TECNOLOGÍA

Cada vez más empresas uruguayas salen al rescate de los celulares rotos

La pantalla y el cambio de batería son los motivos principales de consulta

Arreglar la pantalla del último iPhone cuesta al menos 600 dólares; la del último Galaxy 450, informaron las tiendas. Foto: Shutterstock
Arreglar la pantalla del último iPhone cuesta al menos 600 dólares; la del último Galaxy 450, informaron las tiendas. Foto: Shutterstock

La pantalla se rompió, el wifi no funciona, los parlantes están rotos o el teléfono está mojado tras caer al inodoro. Los celulares tienen cada vez más fallas por accidentes y por una batería que fue más allá de su esperanza de vida. Por eso, cada vez son más las empresas uruguayas que salen al rescate para solucionar los inconvenientes del aparato más trascendente de los humanos hoy en día.

Las pantallas dañadas son las que exigen mayores arreglos. Las de iPhone, las más demandadas en la zona costera de Montevideo, pueden conseguirse en distintos tipos de variedades. “Eso depende de cuántos chinos decidan fabricarlas. Hay de 30 dólares para arriba”, aseguró Mauro Antonini, director de Segurcell.

Es un mercado que funciona con la misma lógica que el de repuestos de vehículos. “Cuando vas al taller te dicen: tenés los repuestos originales, pero tenés una copia cuyo precio es considerablemente más bajo”, comentó Federico Sterenstein, director de Mobidoc, una de las tiendas que ofrece reparación de teléfonos a domicilio.

El arreglo de la pantalla demanda entre media hora y cuarenta minutos de trabajo para un iPhone y una hora y media para un Galaxy de Samsung. Según consultó El País a tres empresas del ramo, cambiar la de un XS, el dispositivo más oneroso de la empresa de la manzana, cuesta entre 600 y 750 dólares. Cuesta lo mismo que comprar (en promedio) un iPhone 7. El del Galaxy S10, el último que lanzó la firma surcoreana, cuesta 450 dólares.

En tanto, el arreglo de la pantalla de un iPhone 6 ronda los 70 dólares.

Baterías y puertos.

Las baterías son el segundo motivo de mayor problema de los usuarios. En general, su vida útil oscila entre un año y medio y dos. El año pasado, las tiendas tenían una gran demanda de recambio de baterías de iPhone 6 y 6S cuyos lanzamientos habían sido dos años antes. Renovar las de esta gama cuesta en promedio 50 dólares. El año pasado creció la de iPhone 7 y 7 Plus y en 2019 le ha tocado el turno a las del 8 y 8 Plus, cuyos dispositivos fueron lanzados en septiembre de 2017.

En general, los smartphones cuentan con una función que ofrece información fidedigna sobre cuál es el estado del “órgano” que les da energía. En iPhone hay que ir a “Configuración”, “Batería” y “Condición”. Allí dice cuál es la capacidad máxima de funcionamiento. “Si es menor a 85%, empieza a funcionar mal es una señal de que tenés que cambiarlo”, comentó Sterenstein.

Arreglar la pantalla del último iPhone cuesta al menos 600 dólares; la del último Galaxy 450, informaron las tiendas. Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

El tercer motivo de mayor consulta es la rotura de los puertos de carga. Curiosamente es un problema que en su mayoría le sucede a los hombres. Como guardan el teléfono en sus bolsillos, y allí hay mucha pelusa, esa basura ingresa al puerto y no permite cargar el teléfono con tranquilidad. Las tiendas la reparan gratis y hasta sugieren hacerlo a los usuarios: con un clip de metal se quita la pelusa y el problema se soluciona.

Más fallas.

Hay muchas llamadas por arreglos de la gama de los iPhone 6 y 7, que han sufrido daños en la placa, “el cerebro” que hace que un teléfono funcione. “Ha sido una epidemia”, dijo Sterenstein y numerosos usuarios han acudido a estos lugares para solucionar el inconveniente.

Las tiendas uruguayas aseguran que pueden solucionar las roturas o fallas del botón de encendido, las cámaras, los botones laterales, el micrófono y hasta si el teléfono está mojado. Nicolás Introini, director de Zona Phone, desmitificó la idea de colocar en arroz el aparato luego de mojarse. “Es absurdo. No sirve para nada”, comentó.

Sí sugirió apagarlo y, si es posible, sacarle la batería. Luego llevarlo al “hospital”.

En ese sitio, como si fuera una intervención quirúrgica, los ingenieros abren el dispositivo y “lo secan” con alcohol isopropilico y cepillo. Garantizan sacarle toda la humedad. La limpieza total de un equipo ronda los 800 pesos. El agua muchas veces puede afectar la placa y afectar todo el dispositivo. En esos casos el usuario debe abonar 150 dólares.

Este nuevo contexto ha venido generando un nuevo mercado: el de seguros de teléfonos. Se pide abonar una cuota mensual de 18 dólares.

Vida saludable

Puerto. Las fallas de los puertos de carga de los teléfonos inteligentes están dadas por pelusas que ingresan en su interior. Las tiendas de reparaciones consultadas por El País aseguran que este problema se presenta más en aparatos de varones, que suelen guardarlo en el bolsillo. Es el tercer motivo de mayor consulta.

Placa. La gama de teléfonos iPhone 6 y 7 han presentado fallas en sus procesadores. Esto ha sido reconocido por Apple, que ha presentado problemas en sus sistemas operativos. Si la placa está rota en su totalidad, los dueños de la tienda sacan una de un teléfono original para colocarla en el teléfono dañado.

Baterías. Es el segundo motivo de mayor consulta. Los usuarios de iPhone pueden corroborar cuál es su estado general yendo a “Configuración”, “Batería” y “Condición”. El teléfono da una sugerencia de cuándo es conveniente cambiarlo. El de un iPhone 6 tiene un costo de 50 dólares. El de un iPhone XS llega a costar 150.

De cambiar el teléfono a arreglar sus fallas.

La altísima penetración de teléfonos inteligentes que se ha dado en la última década ha generado un mayor interés de repararlos ante una falla. “Antes, hace seis años, la gente que se le rompía los cambiaba. Esto ha venido cambiando”, comentó Nicolás Introini, director de Zona Phone. Hay un mercado incipiente que ha generado mayor interés de ingenieros y aficionados por la ingeniería electrónica para formarse en este tema. Muchos de ellos lo hacen en cursos privados, otros salen de la UTU y la gran mayoría sigue cuentas especializadas que hay en Internet para dar soluciones a los uruguayos que sufren accidentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)