ENTREVISTA

Dejó el negocio familiar y creó IberPark, una marca que se expande con nuevos formatos

En el último año, la importadora de bebidas alcohólicas facturó US$ 10: y crece con los conceptos Iberstore, Iberpoint e Iberhouse, cuenta Alejandro Domínguez, dueño y director de la empresa

Alejandro Domínguez, dueño y director de Iberpark
VEA EL VIDEO. Uno a Uno con Alejandro Domínguez. dueño y director de Iberpark

Tuvo como inspiración a su padre, Celso Domínguez Villarino, un español que fundó Licores Los Domínguez, un referente de bebidas importadas y delicatessen desde hace varias décadas. Luego fue desarrollando su propio negocio y hoy, Alejandro —montevideano, 44 años, casado, tres hijos—, es el único dueño de IberPark, una compañía también importadora de bebidas alcohólicas con 14 locales. El emprendedor fue sumando nuevos formatos a sus locales: de tienda de conveniencia pasó a boutique gourmet, Ibershop e Iberpoint, y anuncia nuevas aperturas. Asimismo, tiene otras empresas: Astillero (con foco en los free shops de Brasil) y Recaho, distribuidora de productos masivos que creó este año.

IberPark es considerado uno de los principales importadores y distribuidores de vino de alta gama, además de otras bebidas alcohólicas. ¿Cómo inició el negocio y lo llevó a este nivel de desarrollo?

A los 15 años comencé a trabajar en el negocio de mi padre y de mi tío, Licores Los Domínguez, una empresa familiar. Paralelamente, mi padre había abierto un lavadero de autos, al que llamó IberPark, en la calle Constituyente, en 1994. El lavadero tenía un kiosco de paso y yo, en 1996, lo cuidaba cuando él se iba de viaje. Cuando tuve 19 años de edad, ofrecí comprárselo y ahí arrancó mi primer emprendimiento. Nunca lo vi como un kiosco, sino que lo pensé como un negocio que iba a crecer y que funcionaría solo, sin que yo estuviera detrás del mostrador; que pudiera escalar y replicar. Ese es el concepto que utilicé para IberPark. En 2002 a mi padre le quedó disponible un local de venta de autos que subarrendaba en esa misma esquina y mudé el kiosco para ahí, ya con el concepto de tienda de conveniencia, que en ese momento no era muy conocido. Luego lo replicamos en cuatro locales. Con el tiempo, fuimos actualizando algunos de esos locales y a un par los cerramos, porque no se ajustaban al público al que apuntábamos. En el proceso, salí del negocio familiar de Los Domínguez, porque no podía estar en los dos lados a la vez cuando Iberpark fue tomando cierto tamaño. Hoy en día, IberPark cuenta con 14 locales.

¿Por qué el nombre IberPark?

Es una mezcla de «Iberia», por mi padre que es español, y «park», porque el kiosco y el lavadero de autos estaban en un parking. De ahí derivan los distintos conceptos: Iberpark, Iberstore, Iberpoint, Iberhouse.

Ofrecemos el mejor terroir de Uruguay"

Alejandro Domínguez, dueño y director de Iberpark
Alejandro DomínguezDueño y director de IberPark

¿Cómo definiría su empresa?

Estamos enfocados en tres categorías: vino, whisky y cervezas. El énfasis está en el vino. Importamos marcas internacionales fuertes como Vega Sicilia, Los Bocheros, Antinori. Trabajamos con bodegas que tienen tradición de más de 700 años. También tenemos la distribución de 10 bodegas nacionales, entre ellas, Campotinto, Fallabrino, Sierra Oriental. Son de distintas regiones del país, porque ofrecemos la expresión del mejor terroir de Uruguay. Además de nuestros locales, vendemos a la gastronomía (restaurantes) y a vinotecas, ofreciéndoles tipos de vinos a los que no pueden llegar, porque son producciones muy buenas pero chicas.

¿Cuál es el total de personal entre los 14 locales?

Cien empleados. Durante el cierre de los shoppings por la pandemia, enviamos gente al seguro de paro, pero apenas reabrieron, retomamos a toda la plantilla.

¿Cuál es su rol principal?

Estoy involucrado en la estrategia y en el seguimiento del cumplimiento de los objetivos trazados. Para la gestión contamos con un gerente general, que está al frente de la operación en el día a día; no yo. Mi parte está en los proyectos, en los nuevos locales y en las oportunidades diferenciales de consumo para los clientes. Soy un emprendedor nato. Me gusta generar lo mío, lo propio.

¿Ese espíritu emprendedor está inspirado en su padre?

En gran parte, sí. Mi padre y mi tío, Celso y Jesús Domínguez respectivamente, arrancaron con una mano atrás y otra adelante, son ejemplos de emprendedores y me trasmitieron ese empuje, pero lo más importante es que me transmitieron los valores de cumplir lo que se pacta, de ser transparente en los negocios, ser genuino. Mi padre tiene 75 años y sigue siendo dueño de Los Domínguez con sus dos locales, pero el negocio familiar ya no existe como tal, porque Iberpark es independiente.

¿Cómo cerró las ventas en el último año?

La facturación de los últimos 12 meses es de US$ 10 millones. En 2020 facturamos 10% más que en 2019 y en el primer semestre de 2021 cerró 22% por encima que el mismo lapso de 2020. A comienzo de la pandemia, hubo algún problema de flujo de caja. Aunque los shoppings estuvieron cerrados, el consumo no se detuvo y nos enfocamos en el e-commerce, en las ventas por nuestra web, Mercado Libre, PedidosYa y por teléfono. El e-commerce tuvo un alza de 400% y no bajó. Nuestra base de datos tiene 60.000 personas, con quienes nos comunicamos y enviamos ofertas.

Domínguez apostó a emprender y abrir su propia empresa, inspirado en su padre Celso, el dueño de la tienda Los Domínguez.
Alejandro heredó el espíritu emprendedor de su padre Celso, el dueño de la tienda Los Domínguez. (Foto: Leonardo Mainé)

¿Cómo pasó de tienda de conveniencia a otros formatos?

Desarrollé el formato de tienda de conveniencia en el comienzo de mi trayectoria, pero vi que se estaba volviendo imitable y que se necesitaba otra cosa. Pasé entonces al formato boutique gourmet, que en aquel momento tampoco era conocido en Uruguay. Fue con ese formato que, a partir de 2008, abrimos los locales de los shoppings Costa Urbana, Tres Cruces, Portones, Punta Carretas y en 2013 en el Mercado Agrícola. En 2017 abrimos en Las Piedras Shopping y en Punta Shopping, luego, en el shopping de Salto y en el de Colonia. Uno de los más recientes es el local en Nuevocentro, hace un año y medio, y el de Paysandú. En estos días, a principios de julio, en el centro de la ciudad de Mercedes, estrenamos el formato de Iberstore.

Acabamos de abrir un local en Mercedes"

Alejandro Domínguez, dueño y director de Iberpark
Alejandro DomínguezDueño y director de Iberpark

¿Qué características tiene?

Es un formato más simplificado, sin tanto volumen de mercadería y sin productos muy caros. El nuevo local en Mercedes, que sigue esa línea, lo compartimos con Marcel Calzados. Es una prueba. Su director, Marcel Burgos, también es el presidente de la Cámara Uruguaya de Franquicias.

¿Cabe la posibilidad de que Iberpark migre a franquicia?

Por ahora estamos viendo si sería buen negocio para un tercero montar un Iberstore. Pero sí, abrimos este primer local como store pensando en que mañana se pueda replicar como franquicia.

¿Planifican otras aperturas?

Sí, en agosto abriremos otro nuevo formato que llamaremos Iberpoint y estará en Tres Cruces Shopping. Ya tenemos un local en ese shopping, pero este será un kiosco en una isla del área de partidas de los autobuses de la terminal. Está pensado para regalos de pasada, como botellas de vino y ventas de impulso. La intención es sacar a la gente de un apuro justo antes de viajar, y no con tanta atención personalizada. También cerramos un acuerdo para estar presentes en la terminal de Minas, donde hay un shopping; se inaugurará en 2022.

En agosto abriremos en Tres Cruces, y en 2022, en Minas" 

Alejandro Domínguez, dueño y director de Iberpark
Alejandro DomínguezDueño y dueño de Iberpark

Hace un rato mencionó Iberhouse, ¿qué planes hay en ese sentido?

Es un tipo de tienda con experiencia de consumo, maridaje y degustaciones. Lo que pasa es que yo genero más cosas de las que se pueden hacer, pero para allá vamos también.

Usted tiene otras empresas: Astillero y Recaho, ¿cómo le está yendo a Astillero?

Muy bien; esa empresa de zona franca le vende bebidas a los free shops brasileños. Fue fundada por mi padre y mi tío hace 28 años. En ese momento tenían dos empresas más: Los Domínguez y la importadora Dovy. Luego de que mi tío murió hace unos tres años, un amigo y yo compramos su parte y la verdad es que multiplicamos sus ventas, incorporando nuevos productos y marcas de todo el mundo que gustan mucho en Brasil. Actualmente, somos tres socios y con esa distribución llegamos hasta el Mato Grosso.

¿Y cómo va Recaho?

Es una distribuidora de alimentos y bebidas más masiva, con base en Maldonado. Distribuimos productos de higiene personal, limpieza y alimentos para esa zona, por ahora a autoservicios, minimercados, carnicerías y otros pequeños comercios. Abrimos hace seis meses. La sigla Recaho significa «Restaurantes, Casinos y Hoteles».

Con Astillero llegamos hasta Mato Grosso en Brasil"

Alejandro Domínguez, dueño y director de Iberpark
Alejandro DomínguezDueño y dueño de Iberpark

¿Qué es «Paa!»?

Es una sociedad de tres amigos, que en 2016 creamos un espumante bajo ese nombre. La producción inicial fue de 4.000 botellas. La «P» viene de Pettenuso (Fernando), quien es el presidente de la Asociación de Enólogos en Uruguay; la «A» de Alejandro Cardoso, el otro socio, especialista en espumantes, y la tercera «A» viene de Alejandro, mi nombre. Compramos la uva y hacemos el vino en una bodega a unos 35 km de Zonamerica. Nuestra meta es elaborar espumantes naturales y que el cliente consuma el producto todo el año, no solo en celebraciones o a fin de año. También damos servicio a otras empresas que elaboran champagne, porque tenemos máquinas para el procesamiento.

¿Qué augura en sus negocios?

Queremos seguir creciendo, abrir el nombre Iberpark para estar presentes en más locales y formatos, estar más cerca de la gente en distintas ocasiones de consumo. En el futuro, internacionalicemos la marca, si lo vemos posible. Siempre tuve eso en mente.

El boom de querer saborear y apreciar el vino

Los vinos con un 40% son la principal categoría de ventas
Los vinos con un 40% son la principal categoría de ventas de Iberpark, dijo Domínguez. (Foto: Leonardo Mainé)

¿Cuáles son los productos más vendidos en su tienda?

Los vinos, en el orden del 40%; en su mayor parte uruguayos. Tenemos más de 800 etiquetas de vino. Ese mercado está muy atomizado. Hubo un boom del vino hace 10 años que se mantiene. La gente quiere conocer las cepas, los distintos Malbec, tener la experiencia. El 90% de los vinos que ofrecemos no están en supermercados. El segmento que le sigue en ventas, en 38%, es de espirituosos (whisky, gin, vodka, ron, fernet), donde se destaca el whisky single malt con crecimiento de doble dígito. La gente pide mucho los clásicos: Johnnie Walker, Jameson, Chivas, Sandy Mac. No hay espirituosas uruguayas, salvo algunas categorías destiladas. La categoría del gin está pujante, porque se están incorporando productos nacionales de muy buena calidad, como el gin Libertad. Las cervezas se llevan el 15% de las ventas, donde hay un alza de la cerveza artesanal uruguaya, como Volcánica, Cabesas y O’Neill. Como no trabajamos con productos de envases retornables, en la parte industrial predominan Corona y Budweiser, es decir, marcas internacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados