TORNEO CLAUSURA

Nacional: todo lo malo que le ocurrió en los 10 días previos a la disputa del clásico

Dolencias, lesiones, expulsiones, bajos rendimientos y mala liga justo en el peor momento porque es el de afrontar el partido que no se puede perder.

Martín Ligüera abraza a Ramírez tras la roja del juvenil. FOTO: E. Leal.
Martín Ligüera abraza a Ramírez tras la roja del juvenil. Foto: Estefanía Leal.

"Yo no creo en brujas, pero que las hay, las hay". La frase es bien conocida y es un poco lo que pueden pensar en estos momentos en Nacional. En los últimos 10 días, justamente los previos al clásico, le ha pasado de todo al conjunto que orienta Martín Ligüera, quien precisamente tiene ahora varias dudas para armar la oncena que saldrá a enfrentar a Peñarol el domingo a la hora 16 en el Campeón del Siglo.

Repasemos todo lo que ha ocurrido en el entorno del plantel tricolor en estas dos semanas:

La lesión de Sergio Rochet

Sergio Rochet
Sergio Rochet con el yeso en Los Céspedes. Foto: Nacional

El arquero Sergio Rochet es una de las figuras de Nacional, pero el equipo lo ha podido disfrutar poco últimamente. Al ser citado por la selección ya se había perdido un par de fechas. Luego de la última citación volvió en el triunfo 3-2 sobre Boston River y en el siguiente juego, en la caída 1-0 con Wanderers, sufrió un choque en el primer tiempo con el bohemio Bruno Veglio y sufrió una fractura en el tercer metacarpiano de la mano izquierda que lo dejará afuera por el resto del año. De cara al clásico, entonces, esa fue la primera mala noticia.

La mala racha de Gonzalo Bergessio

Gonzalo Bergessio. FOTO: E. Leal.
Gonzalo Bergessio. Foto: Estefanía Leal.

Hastas no hace mucho Gonzalo Bergessio estaba dulce. Le pegaba a la pelota con el cordón del pantalón y anotaba. Sin embargo, la fortuna lo abandonó. Lleva cinco partidos sin convertir y su último gol fue de penal para el 2-0 sobre Sud América. Su último tanto de jugada fue hace 11 fechas, en el 2-0 a Deportivo Maldonado.

Resultó increíble ver cómo el capitán fallaba goles prácticamente hechos ante Rentistas, lo que quedó refrendado con los dos penales que le atajó el arquero Nicolás Rossi. A Bergessio se le cerró el arco en el momento menos indicado.

El bajón futbolístico de Marichal

Nicolás Marichal. FOTO: Estefanía Leal.
Nicolás Marichal. Foto: Estefanía Leal.

Al bajón futbolístico y goleador de Bergessio hay que sumarle el del zaguero Nicolás Marichal. Venía cumpliendo buenos partidos y se había adueñado del puesto. A eso hay que añadirle que Martín Ligüera lo conoce muy bien porque lo dirigió en Tercera División. Sin embargo, en los últimos partidos no ha dado sensación de seguridad, por lo cual el técnico parece decidido a sustituirlo por Matháis Laborda.

El esguince de Brian Ocampo

Brian Ocampo. Foto: Estefanía Leal.
Brian Ocampo y su gesto de dolor. Foto: Estefanía Leal.

Es cierto que Brian Ocampo es otro de los futbolistas que desde hace ya un tiempo ha bajado su nivel, lo que incluso le llevó a perder la titularidad. Pero también lo es que ha entrado y cambiado partidos, como ante Sud América. Además, tiene el antecedente de que en el clásico del Apertura anotó uno de los goles en el triunfo 2-0 del Parque Central. Ante Rentistas ingresó desde el banco para jugar los 17 minutos finales y en la última jugada del partido sufrió un esguince de rodilla que lo tiene más afuera que adentro del clásico.

La roja a Santiago Ramírez

Ante la falta de gol que tenía el equipo, Ligüera encontró la solución al darle ingreso a Santiago Ramírez. El Colito (hermano del "Colo" Juan Ignacio, hoy en Saint-Etienne de Francia) anotó tres veces en 192 minutos, a un promedio de un gol cada 32 minutos. Fue titular frente a Rentistas y convirtió, pero en el cierre del primer tiempo se fue expulsado. Justo cuando el técnico había encontrado un camino al gol, se le cierra.

La dolencia de Matías Zunino

Cuando ante Rentistas Ocampo suplantó a Matías Zunino fue porque el volante estaba algo sentido. El inicio de la semana clásica fue con optimismo, pero luego no pudo entrenar con normalidad y eso lo pone prácticamente afuera del partido.

Capaz que en Nacional no creen en brujas, pero si empezaran a hacerlo tendrían buenas razones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados