El paro amplía la grieta entre el Codicen y los sindicatos docentes

Capítulos como el paro del lunes, tensan aún más una relación entre los sindicatos de profesores y las autoridades educativas.

La foto en la vereda del liceo departamental de San José fue una de las que forman parte del expediente en Secundaria. Foto: San José Ahora
La foto en la vereda del liceo departamental de San José fue una de las que forman parte del expediente en Secundaria. Foto: San José Ahora

El paro que realizó el sindicato de profesores de Secundaria luego de el lunes fue algo más que un paro. Porque la medida, que coincidió con el primer día de clases, fue una prueba de fuerzas y abrió una discusión que incluso hoy será tratada en la sesión de las máximas autoridades educativas en el Codicen.

El impacto de la medida ha sido interpretado de maneras disímiles según a quién se le pregunte. Según la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) “el paro fue un éxito” y la adhesión supera el 80% a escala país. La directora de Secundaria, Jenifer Cherro, refirió, en base a datos primarios, a que paró el 28,9% de los docentes. Pero el sondeo hecho por el sindicato fue a través de la consulta a las filiales y núcleos base, y el relevamiento oficial solo llevaba contabilizado a la mitad de los liceos del país.

Por eso Robert Silva, el presidente del Codicen, pidió que para la sesión de hoy miércoles se llevaran los datos completos. Según los números a los que accedió El País, por ejemplo, con el 53% de los liceos relevados, no fueron dictadas 1.816 horas de clase de las 5.743 que debieron haber.

Pero Silva también pidió una explicación de por qué la división Jurídica de Secundaria había avisado del sumario a 15 docentes del liceo departamental de San José (que fue la excusa que disparó el paro) a tan solo unos días del comienzo de clases.

En radio Sarandí, el presidente del Codicen dijo: “Yo puedo tener cara de bobo, pero bobo no soy. ¿A alguien se le puede ocurrir que nosotros podemos generar este bombazo antes de empezar las clases? Pedí a Secundaria que informe por qué una resolución de diciembre la notifican tres días antes de comenzar las clases. Yo no lo sé (…) Esto no vino nunca al Codicen, yo no sé ni de qué se trata”.

La directora de Secundaria, por su parte, coincidió en que el momento no fue el adecuado y, en declaración a radio Del Sol, dijo que “si el director de Jurídica hubiera tenido la delicadeza de consultarme” y se hubiera considerado el impacto pedagógico, esto no hubiera ocurrido.

Génesis del paro.

La gota que disparó el paro fue la apertura de un sumario, con separación del cargo y retención de medio salario de 15 docentes del liceo departamental de San José. Un miércoles de 2019, en plena campaña electoral, los profesores se tomaron al menos cinco fotos con carteles contra la campaña de plebiscito de seguridad Vivir Sin Miedo.

La denuncia había sido presentada por la entonces directora del liceo departamental. Ella se habría enterado de la circulación de las fotos en redes sociales dos días después de haber sido tomadas y, dado que el hecho configuraría una falta grave por proselitismo dentro de un centro educativo, elevó la acusación.

En la resolución del expediente a la que accedió El País, se aclara que una de las fotos (la menos polémica) fue tomada en la vereda del liceo. Otra había sido tomada en el patio interior, dos en la adscripción de planta baja y una quinta habría sido sacada en la sala de profesores, aunque no se ha podido comprobar. Los involucrados se reconocieron en la foto.

La cuestión es que el expediente con la denuncia fue archivado sin tratamiento alguno. Casi un año después, al haberse enterado de lo acontecido, la directora del liceo notificó a la nueva administración, la que constató que el expediente había sido mal archivado (por falta de tratamiento) y dio pase a Jurídica.

Jurídica resolvió el caso a fines de diciembre, pero recién ultimó el aviso a tres días del comienzo de clases y fue entonces que se generó la reacción sindical y el paro.

Miriam Arnejo, exdirectora del liceo departamental de San José y quien realizó la denuncia, dijo a radio Carve que decidió “hacer lo que marca la reglamentación” porque “el director está obligado informar a las autoridades si se producen hechos anómalos”.

Robert Silva. Foto: Francisco Flores.
Robert Silva. Foto: Francisco Flores.

Según la directora, “por desgracia, en ese grupo observado hay gente con excelente calidad académica”, admitió, y aseguró haber tenido siempre presente eso. “Durante años, la mayoría de los docentes de este grupo han sido calificados por mí con el máximo, que es de 100 puntos. Y ese juicio numérico fue acompañado por mí con las mejores apreciaciones por escrito”, aseveró.

Para con el sindicato de profesores, en cambio, la directora tuvo todo menos elogios: “Fenapes es un gremio destructivo” y que “pone permanentemente palos en las ruedas”.

En su declaración a la radio, Arnejo apuntó contra el vicepresidente de Fenapes, Marcel Slamovitz: “En 2017 faltó más de cien horas que yo inocentemente justifiqué” porque “por ese formulario -con membrete sindical- todos justificábamos”.

Según narró, “llegó a acumular 140 horas libres por esa vía, además de su licencia sindical” y, tras una resolución del consejo anterior, el diferendo se laudó con horas de apoyo.

El País intentó comunicarse sin éxito con Slamovitz para tener su visión de los hechos.

Por lo pronto, estos capítulos, como el paro del lunes, tensan aún más una relación entre los sindicatos y las autoridades. El presidente del Codicen, Silva, fue declarado en 2018 “persona no grata” por el sindicato de profesores de Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados