Publicidad

El "hotel fantasma" de Uruguay que dejó sin hospedaje a hinchas de Flamengo para la final de Libertadores

Compartir esta noticia
Hinchas del Flamengo alentando a su equipo. Foto: AFP.

DEFINICIÓN

Un hecho más que se suma a la preocupación que hay en las autoridades por el cruce de barras de los clubes que serán protagonistas en el Estadio Centenario.

A poco más de un mes para la final de la Copa Libertadores entre Flamengo y Palmeiras, que se disputará el sábado 27 de noviembre en el Estadio Centenario, siguen surgiendo noticias respecto a la cantidad de hinchas que viajarán desde Brasil a Uruguay y sus peripecias para encontrar lugares para viajar y para hospedarse. 

Francisco Rodríguez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), le había comentado a Ovación que “ya hay un movimiento importante” y que se espera que para esas fechas exista una “alta ocupación”. Por ello, tras agotar los hoteles en Montevideo, los fanáticos se empezaron a volcar a hoteles de Punta del Este, Maldonado, Piriápolis y Colonia. 

Pero hubo un grupo de hinchas de Flamengo que se llevó una gran desilusión, cuando ya tenían toda su estadía arreglada con anticipación. Según publica el diario Olé de Argentina, esas personas decidieron reservar una habitación en el Hotel Balmoral Plaza de Plaza Cagancha para poder venir a Uruguay y así ver la final de la Copa Libertadores. Hicieron la reserva a través de la aplicación Airbnb.

Después de girar el dinero indicado en la reserva, los fanáticos del Mengao notaron que el anfitrión, en este caso el hotel, no les respondía sus mensajes y sus inquietudes, algo que los empezó a preocupar de sobremanera. Según indica la web argentina, Fabio de Santana Moreira, uno de los perjudicados directamente, decidió investigar y descubrió en noticias de meses anteriores que el hotel había cerrado tiempo atrás por la pandemia, pero la plataforma no había bajado su anuncio por lo que todos podían reservar una habitación en el "hotel fantasma".

"Hice la reserva sin ningún problema. Después de una semana no pude hablar con el anfitrión y vi una noticia que el hotel había quebrado, y luego me di cuenta de que por eso no me respondían. Me comuniqué con Airbnb, quien me pidió de tres a cinco días para que el anfitrión respondiera, hasta que me dijeron que el anfitrión no respondía", explicó Fabio a UOL Esporte.

Los perjudicados por este tema, le solicitaron a la aplicación que los reubicara en un hotel con condiciones similares, pero la respuesta fue mediante links a otros hospedajes, aunque eran mucho más caros que los contratados inicialmente. "Si un hotel nuevo cuesta 30.000 reales y yo gasté dos mil en el primero, quiero que paguen la diferencia de 28.000", argumentó Fabio a UOL Esporte. Es como pasar de un hospedaje de 350 dólares por tres días (25 a 28 de noviembre), a uno de 4.800.

UOL Esporte consultó a Airnb, que reconoció el error y dijo que en este caso se actuará como siempre cuando falla el anfitrión: se les reembolsará el dinero a los perjudicados y el anfitrión no recibirá el pago, pero nada más. El tema es que el grupo de hinchas de Flamengo ahora tiene otro problema, porque no pueden pagar los hospedajes a precios elevados que quedan disponibles y no tienen dónde dormir.

Por otro lado, hinchas de ambos equipos, así como de Bragantino y Athletico Paranaense (que definirán la Copa Sudamericana el 20 de noviembre) quedaron sumamente molestos por el precio de los boletos que puso Conmebol para las definiciones. 

"En un paso más hacia la exclusión permanente de los aficionados de las canchas sudamericanas, la entidad estipula precios que van más allá de los establecidos en el mundo, inclusive en la principal competición europea", publicó en Twitter Raça Rubro-Negra, uno de los mayores movimientos de hinchadas en Río de Janeiro. 

Por último, sigue la preocupación en las autoridades uruguayas por el posible encuentro de barras de Flamengo y Palmeiras en Uruguay después de una serie de audios que se dieron a conocer. 

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad