado nuevamente por el Ejecutivo del MPP, porque no tiene sentido pensar en un sustituto de Cendoya cuando el Senado, que debe aprobar la venia, redujo al mínimo su actividad por la campaña electoral.

Denuncia penal.

A la investigación que desarrolla la Fiscalía se sumó ayer la ampliación de la denuncia penal presentada por la Ursec, que lleva las firmas de la presidenta del organismo, Mercedes Aramendía, y la del abogado Jorge Barrera, y que contó con el respaldo del director nacionalista Gustavo Delgado pero no fue apoyada por Pablo Siris, el director del FA.

Un exfuncionario de la Ursec en el ojo de la tormenta por cometer posible delito. Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

La denuncia relata un procedimiento irregular que habilitó el funcionamiento de Palmitas FM en meses cercanos a la elección nacional de 2014, lo cual está impedido por la ley, que establece que desde un año antes de las elecciones hasta seis meses después el Poder Ejecutivo tiene prohibido autorizar nuevas frecuencias de radio. Cendoya y otros jerarcas están implicados en la denuncia.

El senador Charles Carrera, que integra el Ejecutivo del MPP y es coordinador de la bancada de senadores del FA, informó a El País que la nueva denuncia no cambia la postura del sector. Es que el Ejecutivo del movimiento se reúne los lunes y la discusión de la próxima reunión estará enfocada en las elecciones del 27 de setiembre, mientras que el lunes siguiente se hará una evaluación de los resultados electorales.

Carrera agregó que el MPP no tiene previsto revisar la posibilidad de buscar un sustituto para Antel. Por eso, el sector esperará -al menos por algunas semanas más- por Cendoya y la Justicia.

Fiscal indagó a funcionario de Fiscalía por filtración
Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez

El fiscal especializado en Delitos Económicos, Ricardo Lackner, indagó ayer a tres personas supuestamente vinculadas a la filtración de información de la Fiscalía General de la Nación sobre la denuncia presentada por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec). Dos de los indagados son funcionarios de la Fiscalía y también fue interrogada una muchacha cuya identidad no trascendió ayer.

El fiscal indagó al exfuncionario que ingresó en la Ursec pese a que no trabajaba más en el organismo y luego destruyó documentación en una trituradora de papeles. Ese funcionario señaló en la Fiscalía que destruyó material personal.

También fue indagado otro funcionario de la Fiscalía General de la Nación porque de su computadora se realizó la filtración de la denuncia presentada por la Ursec, aunque no se habría utilizado su clave de acceso.

El 26 de junio pasado, este funcionario de la Fiscalía General de la Nación amenazó con tirarse de la azotea (piso 16) de la Facultad de Ciencias. El hombre fue convencido por personal de Bomberos y de la Policía, y desistió. Se montó un amplio despliegue policial del que también participó personal de Bomberos. Les dijo a los rescatistas que tenía problemas en su trabajo y por eso se quería suicidar. Luego de una hora se logró que bajara para recibir atención médica, según informó Subrayado.

Consultado por El País, el abogado de este funcionario, Martín Frustaci, dijo que se podría cuestionar que su defendido hubiera incurrido en abuso de funciones, ya que un día antes de que se realizara la supuesta filtración de información, el diario El Observador publicó casi textualmente el contenido de la denuncia presentada por la presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía.

A su vez, el fiscal Diego Pérez investiga si existió o no destrucción de documentos de la Ursec.

El exdirector del Frente Amplio, Nicolás Cendoya, ya declaró dos veces ante el fiscal Pérez por ese caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados