Informe

Tiendas híbridas, marcas conviven en un mismo local para sumar esfuerzos y bajar costos

Varias empresas decidieron unirse y funcionar en un mismo local para compartir gastos, potenciar clientes y negocio e incluso desembarcar en ciudades que de otra forma no lo hubieran hecho.

Iberpark y Marcel Calzados
Iberpark y Marcel Calzados. Las empresas abrieron su local en la ciudad de Mercedes. 

La unión hace la fuerza. El tradicional refrán se plasmó durante la pandemia en marcas que comparten un espacio. Ese camino «híbrido» comenzaron a transitarlo Marcel Calzados, Urban Haus, Market, MobiDoc, Rodelú, La Cigale e IberPark.

Una de las empresas que más pasos ha recorrido es Marcel Calzados. Al presente, ya tiene experiencia unida a Urban Haus, Market (accesorios para celulares), Arpelli (carteras) e IberPark (tienda de vinos y bebidas). «Empezamos este proceso de unión de marcas en la Expo Prado 2020. El primer local que abrimos fue con Urban Haus en Tacuarembó, en noviembre 2020. Luego le siguió el que abrimos en Minas en diciembre con Market y Arpelli en Nuevocentro Shopping, y en julio de este año sumamos uno con IberStore (tienda de IberPark) en la ciudad de Mercedes», relató Marcel Burgos, fundador de la empresa.

En el caso de Market, el local con Marcel Calzados no es el primero. Ya en 2019 unió fuerzas con MobiDoc (reparación de celulares) en un local en el barrio Carrasco, comentó su fundador, Ricardo Quiroga.

En tanto, lo más reciente se plasmó en pleno Parque Rodó, donde el restaurante Rodelú invitó a compartir gastos y éxitos a la heladería La Cigale. Según comentó el propietario de Rodelú, Juan Carlos Abella, también fue la pandemia la que impulsó este proyecto. «Tenemos un local muy grande y durante este año y medio de pandemia, nos quedó más grande aún en comparación con el flujo de público que podría llegar. Entonces, estudiamos qué otros productos podríamos anexar a la venta y descubrimos que heladería no había en la zona. Buscamos una marca que fuera líder en el segmento y optamos por La Cigale. Nos reunimos y nos asociamos. Sumarlos es una forma de tener más propuestas y atraer más público».

Urban Haus y Marcel Calzados
Tacuarembó. Fue el destino elegido para la franquicia que une las marcas Marcel Calzados y Urban Haus.

La heladería se instalará en un local propio de 50 metros cuadrados (m2) dentro de Rodelú. Funcionará como cualquier otro de La Cigale y, según Abella, la apertura será a mediados de agosto.

Otra de las ventajas de contar con dos marcas, además de compartir gastos, es poder potenciar las ventas cruzadas, coincidieron los empresarios.

Potenciar ventas

En la tienda conjunta entre Marcel Calzados e Iberstore, cuando alguien compra un zapato «aprovecha y se lleva un vino o, como muchas veces va a la tienda más de una persona, mientras que uno compra en un espacio el otro lo hace en el otro lado», explicó Burgos.

De hecho, ambas marcas avanzaron un casillero más y lanzaron promociones cruzadas. Por ejemplo, al adquirir un zapato generaba un ticket de descuento en el momento para la tienda de bebidas accionando «la compra inmediata».

Burgos aseguró que los resultados han sido positivos con ventas por metro cuadrado en aumento en todos los locales compartidos, en algunos con tickets más altos que una tienda sola, y en el día se dan varias ventas cruzadas.

Market y MobiDoc
Market y MobiDoc. "No hay cliente que vaya a buscar su teléfono reparado y no compre algo, y si no tiene reparación compra uno en Market", destacó Quiroga.

También es positivo para Quiroga, de Market. «En Minas, donde tenemos un espacio de unos 50 m2, similar a otras tiendas de la marca, las ventas se comportan de la misma forma. Y en Carrasco, donde compartimos el lugar con MobiDoc, no hay cliente que vaya a buscar su teléfono reparado y no compre algo o alguno que vaya a buscar y si no tiene reparación termina comprando uno en Market», destacó.

El rendimiento de esta «sociedad» también da frutos a Urban Haus en Tacuarembó. «Trabaja a un nivel muy parecido a una franquicia normal» y, según aseguró Fernando López, su CEO, «está cumpliendo con las metas en esa localidad con un tamaño de local estándar».

En tanto, la experiencia de Iberpark con Marcel Calzados es muy reciente (abrió en julio), pero su director, Alejandro Domínguez, coincidió con Burgos en que ha sido «positiva». «Ahora comenzará a tener una relevancia mayor, pero la gente que entró a comprar por Marcel terminó adquiriendo algo nuestro; genera tráfico y ventas», indicó.

Por su parte, Abella explicó que el plan de la llegada de La Cigale, además de atraer nuevo público, es ofrecer estos productos dentro del menú de Rodelú. «Si bien funciona como heladería independiente, si alguien que consumió en Rodelú lo desea, puede pedir un producto al mozo y se lo trae. Luego paga todo y nosotros nos encargamos de redirigir el dinero a esa empresa», detalló el empresario.

La Cigale y Rodelú
La Cigale y Rodelú. La heladería abrirá en agosto en el local de la tradicional pizzería en Parque Rodó.

Desembarco

Pero la venta no es el único motivo para «cohabitar» con otra empresa. También está el hecho de poder llegar a mercados que, por el volumen de personas y potencial de ventas, no justificaría el costo de instalarse, sumó Domínguez, de Iberpark.

«Es la forma de llevar la marca a más lugares. En Mercedes, abrimos con Marcel Calzados porque la oportunidad que teníamos era con un local compartido. Este formato permite buscar locaciones y cubrir los costos fijos para abrir un local de la marca en puntos donde la facturación no lo amerita. Las tiendas de Iberpark son pesadas en costos y cuesta más tiempo recuperar rápidamente la inversión. A veces pueden pasar unos tres años para que un local madure», explicó el empresario. También pesa que, en algunos casos, la marca no es conocida y cuesta que el público la elija. Al entender de Domínguez, marcas como Iberpark en el Interior necesitan un período de adaptación.

También fue la oportunidad de llegar a un nuevo lugar para Urban Haus, reconoció su fundador. «No hubiera abierto en Tacuarembó si no fuera con este formato. Urban es un modelo de negocio para localidades con una masa demográfica muy importante, pero abrir junto a Marcel Calzados le asegura a esta franquicia éxito, porque los costos son menores», explicó.

En este caso, la sinergia va más allá de compartir el área y llega hasta la operativa, ya que el personal atiende al público de ambas marcas. Para ello, López aclaró que fue importante que tuvieran mentoría de las dos empresas y utilizaran un software que unifica las ventas para el trabajador y que luego los canalice a cada compañía.

Market y Marcel Calzados
Market y Marcel Calzados. Las marcas comparten espacio en un local de la ciudad de Minas.

Esta unión de recursos no se da al 100% en todos los casos. Por ejemplo, entre Iberpark y Marcel Calzados el trabajo es más independiente, explicó Domínguez. Las empresas solo comparten los gastos, pero tienen empleados diferentes. «Es porque son rubros distintos, pero si es necesario hay colaboración», aclaró.

Por eso, parte de la enseñanza de este nuevo híbrido es aprender a compartir los espacios, acotó Burgos, de Marcel Calzados. «Si bien hay diseños y layout diferentes, los espacios comunes tienen que sumar y hay que ser capaces de transmitir el mensaje de armonía», que llega incluso a la propuesta comercial. «Por ejemplo, en el local con Iberstore, profundizamos más en zapatos de hombre porque es el público que más entrará», señaló.

Para Quiroga, de Market, es una oportunidad de tener presencia en locales a los que de otra forma no accedería. «Esto surge de la creatividad de los empresarios en momentos de crisis. Ubicaciones muy buenas que en períodos de bonanza tenían alquileres que no se consideraban caros ahora son más complicados (de pagar), por lo que hay que optimizarlos más y esta es una opción», dijo.

Finalmente, aunque no hay aperturas confirmadas a corto plazo en varias de las marcas, Burgos adelantó que en Marcel Calzados está analizando propuestas. «Estamos estudiando llegar a alguna zona de Colonia», adelantó. Con estas primeras experiencias en carpeta, las marcas integraron el nuevo formato y no es de extrañar que pronto lleven su fuerza a más rincones del país.

Identidad y relacionamiento

Uno de los desafíos que enfrentan los empresarios en estas fusiones es mantener la «cultura de servicio» y la «identidad». Para Fernando López, fundador de Urban Haus, fue clave que el local de Tacuarembó permitiera disponer las propuestas manteniendo la identidad. «Desde el diseño, las luces y el piso son diferentes. El que entra a la tienda se siente identificado con cada marca», aseguró. Pero el diseño no es lo único. A la hora de hacer negocios juntos pesa mucho también la «afinidad» en cómo hacer los negocios, agregó Alejandro Domínguez. «Es una convivencia, por lo que tener una buena relación con el otro empresario garantiza la resolución de problemas. Surgió con Marcel por la buena relación que tenemos», dijo. A su vez, según Marcel Burgos, de Marcel Calzados, las marcas «tienen que estar abiertas (a compartir) porque se trata de una convivencia como otras».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados