Empresas

Urban Haus cambia la estrategia y se expande al interior con franquicias

Este año abrirá en Paysandú, Trinidad, Fray Bentos y Tacuarembó y planea sumar dos más para 2021

urban Haus Fray Bentos
Fray Bentos. La primera franquicia se inaugurará a fines de octubre. (Foto: Gentileza Urban Haus)

El modelo de franquicias es el método que eligió Fernando López para llevar su marca Urban Haus al interior del país.

La nueva etapa se disparó con la llegada del COVID-19 y tras congelar el plan de internacionalizar la marca (que quedó relegado para 2021), confesó López, quien aseguró que la nueva normalidad impulsó el consumo en lugares abiertos y y con ello el lanzamiento de sus franquicias.

«No tenía en mente franquiciar para Uruguay, nos negábamos a los que querían abrir. Tenemos dos franquicias desde 2016 en San José y Nueva Palmira, pero las concedí porque eran conocidos y fanáticos de la marca. Ahora la nueva realidad nos mostró que es la mejor manera de expandirnos», dijo.

Una franquicia de Urban requiere de un desembolso de entre US$ 35.000 y US$ 60.000

La respuesta que obtuvo confirmó su teoría. Ya cerró cuatro tiendas franquiciadas: en Fray Bentos, que abre a fines de este mes; en Paysandú y Trinidad, que se inauguran en noviembre; y en Tacuarembó, donde se están afinando los últimos detalles. Además, ya está negociando dos nuevas franquicias. «El objetivo es culminar 2021 con 18 locales, los 10 propios, las dos franquicias que ya existen y las seis que se sumarán», explicó López.

Urban Haus en Paysandú
Paysandú. El local en la capital sanducera estará listo para el mes de noviembre. (Foto: Gentileza Urban Haus)

Hacerse de una franquicia de Urban requiere de un desembolso de entre US$ 35.000 y US$ 60.000, dependiendo de la localidad y el espacio de la tienda, que van desde los 50 metros cuadrados (m2) a los 90 m2.

La inversión incluye el fee de ingreso, el alquiler del local, el armado de la tienda (por parte de Urban) y el stock de mercadería para el primer llenado del local. También contempla la capacitación de los vendedores y el software de gestión y venta que funciona unificado con la casa central.

Según López, centralizar el software trae aparejadas varias ventajas para el franquiciado, como una operativa más óptima al garantizar una rotación de stock con paramétricas que se generan y toman en cuenta el rendimiento de los productos. «Es un trabajo con mediciones de variables que analiza el comportamiento de consumo de clientes y así brindarle al franquiciado las prendas que más vende, porque cada localidad tiene distinto comportamiento del cliente. En tres o cuatro meses ya tenemos las paramétricas de venta que permiten ajustar la oferta».

López aclaró que solo otorga las franquicias en aquellas ciudades donde previamente, y junto al estudio Svet, se hace un estudio de mercado que garantice la viabilidad del negocio. Eso le permite asegurar a los franquiciantes que la inversión se recupera en unos 18 meses con Ebitda de un 20%. «Si el estudio da que no se recupera en menos de 18 meses, no abrimos», enfatizó.

Finalmente, si bien la franquicia es el camino elegido para crecer, López no descartó nuevas tiendas propias para el próximo año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados