Publicidad

Así esperan los hinchas de Inter Miami a Luis Suárez: desde "un sueño" a "es lo mejor que nos puede pasar”

El Pistolero tiene encaminada su llegada a la MLS para 2024, donde volvería a compartir equipo con su amigo Lionel Messi. Los fanáticos ya se frotan las manos.

Compartir esta noticia

Con la temporada de fútbol en Estados Unidos concluida, la expectativa por la llegada de Luis Suárez a Inter Miami crece; Gerardo Martino y los hinchas esperan por el Pistolero.

En el DRV Pink Stadium, ubicado en Fort Lauderdale, a unos 55 km de Miami, suena la banda de cumbia villera argentina Damas Gratis. Faltan apenas unos minutos para que se reanude el partido en el que Inter Miami celebra el octavo Balón de Oro ganado por su jugador estrella, Lionel Messi. La siguiente canción es de Ráfaga.

En la previa, sonaron Bad Bunny, Marc Anthony y Luis Fonsi. Sin embargo, la cumbia argentina es coreada a gritos por las miles de personas presentes en el estadio, especialmente por la barra autodenominada "Los pibes del Inter". La mayoría son latinos, principalmente argentinos, uruguayos y chilenos. El rosa, el negro y la camiseta albiceleste de la selección argentina se ven por todas partes. Sin embargo una llama la atención: la del Barcelona con el nombre Luis Suárez en la espalda. La mesa está servida.

Messi festeja su gol en New York Red Bulls vs. Inter Miami.
Messi festeja su gol en New York Red Bulls vs. Inter Miami.
Foto: AFP

El partido del viernes 10 de noviembre por la noche, es al estilo estadounidense: aunque hay espacio para la espontaneidad, todo está muy planificado. En la pantalla, se lee "stomp your feet" para animar a hacer ruido en las gradas, y hay fuegos artificiales cuando el equipo local anota un gol, acompañados incluso de una canción específica. Al finalizar, para evitar los embotellamientos, el estadio ofrece un after party cortesía de los argentinos que organizan la Bresh. Todo dentro del estadio.

Inter Miami gira en torno a hacer feliz al número 10 argentino. El juego se centra completamente en él; las pelotas van hacia atrás para que las tome, e incluso sus compañeros desechan oportunidades de gol solo para buscarlo. El último partido de la temporada, aunque sea amistoso, no va como se esperaba. El equipo cae ante el New York City, demostrando que, si quiere ser competitivo, tendrá que realizar grandes contrataciones en todas sus líneas. Un equipo no es solo Messi, tampoco Jordi Alba ni Sergio Busquets.

Al finalizar el encuentro, en la conferencia de prensa, Gerardo "Tata" Martino reconoce las deficiencias del equipo y explica, con paciencia, los desafíos que implica un nuevo mercado de pases y la temporada 2024, donde el equipo competirá en cuatro frentes: la MLS, la Concacaf Champions League, la Nations League y la Open Cup.

Lionel Messi y Luis Suárez.
Lionel Messi y Luis Suárez.
Foto: archivo El País.

El nombre de Luis Suárez flota en la habitación; Martino no lo menciona específicamente, pero está en boca de los periodistas, especialmente cuando se habla de contrataciones. El entrenador da vueltas al asunto: "Cuando uno quiere mejorar un plantel, sabe los riesgos que corre. Para lo que se avecina y tenemos por delante, incluso para los jugadores que se han ido de la institución, está claro que es necesario mejorar nuestra plantilla globalmente. No hay un lugar especial; necesitamos reforzarnos bien para tener aspiraciones de ser un equipo que presente batalla en un solo frente", señala.

Quienes participan insisten: ¿Qué jugador le interesa? ¿Qué se puede esperar? El Tata evita mencionar al Pistolero: "Hablar de un solo jugador, que en ese caso sería hablar bien porque sería uno que me gustaría tener, implica de alguna manera mostrar una falencia de mi equipo y de algún jugador en especial que juegue en esa posición", asegura.

Finalmente, en la última pregunta, alguien le pone nombre al elefante en la habitación y le pregunta directamente por el uruguayo. Martino responde como lo ha hecho hasta ahora: "Primero hay que dejar que termine el Brasileirao, que ahora lo tienen peleando entre los punteros, y cuando eso termine se verá", señala. Pero al explicar el proceso de contratación y su involucramiento, destaca: "Valoramos los jugadores que quieran estar y ser parte de este proyecto".

Lionel Messi celebra con Gerardo Martino, su DT, la clasificación a la final de la US Open Cup.
Lionel Messi celebra con Gerardo Martino, su DT, la clasificación a la final de la US Open Cup.
Foto: Inter Miami.

Menos de una semana después de esa conferencia, en La Bombonera —jueves 16, desde las 21:00 horas—, se producirá un reencuentro entre Suárez y Messi: la selección de Uruguay y la de Argentina se verán las caras en las Eliminatorias y los amigos se reencontrarán. ¿Será la antesala del regreso de una dupla que hizo estragos en Barcelona?

Ovación informó días atrás que la llegada del Pistolero al Inter Miami está muy encaminada. El goleador de 36 años terminará su contrato con Gremio al cierre de la temporada y quedará en libertad de acción para llevar sus goles a la MLS. En Porto Alegre algunos hinchas no pierden la esperanza de retener a su gran figura. Este año ganó dos títulos (Recopa Gaúcha y Campeonato Gaúcho), marcó 26 goles y dio 16 asistencias. Sus buenos rendimientos son los que hacen que el tricolor esté peleando el Brasileirao y cerca de clasificar a la próxima Copa Libertadores.

Locura por la dupla Suárez-Messi

Para los rioplatenses que viven en Miami, ver a los goleadores más importantes de Sudamérica es un "sueño". Para Juan, un uruguayo radicado en Miami hace más de 30 años, la llegada del Pistolero es algo que le provoca ansiedad. "Me gustaría ver cómo se adapta al fútbol de Estados Unidos, porque en Brasil la está rompiendo", señala.

Mientras tanto, Patricio, un chileno que sigue a Inter Miami, destaca: "Ojalá se den las cosas, aquí lo recibimos con los brazos abiertos. Miami le va a encantar, es amigo de Messi, así que lo vamos a recibir bien".

Por su parte, una hincha de Inter Miami comenta: "Ojalá sea verdad que viene Luis Suárez. Tener la dupla Messi-Suárez sería next level (siguiente nivel, en español), como se dice aquí, estamos muy contentos. Llevo más de 23 años en Miami, y por más que sea de Argentina, poder disfrutar del fútbol como se vive y como es, es la mejor experiencia, y que vengan jugadores como Messi y Suárez es lo mejor que nos puede pasar”.

Aún no es oficial, pero el nombre de Suárez provoca sonrisas y expectativa en Miami.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad