INVESTIGACIÓN

Caso Ursec: videos, contradicciones y un intento de suicidio

El caso de la Ursec suma un episodio llamativo más. Otro funcionario de la Fiscalia, también acusado de filtrar información a los investigados por la destrucción de documentos, intentó suicidarse.

Fachada de la sede central de la Ursec. Foto: Darwin Borrelli
Fachada de la sede central de la Ursec. Foto: Darwin Borrelli

Destrucción de documentos públicos, jerarcas del anterior gobierno vinculados a los involucrados, allanamientos en sus hogares, y también en casas de sus parejas, filtraciones del expediente y filmaciones que acorralan a los que quieren salir del enredo. La novela de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) suma nuevos episodios que llaman la atención en despachos judiciales y de gobierno.

Y si faltaba algo, uno de los señalados como “topo” -por filtrar documentación reservada- se quiso tirar ayer desde una azotea.

Esta semana el fiscal de Corte, Jorge Díaz, anunció en la tarde del miércoles 24 que se procedió a detener, separar del cargo, embargar económicamente y mandar a prisión preventiva a un funcionario de su dependencia por haber corroborado que le filtró documentación de una causa a los investigados.

El caso se trata de la denuncia de la Ursec por constatar que un exasesor del director en el gobierno del Frente Amplio, Nicolás Cendoya, ingresó a la dependencia -sin autorización- y trituró y sustrajo documentación. Esto ocurrió el lunes 1° de junio.

El “topo” no era el único, y la Fiscalía estaba detrás de otro funcionario “infiel” que había facilitado material de la causa a los jerarcas del anterior gobierno. Pero cuando la Policía lo fue a detener a su casa no lo ubicó.

El prófugo apareció ayer a la tarde. Estaba trepado al techo de la Facultad de Ciencias y amenazaba con suicidarse saltando al vacío. Efectivos de la Policía y de Bomberos procedieron a persuadirlo y evitar el desenlace fatal.

El hombre fue detenido, informó Telenoche (Canal 4), y escoltado por efectivos de Inteligencia Policial, que trabajan en el caso para el fiscal de Delitos Económicos Ricardo Lackner.

En paralelo avanza la investigación “madre” de la Ursec -es decir, de donde se desprenden estas filtraciones- que esta conducida por el fiscal Diego Pérez. Allí surgieron nuevas contradicciones en las declaraciones que Cendoya realizó, con las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la Ursec.

Pues el exjerarca del Frente Amplio -que ahora fue propuesto para integrar el directorio de Antel- declaró no haber tenido ningún tipo de contacto con el hombre que fue visto destruyendo papeles en las oficinas, el día de los hechos.

Sin embargo, los videos muestran al acusado de destruir documentación reunido con Cendoya y su secretaria en el despacho del exjerarca frenteamplista. Eso ocurrió el lunes 1° de junio a las 13:00 horas. Los tres individuos estuvieron reunidos durante ocho minutos, de acuerdo al horario que grafican las cámaras.

Antes de esa reunión, los videos en poder de la Fiscalía muestran que ese lunes 1° de junio a las 11:02 el asesor de Cendoya entró al sector del secretario general de la Ursec, Óscar Mecol. A las 11:26 sale de ese despacho, que no tiene cámaras internas. A las 11:48 vuelve a entrar a las oficinas de la Ursec con un bolso tipo morral y se retira las 12:24 con otros documentos.

A las 12:26 baja del segundo piso con una carpeta de color verde. El hombre mira a la oficina de la secretaria de Cendoya, que en ese momento no está en su despacho, y se dirige a un sector donde despedían a un funcionario con un ágape con refrescos y sándwiches.

Luego, los videos muestran a la secretaria de Cendoya -exactamente a las 12:52- con la carpeta verde que antes tenía el acusado, y a las 12:53 se lo ve detrás de la secretaria, caminando. A las 13:09, ambos se retiran juntos de la Ursec.

El exjerarca frenteamplista declaró al fiscal Pérez que dos días después, cuando se presentó la denuncia, sí se reunió con su exasesor acusado de destruir documentos. Detalló que fue en la vía pública, cerca de la casa del secretario general de la Ursec. Incluso admitió que el hombre acusado lo había intentado contactar telefónicamente en cinco oportunidades, pero no lo atendió.

Sin embargo, no hace referencia a la reunión del lunes 1° que quedó registrada en los videos, que negó en su declaración.

El miércoles 3 de junio, el hombre acusado llegó en su auto, se bajó y entró al vehículo de Cendoya. Hablaron un rato, su asesor le dio la versión de los hechos, y luego se bajó para retirarse en su vehículo.

La Fiscalía logró comprobar que las filtraciones de la causa de los documentos destruidos de la Ursec desembocan en Cendoya, pues el funcionario “topo” o “infiel” fue contactado por la novia del acusado.

La mujer -que también trabajó en Ursec- había sido pedida por Cendoya bajo la modalidad de “pase en comisión”, ya que su cargo original está en el Ministerio del Interior. Ella se lo da a su pareja, y el hombre que es el investigado por la destrucción se lo pasa a Cendoya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados