Publicidad

Peñarol volvió a tropezar: las claves de otro partido para el olvido de un equipo que sigue jugando muy mal

Los dirigidos por Diego Aguirre estuvieron muy cerca de una nueva derrota en el Estadio Campeón del Siglo y el panorama futbolístico de cara a la definición del Campeonato Uruguayo es alarmante.

Compartir esta noticia
Los jugadores de Peñarol tras el decepcionante empate con Racing en el Estadio Campeón del Siglo.
Los jugadores de Peñarol tras el decepcionante empate con Racing en el Estadio Campeón del Siglo.
Foto: Juan Manuel Ramos.

No hay un solo argumento que hoy le permita al hincha de Peñarol soñar con la obtención del Campeonato Uruguayo. El equipo no levanta, no juega a nada y marca muy mal. El equipo está en un gran pozo futbolístico en el momento más importante de la temporada y sigue en el debe.

Y la hinchada se lo reclama. Ayer, cuando ya transcurrían más de una hora de partido en el Estadio Campeón del Siglo y el mirasol no lograba hilvanar una sola jugada de peligro sobre el arco de Racing, desde la tribuna empezó a bajar una cántico de aliento, pero también de recriminación a un rendimiento que a esa altura era muy malo: “¡Pongan más huevo la puta que los parió! ¡Pongan más huevo la puta que los parió!”.

Pero ni eso levantó a un equipo que hoy tiene a sus figuras muy lejos de su nivel, pero que sobre todo, no las tiene aceitadas, no se combinan, no juegan y tampoco rinden lo que Diego Aguirre y todo hincha de Peñarol pretende en un momento determinante del año.

Matías Arezo celebra un nuevo gol con Peñarol.jpg
Matías Arezo celebra un gol de Peñarol junto a Abel Hernández.
Foto: Juan Manuel Ramos

Y como por si eso fuera poco, cuatro técnicos ya dirigieron al aurinegro a lo largo de esta temporada y con los cuatro hubo algo constante como las graves fallas defensivas que le terminan costando goles en contra y además, puntos vitales.

Parece ser un problema sin solución a esta altura de un Torneo Clausura que anoche, tras el empate entre Peñarol y Racing quedó en manos de Liverpool, que además está a un paso de ganar la Tabla Anual.

Y con ese panorama, el equipo de Diego Aguirre afrontará la última jornada de este torneo corto para luego ver qué le depara el futuro ya que si pierde la Anual, tendrá que jugar una semifinal ante el negriazul para forzar finales, y si se queda con la acumulada, un triunfo ante los de Jorge Bava le alcanzará para obtener el Campeonato Uruguayo.

Hasta ahí lo que puede pasar en términos numéricos, pero yendo a lo futbolístico, la imagen actual de Peñarol es muy mala.

Racing festeja el empate en el Estadio Campeón del Siglo.
Racing festeja el empate en el Estadio Campeón del Siglo.
Foto: Juan Manuel Ramos.

El equipo aurinegro no genera chances claras de gol, le cuesta un montón pisar el área rival, sus extremos no ganan duelos y como frutilla de la torta, la zaga es un flan y deja muchísimas dudas cuando la atacan porque siempre le convierten.

En medio de todo esto, el carbonero deberá —sin lugar a dudas— mejorar en todas sus líneas para afrontar la última fecha del Torneo Clausura y buscar el milagro de quedarse con la Anual.

Si no lo consigue -algo probable- deberá encarar la semifinal del Campeonato Uruguayo con Liverpool, equipo con el que hoy, en los papeles, está tres escalones más abajo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad