CAJILLAS "NEUTRAS" 

Nuevo empaquetado de cigarrillos: fotos y mensajes con foco en las fumadoras mujeres

Las autoridades observan un "descenso de la prevalencia" de consumo "más significativo" en los hombres, mientras que hubo un "menor descenso" de consumo en las mujeres.

Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP
Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP

Los comerciantes tienen tiempo hasta el 22 de diciembre para adaptarse a la normativa que obliga a vender las nuevas cajillas de cigarrillos con empaquetado neutro. Después de esa fecha podrán recibir sanciones y hasta la clausura del negocio.

El responsable del Programa Nacional Contra el Tabaco, Enrique Soto, dijo a El País que a partir de esa fecha inspectores van a "observar" los lugares donde no se está cumpliendo la normativa y "se le va a comunicar que no puede vender los productos en esas condiciones". Luego se volverá a visitar para ver si cumplen con lo que establece la ley.

Soto destacó que "la idea no es hacerle un perjuicio al comerciante, sino decirle que ese producto no lo puede comercializar de esa manera, va a tener que llamar a su proveedor para que le cambie el producto, y nosotros iremos de vuelta para constatar si se corrigió eso".

Señaló que buscarán "primero advertir", y si la normativa no se cumple se aplicará una escala de sanciones monetarias que "van de 10.000 a 100.000 Unidades Indexadas (UI)" - de $43.547 a $435.470 a valores de hoy- que "pueden terminar con la clausura del comercio".

Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP
Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP

¿Cómo será el próximo etiquetado?

En línea con recomendaciones internacionales, Uruguay dispuso a través de la ley 19.723, promulgada el 21 de diciembre de 2018, en su segundo artículo que "el empaquetado, etiquetado y diseño neutro o genérico de todos los productos de tabaco y la uniformidad de los envases de cada tipo de producto, con el objetivo de reducir el atractivo del producto para el consumidor, eliminar la publicidad y promoción del tabaco, eliminar las posibilidades de inducir a error o engaño al consumidor respecto a que un producto es menos nocivo que otro, e incrementar la visibilidad y efectividad de las advertencias sanitarias".

De esta manera, para llegar a dichos objetivos se estableció a partir de ahora la venta de cajillas con cuatro juegos de imágenes que protagonizan por separado un hombre, un bebé y dos de mujeres de distinta edad, indicó a Soto.

El decreto 120/019 obliga a que todas las cajillas de tabaco sean con un 80% de la superficie con pictogramas "horrendos", un envase único con el color Pantone 448C con acabado mate considerado "un asco" por varios estudios sobre la percepción humana de los colores, y el nombre de las marcas será con una letra "fea" de la tipografía Lucida Sans.

Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP
Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP

 Soto destacó que se eligió colocar dos juegos de imágenes de mujeres porque, si bien tanto hombres como mujeres han disminuido su consumo de tabaco desde que se comenzó a legislar en la materia hace una década, las autoridades observan un "descenso de la prevalencia" de consumo "más significativo" en los hombres, mientras que hubo un "menor descenso" de consumo en las mujeres.

Señaló además que cada cajilla tendrá dos imágenes. En un dorso, la imagen estará relacionada "con el aspecto externo de la sintomatología que provoca el tabaco", donde habrá una imagen de mujer con celulitis y un hombre que siente falta de aire. Mientras que el otro dorso de la caja tendrá otra imagen "relacionada a los trastornos orgánicos que produce el tabaco", como el cáncer o un accidente cerebro vascular.

Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP
Una de las combinaciones de las nuevas cajillas de cigarrillos. Foto: MSP

Como plantea la reglamentación al respecto, no solo se determina "la forma, color, material, tamaño y diseño de todos los envases y envoltorio de productos de tabaco en su exterior e interior", sino también "el texto, color, estilo y tamaño de letra y la ubicación o posición de las leyendas o inscripciones de los envases".

En este sentido, Soto destacó que "todas las formas y publicidad dentro de la cajilla también están prohibidos". Las cajillas por dentro serán de un color natural y el cigarrillo no podrá tener ninguna leyenda de la marca, agregó.

Según la Organización Mundial de la Salud, existe suficiente evidencia de que la publicidad y el diseño de las cajillas de cigarrillos alientan el consumo de tabaco. Eso llevó a que Uruguay, además de aumentar los impuestos y de prohibir que se fume en los espacios cerrados de uso público, también impulse medidas que apunten al impacto visual. Se trata de una política que ya han iniciado otros países y que lidera Australia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error