EPISODIOS INCREIBLES

Historias olvidadas y momentos insólitos de los Juegos Olímpicos

Desde la competencia de cinchada de cuerda hasta la preocupación del Papa por las mujeres corredoras

Uruguay 1928
El equipo uruguayo campeón olímpico de fútbol en 1928. El resto de las competencias olímpicas comenzó un mes más tarde.

Además de las actuaciones memorables y de los grandes campeones, los Juegos Olímpicos están llenos de historias curiosas, algunas entrañables, otras ridículas, que hablan un tiempos cuando todo era más básico e improvisado en el mundo del deporte. Aquí hay 18 :

1) La cinchada de cuerda por equipos formó parte de los Juegos Olímpicos desde París 1900 a Amberes 1920. La mayor parte de las medallas las ganaron los británicos.

2) Cassius Clay (luego Muhammad Ali) fue campeón olímpico de boxeo en Roma 1960. Como le tenía miedo al avión, quiso viajar en tren desde Estados Unidos a Italia… Al final aceptó volar pero llevó un paracaídas personal. Obtuvo el oro con grandes exhibiciones, pero pronto se quedó sin su medalla. Según contó en su autobiografía, la tiró enojado a un río porque de regreso a su Louisville natal no le servía de nada ante el racismo imperante. En realidad, se le perdió en una cafetería.

3) Londres 1948 fueron los Juegos de la austeridad, pues la guerra había terminado apenas tres años antes y todavía existía racionamiento en Gran Bretaña. Varias delegaciones se llevaron sus propios víveres. No hubo villa olímpica sino que se ofreció alojamiento a los atletas en barracones militares. Y las medallas estaban hechas de hojalata.

4) El etíope Abebe Bikila se impuso en la maratón olímpica de 1960 corriendo descalzo por las calles de Roma. En Tokio 1964 volvió a ganar la maratón, aunque esa vez usando calzado deportivo.

5) El campeonato olímpico de fútbol en Amsterdam 1928, que ganó Uruguay luego de una doble final ante Argentina, se disputó dos meses antes de los restantes deportes. Los celestes se consagraron campeones el 13 junio y la ceremonia inaugural de los Juegos tuvo lugar el 28 julio.

6) El brasileño Vanderlei Lima era el puntero de la maratón de Atenas 2004 y tenía grandes posibilidades de vencer, pues llevaba casi medio minuto de ventaja al llegar al kilómetro 36. En ese momento salió de entre el público un excura irlandés llamado Cornelius Horan, que se le tiró encima y le hizo perder valiosos segundos. Lima solo pudo entrar tercero. Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional lo premió con la medalla Pierre de Coubertain a la deportividad. Y en los Juegos de Rio 2016 fue el encargado de encender el pebetero .

7) La primera villa olímpica para alojar a los deportistas fue la de París 1924. Sin embargo, era un conjunto de casillas de madera desprovistas de cualquier comodidad. Los futbolistas uruguayos la definieron como “un campo de concentración” y se fueron a una amplia casa particular alquilada por la AUF cerca del estadio de Colombes.

8) El remero australiano Henry Pearce, campeón olímpico en Amsterdam 1928, detuvo su bote durante los cuartos de final para permitir el paso de una familia de patos. Igual se clasificó y más tarde logró la medalla de oro.

9) Las mujeres compitieron en atletismo recién en Amsterdam 1928, pese a que el barón Pierre de Courbertin rechazaba la idea y hasta el papa Pio XI la criticó. El pontífice calificó de “inhumana” la carrera de 800 metros. Como varias atletas llegaron agotadas, las mujeres no corrieron más de 200 metros hasta 1960.

10) Jim Thorpe, atleta estadounidense de origen indígena (pertenecía a la nación Sac y Fox, de Oklahoma, ganó las medallas de oro en pentatlón y decathlón hasta convertirse en la gran figura de Estocolmo 1912, pero un año después le quitaron las medallas porque había cobrado 25 dólares por semana en un equipo profesional de beisbol un tiempo antes, algo prohibido por el estricto amateurismo de la época. Además se destacó en básquetbol, handbol, lacrosse, tenis, hockey, boxeo, natación y gimnasia. Recién en 1983, cuando llevaba 30 años muerto, el Comité Olímpico le devolvió las preseas a sus hijos.

11) Los Juegos de Saint Louis (Missouri) 1904 estuvieron acompañados de exhibiciones llamadas “Días Antropológicos” con participación, voluntaria o no, de personas de etnias consideradas “exóticas”; pigmeos, patagones, aborígenes norteamericanos, asiáticos o sirios. Todo estaba planificado para divertir a la población blanca local con gente que nunca había practicado deportes y demostrar así la “superioridad” de los caucásicos.

12) El militar húngaro Karoly Takacs, avezado tirador, perdió su mano hábil, la derecha, durante unos ejercicios de guerra. Comenzó a competir con la mano izquierda y ganó la medalla de oro en su especialidad tanto en Londres 1948 y Helsinki 1952.

13) El ciclista danés Knud Jensen murió tras competir en los cien kilómetros de Roma 1960. Era un día de intenso calor, se sintió mal, cayó desvanecido al pavimento y sufrió una fractura de cráneo mortal. El técnico del equipo reconoció después que Jensen estaba dopado con anfetaminas y otras sustancias. Fue la primera vez que se comprobó el uso de dopaje en los Juegos Olímpicos.

14) Yoshinori Sakai, un atleta japonés de 19 años, fue el encargado de encender el pebetero en Tokio 1964. Había nacido el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima, el mismo día en que cayó la bomba atómica sobre la ciudad, dejando cientos de miles de víctimas.

15) La maratón de Saint Louis 1904 resultó muy accidentada. El primero en entrar al estadio fue Fred Lorz, quien fue aclamado como ganador y se tomó fotos como tal. Enseguida se descubrió que en realidad era una atleta que había abandonado la prueba y había sido transportado por un coche de la organización. Cuando estuvo cerca se bajó y llegó corriendo… El verdadero vencedor fue el estadounidense Thomas Hicks, en su vida diaria payaso de profesión. Estuvo a punto de morir porque para combatir el fuerte calor, sus acompañantes le dieron para beber brandy, estricnina y hasta agua del radiador de su auto. Cruzó la meta y cayó desmayado.

16) La semifinal del peso mediano de la lucha grecorromana de Estocolmo 1912 entre el estonio Martin Klein y el finlandés Alfred Asikainene se extendió durante 11 horas y 40 minutos. Ganó Klein, pero quedó tan cansado que no pudo presentarse en la final. El sueco Claes Johanson ganó así el oro.

17) El estaunidense Johnny Weismuller, figura de la natación en París 1924 con tres medallas de oro, se dedicó luego al cine y fue el protagonista más famoso de las películas de Tarzán. En la trama pasaba buena parte del tiempo nadando…

18) El estadounidense James Connolly, quien venció en triple salto, fue el primer campeón olímpico moderno, en Atenas 1896.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error