HISTORIAS

De acompañar a un amigo y no saber nadar a la final de remo en Tokio: la historia de Felipe Klüver

Felipe Klüver empezó a remar en Mercedes de casualidad. Mientras esperaba a un amigo un entrenador lo invitó y cinco años después va por las medallas.

Bruno Cetraro y Felipe Kluver compitiendo en remo en los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: AFP.
Bruno Cetraro y Felipe Kluver compitiendo en remo en los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: AFP.

Felipe Klüver y Bruno Cetraro van por el gran sueño olímpico esta noche desde las 21:50. Los remeros competirán en la final de doble scull ligero y buscarán conseguir una medalla en una disciplina que, al menos para Klüver, llegó de casualidad.

Una tarde de 2015 Klüver estaba en Mercedes, su ciudad natal, junto a un amigo. Su amigo debía ir a entrenar y él lo acompañó aunque no practicaba el deporte. Quedó esperando que termine su práctica cuando tuvo una invitación.

“Uno de los profesores, Carlitos Melendrez de la ciudad de Mercedes que era el profesor de la escuelita, me dijo si quería subir a la canoíta. Yo de corajudo porque no sabía nadar y no había tenido contacto con el río me subí y desde ese momento me encantó”, contó Klüver a Ovación en mayo, en la despedida de los remeros antes de partir a una gira previa a los Juegos Olímpicos.

“Soy nuevo en el remo pero se dieron resultados rápidos, en 5 años fui a unos Juegos Olímpicos”, dijo.

Si bien este deporte lo empezó tarde, Klüver tuvo cercanía al deporte. “A mí siempre me gustó el deporte, hice fútbol, básquetbol, rugby. Cuando encontré el remo que tenía que estar todo el día entrenando, salías al agua y se te olvidaban los problemas, me encantó y me dediqué a eso”.

Tras ese convencimiento debió pedirle permiso a sus padres para dedicarse al remo. Primero sus padres le exigieron que estudie y así fue que terminó bachillerato. “En su momento me dijeron que tenía que estudiar pero que si me iba a dedicar y hacer las cosas bien podía postergar los estudios uno o dos años y dedicarme a esto. La chance de estudiar la tengo en mente y cuando pase esto voy a estudiar seguro”, recordó.

Evaluando las posibilidades que podía tener la dupla en Tokio, Klüver expresó: “Como decimos desde el primer día que clasificamos vamos a ir a Tokio a buscar la medalla, no vamos a ir a pasear, no nos vamos a conformar con un quinto puesto o un sexto. Vamos a dar lo mejor”.

Esta noche, junto a Cetraro, Felipe Klüver va por la gloria en los Juegos Olímpicos, seis años después de acompañar a un amigo a su entrenamiento y animarse a subir a una canoa en Mercedes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados