TRICOLORES

El gran problema que tiene que solucionar urgente Nacional

La defensa es muy vulnerable y solamente una vez se pudo sostener el cero en el arco propio; Facundo Piriz o Joaquín Trasante pueden aparecer como la novedad en el mediocampo.

Facundo Píriz celebrando la victoria sobre Universidad Católica
Facundo Píriz.

Si hay una lectura que se puede hacer rápida de los problemas que está afrontando Nacional esa es que allá atrás, el fondo no es seguro. Al Bolso le urge cercar esa zona de la cancha y así lo revelan los rendimientos de los jugadores y los números fríos de la campaña actual.

Es que en ocho fechas la única vez que Nacional pudo sostener su arco sin recibir goles fue frente a Sud América, cuando en el Parque Viera se impuso por 2-0. Después siempre tuvo que ir a buscar la pelota en una ocasión al fondo de la red y en dos de los últimos tres cotejos lo hizo en dos ocasiones, lo que entre otras cosas le impidió sumar más puntos.

El inconveniente no nace exclusivamente en las deficiencias que está entregando Nicolás Marichal, en la lentitud que deja en evidencia que tiene Diego Polenta o en la poca contención que ofrece Camilo Cándido, sino que ya se arrastra de las dificultades que se le entregan al mediocampo para cubrir muchos puntos y sin la adecuada colaboración.

Es esto, más el hecho de que resulta imprescindible entregar mayor cobertura a los zagueros, lo que alimenta la expectativa de que Martín Ligüera puede recurrir a un mediocampo que se nutra de mayor combate.

En este caso, la chance mayoritaria de volver al once inicial recae sobre Joaquín Trasante, futbolista que ya supo ser utilizado por el entrenador para jugar justamente en una línea de tres mediocampistas y teniendo a Felipe Carballo como uno de los socios.

Que Trasante arranque con una pequeña ventaja no descarta de plano las posibilidades que puede tener Facundo Píriz. En este caso, el “León de Tarariras” le ofrece a Ligüera una fortaleza importante en el juego aéreo y también mucho temple para ir al frente en cada pelota, porque se trata de un jugador acostumbrado a batallar en las contiendas clásicas y con antecedentes sobresalientes: de siete cotejos oficiales ganó cinco, empató uno y perdió nada más que uno.

La utilización de Píriz en el once inicial provocaría que el Diego “Torito” Rodríguez juegue recostado hacia la derecha, porque Facundo terminaría siendo el volante más retrasados de todos. Con Trasante, en cambio, el que iría más cerca de los zagueros sería el “Torito”.

Eso si el entrenador apelara a una figura táctica del 4-3-3. En caso de optar por otra manera de parar el equipo, el “Torito” podría seguir manteniendo el eje central de la cancha con Carballo, pero con Píriz por detrás de ellos. Zunino a la derecha y otro jugador por banda izquierda.

Ahí Nacional tendría un 4-1-4-1.

Eso sí, por encima de una reorganización de la mitad del terreno, que viene siendo hasta analizada en filas tricolores, tampoco puede descartarse el hecho de que se produzca una modificación en la línea de zagueros.

La posibilidad de que Mario Risso se convierta en el socio de Polenta es bastante importante, especialmente por su gran juego aéreo, un rubro deficitario del tricolor. Esa determinación, si se concreta, también colabora fuertemente con la impresión de que en la mitad del terreno no pueden dejar solos a Rodríguez y Carballo.

Porque si los otros no marcan lo que ocurre es lo que se dio hasta ahora: 1-1 con Cerro Largo, 0-1 con Progreso, 2-0 a Sud América, 2-1 a Plaza Colonia, 2-1 a Fénix, 3-2 a Boston River, 0-1 con Wanderers y 2-2 con Rentistas. Nueve goles en contra. Más de uno por partido es mucho para un equipo que pretende ser campeón y que además tampoco responde con una exuberancia futbolística que le permita acumular el éxito en gran medida en el arco rival. Son doce tantos en ocho fechas.

Actualmente el gran ruido lo está haciendo la sequía goleadora de Gonzalo Bergessio y las dificultades extras que se tuvieron en el partido ante Rentistas: la expulsión de Santiago Ramírez y la lesión de Brian Ocampo. Sin embargo, el acento Nacional lo debería poner en lograr algo que le resulta casi imposible: que su arco no sea tan fácil de vencer y que su defensa no sea una invitación al vamos para adelante que las puertas abiertas.

Denuncia

Está a estudio las acciones legales

Desde el entorno de Felipe Carballo se sigue analizando seriamente realizar alguna acción legal contra el vecino que realizó la denuncia por los ruidos molestos que supuestamente se originaron el pasado 4 de octubre, en virtud de que hubo una filmación desde las afueras del domicilio y una serie de intimidaciones. Además de que se utilizaron las redes para hacer circular la versión de que había una gran fiesta, cuando se asegura que se trataba de una celebración entre amigos del aniversario del futbolista, quien sí estaba acompañado de otros integrantes del plantel principal de Nacional.

Además, otros vecinos, que ya salieron a la opinión pública a dar su punto de vista sobre los hechos ocurridos, también hicieron saber a Carballo que estaban dispuestos a declarar como testigos en caso de que se requiera su participación.

Aunque las horas fueron bajando un poco el ruido del impacto que se generó en las redes, provocando incluso una consideración que no se ajusta a la realidad, porque Carballo por ejemplo está considerado en Nacional como uno de los mejores profesionales, la familia del futbolista aún no tiene definidos los pasos a seguir, pero los estudia con un importante abogado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados