SALUD

Estudian oferta y consumo de saborizantes de tabaco y reclaman su prohibición

En 2016, un estudio determinó que la oferta de cigarros saborizados era del 10% en el mercado local. Años después esto ha subido al 34%

cigarros tabaco
Estos cigarros tienen una o dos cápsulas con líquidos con sabores

Los cigarros con cápsulas de sabor se han popularizado en los últimos años y, a nivel global, su venta ha aumentado considerablemente, también en Uruguay. A pesar de la normativa de control de tabaco –una de las más rigurosas del mundo–˗los cigarrillos saborizados escapan a la letra de la ley, una actualización que Laura Llambí, profesora agregada de Clínica Médica y coordinadora de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Clínicas, considera pertinente, dado que estos productos están dirigidos a captar al público joven.

En 2016, un estudio en el que no participó Llambí determinó que la oferta de cigarros saborizados era del 10% en el mercado local. En 2019, esto había subido al 34%, según reveló la investigación Saborizantes y caracteres de diseño en cigarrillos y productos de tabaco en Uruguay de la Unidad de Tabaquismo, aunque sus datos se dieron a conocer a finales de 2020, un avance que divulgó el programa radial Así nos va.

Este año se hará un nuevo relevamiento para determinar si la tendencia siguió en aumento o sufrió algún cambio a raíz de la implementación del empaquetado neutro.

La oferta de sabores es vista por la especialista en control de tabaco como una estrategia de las marcas para “fidelizar a los consumidores o atraer nuevos” que se puso en marcha antes de la medida que restringe el uso del paquete como soporte publicitario. Pero, uno de los aspectos más complejos de este tema, es que estos productos son exhibidos “cerca de las golosinas” en los puntos de venta en otros países (aquí está prohibido) con el propósito de “atraer a adolescentes y jóvenes”.

Llambí expresó: “Lo que se sabe de los saborizantes es que tienen químicamente la propiedad de volver al humo del cigarrillo menos áspero en la garganta; mejoran la tolerancia de esas primeras experiencias de fumar que no siempre son agradables para los más jóvenes. Además, aumentan la palatabilidad, es decir, la sensación placentera en el paladar y la garganta”.

tabaco
El tabaquismo es la principal causa evitable de enfermedad y muerte a nivel mundial.

Café, chocolate, fruta y más.

Estos cigarros tienen en su filtro una o dos cápsulas con sabores. Cuando el fumador las presiona, obtiene un líquido que mezclado con el humo le da un gusto específico.

“También tienen diseños tecnológicos como un botón de play o de encendido que buscan atraer al público joven”, comentó Llambí sobre las opciones que se encontraron en puntos de venta cercanos a liceos y facultades.

Y añadió: “Había cigarrillos que en la caja hacían alusión a la posibilidad de elegir, a la libertad del consumidor, a la personalización del sabor”.

En Argentina hay 23 tipos de cigarrillos saborizados; en Bolivia, 20. Solo en Chile, por ejemplo, la marca Lucky Strike tiene 10 de 18 variedades. En estos países, por ejemplo, Marlboro se comercializa con los sabores cherry, café, frutilla, chocolate, entre otros. Para Saborizantes y caracteres de diseño en cigarrillos y productos de tabaco en Uruguay solo encontraron ocho. La diferencia es que la normativa nacional obliga a la presentación única por marca. Es decir, si Marlboro quiere vender sus cigarros con sabor a menta no lo puede hacer con su nombre. “Tiene que poner otra marca y cautivar (al público) con su nueva marca, lo que es más trabajoso”, contó Llambí.

La investigación se realizó con el protocolo del Sistema de Vigilancia de paquetes de Tabaco de la Universidad de Johns Hopkins, que se volverá a repetir este año.

Lo que se hizo fue identificar tres áreas de nivel socioeconómico y ubicar cinco centros educativos; para cada lugar se visitaron dos locales donde se compraron los productos.

“Vimos que más de un tercio de los cigarrillos disponibles cerca de los centros educativos son saborizados y están ampliamente distribuidos en más del 80% de los puntos de venta. No son una rareza”, comentó Llambí.

Otros hallazgos: se encontraron 21 marcas de cigarrillos manufacturados y dos de tabaco de armar; ningún ejemplar brindaba información sobre contenidos de nicotina, alquitrán o monóxido de carbono; y el 60,9% no tenía ninguna leyenda de protección al menor. Respecto al diseño: siete tenía motivos estampados; seis, acabados metálicos; cinco, relieves o bajo relieves; dos, colores contrastados y uno tenía imágenes holográficas.

Los saborizantes ocasionan el mismo daño que el cigarrillo convencional. Pero hay una diferencia: se conoce que el mentol actúa en un mecanismo sinérgico con la nicotina a nivel cerebral que aumenta la adicción.

“Además de que la experiencia es mejor, es probable que todo cigarrillo con mentol enganche más al fumador”, apuntó la coordinadora de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Clínicas. Y agregó: “Se presume que hay cigarrillo que aunque no se les perciba el sabor a mentol tienen trazas porque está estudiado que este químico potencia la adicción a la nicotina”.

Avanzar con la normativa.

La conclusión de Llambí es que, aún en un contexto de fuertes políticas de control de tabaco, es necesario “avanzar en la normativa con la prohibición del uso de saborizantes”, dado que se tiene evidencia de que “es una estrategia para entusiasmar y atrapar a los fumadores”. La experta indicó que no es necesario redactar otra ley, sino que bastaría con un decreto.

“De todos los fumadores que cada año quieren dejar de fumar, solo el 3% lo logra; ahí vemos el poder de una adicción”, afirmó al recordar que estos productos están dirigidos a los jóvenes y sin olvidar que el tabaquismo es la principal causa evitable de enfermedad y muerte a nivel mundial.

Nicotina y mentol: mala combinación.

El tabaquismo es constituye la principal causa evitable de enfermedad y muerte a nivel mundial. La prevalencia de fumadores diarios en Uruguay, de acuerdo con el estudio Saborizantes y caracteres de diseño en cigarrillos y productos de tabaco en Uruguay, en la franja etaria etaria comprendida entre 25 y 64 años es de 20,4%. En jóvenes se ubica en el 10,4%.

En esta investigación se lee que se conoce que los productos de tabaco “están diseñados para que resulten atractivos para su consumo, introduciéndose en los últimos años elementos aditivos y saborizantes que podrían incitar la experimentación de jóvenes”. Algunos de los aditivos son utilizados para facilitar el acto de fumar. Otros buscan dar mensajes a los consumidores asociados a la salud, modernidad o vitalidad. Uno de los principales aditivos es el mentol que, por una parte, reduce el efecto aversivo inicial del tabaco y, por otra, oficial como señal sensorial de refuerzo asociada a la nicotina y altera el metabolismo de la nicotina aumentando su biodisponibilidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) informó en 2018 que para los fumadores nuevos o más jóvenes, “la principal ventaja de fumar un cigarrillo mentolado es que el mentol enmascara la dureza y la incomodidad de inhalar el humo lo suficiente como para permitir el suministro de una dosis efectiva de nicotina”. La investigadora de la Universidad George Mason, Nadine Kabbani, señaló que la adicción a la nicotina no es solo una cuestión de engancharse como persona joven. También depende de mantener el hábito, no dejar de fumar y recaer después de un intento de dejar de fumar. En todos esos frentes, dijo, los fumadores de cigarrillos mentolados parecen estar en desventaja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error