GOLF INTERNACIONAL

Arrancó la polémica liga saudita, que reparte 25 millones de dólares en cada torneo

El sudafricano Carl Schwartzel ganó el primer torneo, disputado en Londres

Carl Schwartzel
Carl Schwartzel (de celeste) toma su palo en el tee del 16.

El sudafricano Carl Schwartzel se convirtió este sábado en el primer campeón de las nuevas Series Internaciones LIV de golf, el controvertido circuito patrocinado por los petrodólares sauditas, al ganar el torneo inaugural, disputado en el club Centurion de Londres.

De esa forma, Schwartzel es el primer ganador del cheque por 4 millones de dólares del total de 25 millones con el que se premiará al vencedor de cada certamen. El último clasificado de cada certamen llevará 120.000.

Líder desde el primer día, Schwartzel se impuso en Londres con un total de 203 golpes (siete bajo par) y tres rondas de 65, 66 y 72. Se impuso a dos compatriotas, Hennie du Plessis y Branden Grace, segundo y tercero a uno y dos golpes.

Grace compartió la tercera plaza con el estadoundiense Peter Uihlein. Tras ellos terminaron el inglés Sam Horsfield (tres bajo el par) y el mejor de los españoles, Adrián Otaegui, sexto con dos bajo el par, igualado con otro sudafricano, Oliver Bekker.

El equipo Stinger GC, formado por Schwartzel, du Plessis, Grace y el también sudafricano Louis Oosthuizen, ganó con -22 en el total, 14 de margen sobre el Crushers GC de Uihlein, el inglés Richard Bland, el tailandés Phachara Khongwatamai y el australiano Travis Smyth.

Entre los nombres más ilustres del torneo, el estadounidense Dustin Johnson fue octavo en solitario con -1, mientras que el español Sergio García lo hizo con +6, y el también norteamericano Phil Mickelson terminó con +10.

Este primer torneo de las Series Internacionales LIV está marcado por las sanciones a 17 golfistas que participaron en el club Centurion y que no podrán disputar torneos del PGA Tour por su afiliación a esta 'Superliga'.

La PGA anunció que todos los golfistas que tomen parte en la nueva gira, tanto ahora como en el futuro, tendrán prohibido participar en los campeonatos organizados por la entidad.

Sin embargo, el flujo de grandes golfistas hacia la LIV sigue, atraídos por las grandes sumas de dinero que se pagan.

Tras el torneo en la capital británica se viajará a Portland (Estados Unidos), donde comenzará la segunda etapa de este circuito el próximo 30 de junio. Allí se incorporarán los estadounidenses Bryson DeChambeau, Patrick Reed o Pat Pérez, los últimos “rebeldes” del PGA Tour hasta ahora.

A ese le seguirán cinco competiciones más, tres en Estados Unidos, una en Tailandia y otra en Arabia Saudita, antes del cierre en Miami, con una bolsa de premios de 50 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error