Publicidad

"Crisálida, un efecto mariposa", la obra que toca una fibra sensible de lo femenino y se despide en la Hugo Balzo

La pieza le rindió a Fabiana Charlo el Premio Florencio a revelación por dirección y dramaturgia, y un Morosoli por su actividad destacada en las Artes Escénicas. Tendrá sus últimas funciones este miércoles, jueves y viernes.

Compartir esta noticia
Crisálida, un efecto mariposa
Actúan en "Crisálida, un efecto mariposa": Adriana Do Reis, Sara de los Santos, Giuliana Delfino, Sara Bessio y Alejandra Aceredo.
Foto: Alejandro Persichetti

"Fue de las experiencias más potentes, fuertes, significativas y removedoras que viví”, dice Fabiana Charlo sobre, tras casi 30 años trabajando como actriz y docente, haber debutado en los roles de dramaturga y directora con Crisálida, un efecto mariposa. El trabajo le rindió el Premio Florencio a Revelación por Dirección y Dramaturgia, y un Morosoli por su actividad destacada en las Artes Escénicas. Además, el elenco —integrado por Adriana Do Reis, Sara de los Santos, Giuliana Delfino, Sara Bessio y Alejandra Aceredo— fue nominado a los Florencio, y Bessio se llevó la estatuilla a mejor Actriz de Reparto.

La obra fue seleccionada por el Programa de Fortalecimiento de las Artes en 2021, se estrenó en 2022 en el Teatro El Galpón, y pasó por diversos barrios de Montevideo. Luego, en 2023, hizo parte del Festival Montevideo de las Artes en la Sala Verdi y del Ciclo Nosotras del Teatro Solís. Ahora, cierra su ciclo en la Sala Hugo Balzo, este miércoles, jueves y viernes, a las 20.30. Quedan entradas en Tickantel a 500 pesos.

Crisálida apunta a una reflexión sobre la responsabilidad que conlleva exponerse en las redes sociales. Trata de una mujer que, mediante recuerdos, establece un diálogo con todas las mujeres que la habitan (sus otras “yo”) para hablar del concepto de belleza que impera en la sociedad. Habla de la importancia que se le da a la mirada del otro y como eso afecta nuestra autopercepción. Y está enmarcada por una interrogación: “Cuál es el límite entre la vida pública y la privada?”.

“Es una obra que interpela porque estamos todos atravesados por la mirada de los demás, pero ahora a través de las redes sociales”, dice Charlo. “Las mujeres sobre todo tenemos esta cosa de tener que estar siempre bien. Nos criamos con este mandato de alguna manera”, añade.

Es por eso que, desde el escenario se ha visto algunas veces un público conmovido hasta las lágrimas. Porque, de alguna manera, muchas se ven allí, se sienten Crisálida. “La gente sale completamente atravesada y conmovida”, dice la directora, quien se define como una actriz a la que le gusta mucho escribir.

“Siempre estuve escribiendo historias, narraciones, cuentos y relatos. Y sobre el final de 2020 tenía un montón de material”, cuenta sobre su debut como dramaturga.

Crisálida, un efecto mariposa
La obra está escrita y dirigida por Fabiana Charlo.
Foto: Alejandro Persichetti

Fue así que, en plena pandemia, reunió a un equipo de actrices de su confianza y empezó a trabajar vía Zoom, lo que conllevó el primer de los desafíos: montar una pieza y ensayarla desde lo virtual y, meses después, rearmarla en la presencialidad.

“¿Cómo hacer para que cinco actrices tengan la individualidad y personalidad de cada fase de esta mujer que es Crisálida, pero que a su vez sean una sola?. Eso también fue un desafío enorme desde la dirección”, recuerda.

Así nació una obra que está, desde varios ángulos, atravesada por lo real. “En el Zoom los cuerpos están recortados en la pantalla, nosotros elegimos qué mostramos. Y de lo mismo trata la obra: elegimos qué mostramos en las redes sociales, elegimos recortarnos. De hecho, hay un fragmento sobre el final que dice “mírate entera”, explica.

Es por la identificación que Crisálida genera cercanía con el público y rompe la cuarta pared, aunque lo haga sin invadir. “Esa pared se rompe a través de la mirada, desde el encuentro real, porque esta mujer necesita ser escuchada y aprender a escuchar. Para eso, necesita también mirar mucho a los ojos”.

Es con esta carga emotiva y dramática, pero también con momentos de humor, que Crisálida cerrará su ciclo para dar lugar a una nueva historia: Las mariposas solo viven un día, un efecto lineal, será la segunda parte de la obra y se estrenará en setiembre. Al elenco se sumará Noelia Campos y, a pesar de ser una historia independiente, tiene un fuerte vínculo con la narrativa presentada en Crisálida. Además, dará énfasis en cuestiones como la salud mental, adelanta Charlo.

“Nos despedimos de Crisálida para empezar este nuevo texto dramático, que se hará carne y hueso con estas actrices maravillosas”, finaliza.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Sala Hugo Balzo

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad