ANÁLISIS

Nacional: Cappuccio cuenta con el respaldo de la directiva; aciertos y errores de su gestión

En cuatro meses el técnico de los tricolores sufrió varios contratiempos en el plantel y ciertas decisiones le pasaron factura. 

Alejandro Cappuccio, actual entrenador de Nacional. FOTO: Estefanía Leal.
Alejandro Cappuccio, actual entrenador de Nacional. FOTO: Estefanía Leal.

El tema ni siquiera estuvo sobre la mesa de la directiva de Nacional: Alejandro Cappuccio tiene el respaldo para continuar siendo el DT. Si bien el partido del sábado contra River Plate puede influir, todo está encaminado para que el entrenador continúe en los albos para ir con todo en la búsqueda del objetivo de ganar el tricampeonato Uruguayo.

El presidente José Decurnex y el vice Alejandro Balbi están convencidos que Cappuccio debe seguir. En la reunión de directiva del lunes tampoco hubo ninguna voz que se pronunciara en contra o que quisiera tratar un posible cambio.

Pese a los antecedentes de esta misma conducción, con las decisiones que se tomaron con Eduardo Domínguez (lo cesaron siendo campeón de la Supercopa, habiendo ganado los dos partidos de Libertadores y sin victorias en cinco partidos del Apertura) y Gustavo Munúa (lo sacaron tras perder la final del Apertura con Rentistas, estando líder en la Anual y primero en el grupo de Libertadores), en este caso particular todo hace indicar que se tomará un camino diferente; se lo respalda porque hay confianza en el trabajo que se está realizando y le ven mucho potencial al DT.

Eduardo Domínguez en el encuentro entre Danubio y Nacional. Foto: Gerardo Pérez.
Eduardo Domínguez en el encuentro entre Danubio y Nacional, el último que dirigió en el tricolor. 
Foto: Gerardo Pérez.

Cappuccio debutó el 20 de abril y lleva 23 partidos oficiales con Nacional, con 13 triunfos, cuatro empates y seis derrotas, habiendo cosechado el 62% de los puntos.

Bajo su conducción, Nacional fue campeón de la Supercopa contra Wanderers, terminó tercero en la fase de grupos de la Libertadores, hecho que le llevó a quedar eliminado pero clasificar a la Sudamericana, donde quedó afuera en el ida y vuelta contra Peñarol. En el Apertura está segundo y en caso de triunfar el sábado en el Saroldi entrará bien posicionado en la Anual, aunque en este temporada no hay Intermedio y solo quedarán los 15 partidos del Clausura para ir por todo.

A TENER EN CUENTA. Con una semana de trabajo y sin pretemporada, Cappuccio ya salió a escena en la Copa Libertadores: perdió 2-0 con Argentinos de visitante. En las primeras semanas de su gestión, tuvo poco tiempo de “entrenamiento efectivo” considerando que estaban los partidos entre semana, y entre recuperaciones, viajes y concentraciones hubo poco tiempo para trabajar en cancha.

Alejandro Cappuccio junto a Álvaro Recoba en su primer día como DT de Nacional. FOTO: Nacional.
Alejandro Cappuccio junto a Álvaro Recoba en su primer día como DT de Nacional. FOTO: Nacional.

Además, en mayo, Nacional tuvo un brote de ocho futbolistas con COVID-19: Centurión, Laborda, Cantera, Martínez, Trasante, Vega, Vecino y Almeida. Por si fuera poco, en el partido contra Atlético Nacional en Colombia, donde los albos tuvieron muchas dificultades en la previa por la situación social y política que atravesaba ese país, Carballo -habitual titular- se lesionó en la cabeza y estuvo más de un mes afuera de las canchas.

Otro hecho no menor es que tres de sus jugadores más destacados -Sergio Rochet, Camilo Cándido y Brian Ocampo- se perdieron seis partidos en junio debido a que se fueron a jugar la Copa América con Uruguay. En ese tramo del Apertura, los albos dejaron siete puntos por el camino producto de los empates con Boston River y Rentistas y de la derrota con Cerro Largo.

PULGAR PARA ABAJO. Sin lugar a dudas que haber quedado eliminado con Peñarol en la Sudamericana es un hecho que le pasa factura a Cappuccio, aunque ganó dos de tres clásicos en 10 días. Más allá del resultado, la estrategia y los nombres que eligió para enfrentar a los aurinegros en el GPC le fallaron y no fueron decisiones acertadas. Además, el DT ha tenido algunos errores en el manejo de los partidos, y en ciertos cambios, como cuando sacó a Bergessio y Fernández ganando 4-2 ante Atlético Nacional y los colombianos terminaron empatando.

Cappuccio en el Franzini tras la goleada adversa contra MC Torque. FOTO: F. Flores.
Cappuccio en el Franzini tras la goleada adversa contra MC Torque. FOTO: F. Flores.

El 0-3 contra MC Torque y el 0-2 ante Cerrito le pasan factura al DT, no tanto por el tanteador abultado, más que nada por la postura del equipo.

Hay hinchas que le pasan factura por ser un técnico “defensivo”, sin embargo fue el equipo más goleador del Grupo F de la Libertadores (también fue el más goleado) y es el tercer club con más goles a favor en el Apertura, superando al campeón Plaza Colonia y a Peñarol.

Recién ahora parece haber encontrado la oncena titular, si bien ha cambiado mucho el equipo, aunque varias veces por factores ajenos al DT.

Cappuccio lleva cuatro meses de trabajo. Parece coherente que el tricolor no corte este proceso, y que modifique el actuar que venía teniendo hasta ahora, aunque la decisión terminará siendo evaluada por el resultado final en diciembre.

El manejo de Andrés D'Alessandro
Andrés D'Alessandro y un buen ingreso. FOTO: Estefanía Leal.

Da la sensación que a Cappuccio le ha costado el manejo adecuado de Andrés D’Alessandro. El argentino, que todavía no cumplió las expectativas, es habitualmente suplente y la mayoría de las veces ingresa. Llamó la atención que no entrara en el clásico contra Peñarol. Fue titular con Argentinos (0-2), Católica (1-0) y Cerrito (0-2).

Un entrenador que transmite
Alejandro Cappuccio. FOTO: Estefanía Leal.

Alejandro Cappuccio es un técnico muy trabajador y dedicado a su función. Es un entrenador que transmite mucho al costado de la cancha y a sus dirigidos en el vestuario. A su vez, es un DT muy capaz; quienes lo conocen desde sus inicios en su carrera, siempre destacan lo detallista que es en su trabajo día a día.

Actuaciones destacadas
Gonzalo Bergessio celebra el gol en el Nacional-Wanderers por la Supercopa. Foto: Francisco Flores.

En algunos partidos de la “Era Cappuccio”, Nacional mostró pasajes de muy buen fútbol, ganó con autoridad y lo reflejó en el marcador. 

El 2-0 a Peñarol, el 2-0 a Wanderers en la final de la Supercopa Uruguaya, el 2-1 a Plaza Colonia en el Parque Prandi y el 3-0 a Wanderers en el Apertura son algunos ejemplos. También Nacional jugó muy bien, aunque no ganó, en el 4-4 con Atlético Nacional por la Copa Libertadores. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados