Publicidad

Recurso contra Defensa de Competencia por impedir compra de Pagnifique por Bimbo, argumentos y más

Tras el rechazó de la operación por entender que la misma "reduciría sustancialmente la competencia”. ¿Qué dice Pagnifique? El País entrevistó a su gerente general, Alejandro Mirci, que habla por primera vez.

Compartir esta noticia
Alejandro Mirci, gerente general de Pagnifique
Alejandro Mirci, gerente general de Pagnifique
Foto: Leonardo Mainé

La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia -un órgano desconcentrado del Ministerio de Economía y Finanzas- rechazó (por dos votos a uno) la compra de Pagnifique por parte de Grupo Bimbo por entender que “la operación de concentración económica en cuestión reduciría sustancialmente la competencia”. ¿Cómo tomó esto uno de los actores involcurados? ¿Qué argumentos maneja? ¿Qué pasos seguirá? Sobre esto y más, el gerente general de Pagnifique, Alejandro Mirci habló en entrevista con El País.

-¿Cómo tomaron el fallo de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, que además no fue un fallo unánime porque uno de los comisionados votó en forma de discorde?

-La verdad que nos sorprendió por dos motivos. Primero porque estábamos convencidos de que los argumentos que presentamos y la forma de definir el mercado no daba la concentración en números que le dio al estudio que realizaron en la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia. Segundo, porque incluso desde Pagnifique, competimos fuertemente con la panadería, con la panadería tradicional que para nosotros es parte del mercado relevante. La comisión por un lado te dice que define el mercado relevante como todos los productos de panificados porque son sustituibles y a lo largo de todo el territorio nacional y después por otro lado define el mercado de panes industriales distribuidos al canal mayorista y los minoristas serían las panaderías. Diferencia los minoristas, pero la realidad es que Pagnifique compite directamente con la panadería tradicional. Nosotros tenemos 115 panaderías que operamos directamente, parte de ellas en los locales Tata, parte de ellas en locales Grupo Disco. Y eso es un tema de todos los días, es un tema de ver qué productos tenés en las panaderías de la vuelta, qué precios tenés en las panaderías de la vuelta. Es la competencia propiamente dicha. Nos sorprendió mucho el número, porque hay una diferencia conceptual importante entre lo que nosotros consideramos...

-La comisión mencionó en la resolución que el mercado de panes industriales ya es un mercado altamente concentrado y dice que con esta fusión, la nueva empresa tendría 70% de ese mercado, eso es lo que a usted le llama la atención.

-Sí, diferimos, tenemos una diferencia muy importante. ¿Por qué? Porque tenés que definir el mercado relevante desde los consumidores, no desde los productores y sobre todo si te olvidás una parte importante de los productores que son clientes y competencia al mismo tiempo. Todo este razonamiento nosotros lo armamos partiendo de la Encuesta de Ingresos de Hogares (del Instituto Nacional de Estadística) de 2022 donde están medidos todos los gastos de los hogares en productos panificados. Entonces, por un lado la comisión define el mercado relevante mayorista de producción industrial pero ahí se olvida que las grandes superficies…

-Los supermercados.

-Que son parte del mercado mayorista, porque Tienda Inglesa produce, en cada una de sus 21 tiendas tiene una cuadra de panadería potente y tiene una planta de producción, donde además de panificados produce muchas comidas congeladas, pizzas y otros productos. Grupo Disco tiene panaderías potentes en cada una de sus tiendas y son del orden de 55 o 60 tiendas. Ahí, ustedes lo ven, no hace mucho sacó una línea de panes de masa madre que compite directamente con nuestro producto. A metros de exhibición, a centímetros diría. Está nuestra baguette y está el pan de ellos en competencia directa. Está la cadena El Dorado que está creciendo enormemente y tiene una planta de producción en Maldonado, además de cuadras de panadería en los supermercados que son tal vez de 1.000 metros cuadrados para arriba. El mercado de pan en Uruguay es complejo, después hay un sinnúmero de autoservicios de distinto tamaño que tienen producción propia y que pueden ser clientes nuestros en algunos artículos y producir su propio pan o sus propios bizcochos y nos compran donas, por ejemplo. Y después tienes todo un segmento de negocio que no es la venta mostrador de panadería que a Pagnifique le compite, que es esa línea de negocio de las panaderías con el pan de reparto, que también es una competencia fuertísima para nosotros. Nosotros tenemos en el orden de 1.800 puntos calientes, que son lugares donde hay un freezer, un horno, vitrina, donde se terminan los productos precocidos, congelados, que nosotros elaboramos. Esos autoservicios reciben parte de productos de las panaderías a través de los repartos y conviven con nuestros productos, inclusive nuestras vitrinas, tengo sobrados ejemplos (N. de la R.: muestra varias fotos donde en vitrinas de Pagnifique en autoservicios hay pan que no es de Pagnifique).

Puesto de Pagnifique
Puesto de Pagnifique.
Foto: Archivo El País.

-Pero, la comisión insistió en la concentración que se generaría con la compra de Pagnifique por parte de Bimbo.

-Nosotros no competimos con Bimbo. El solapamiento de portafolios con Grupo Bimbo es entre el 6% y 7% de nuestra producción, que son las tortugas por seis, el pan de viena por ocho, pero no competimos, tenemos portafolios complementarios. Entonces, cuando empezás a mirar el mercado desde el lado del consumidor, que es como se debe definir, vos tenés que el 37% son los productos industriales (que es el que la comisión definió como el relevante para considerar la concentración), pero hay un 63% de ese mercado que no está explicado por la comisión. Y ese es el quid de la cuestión. ¿Y qué entra ahí? La producción de los supermercados propiamente dicho en sus cuadras de panadería, en sus plantas de producción, la producción propia de muchos autoservicios y el pan de reparto de las panaderías.

Entonces si ves la definición de la comisión y lo ves del lado del consumidor, las panaderías compiten con Pagnifique y competirían con la concentración de las dos empresas, eso nos da (que tendríamos) 18,4% (del mercado). Si aún admitiéramos como válida la definición de la comisión y nos limitáramos al mercado mayorista, la concentración no da 72% (como a la comisión) a nosotros nos da 25%.

-¿Cómo se explica esa diferencia?

-Tomando todo el mercado, es de casi $ 20.000 millones por año. Eso está compuesto, por lo que venden las grandes superficies, los autoservicios y almacenes, canal mayorista, y la venta mostrador de las panaderías artesanales. Si yo me reduzco al canal mayorista (lo que deja afuera al consumo en mostrador de panaderías artesanales), es un mercado de $ 14.500 millones al año de consumo de panificados. La comisión, al definir el mercado relevante (N. de la R.: el que le daría la alta concentración en pocos jugadores) explica el 37% de eso y se olvida del 63% donde están la producción de las grandes cadenas, la producción de los autoservicios y la línea de negocio de pan de reparto de las panaderías. Hay pan de reparto, panaderías que distribuyen a autoservicios. Si vos entras a muchos autoservicios donde hay un punto caliente de Pagnifique o de nuestra competencia de congelado, y hay pan de reparto. Pan que llega, en camionetas con canastos muchas veces y bajan 20 flautas para el autoservicio. Y eso convive con nuestro producto. Es competencia directa. Pero la comisión no lo consideró (para definir el mercado), no lo consideró. Aun admitiendo la definición de mercado que debe hacerse por el lado del consumo (y que la comisión hace por el lado de productores industriales), que es mayorista, explica sólo el 37% de ese y falta explicar un 63%. Cuando tomás en cuenta ese 63% del mercado, significaría que la empresa concentrada quedaría con una participación del 25%, que es un número muy bajo para esgrimir una concentración de mercado.

-El argumento que está esgrimiendo es un poco diferente al que expuso, sobre todo públicamente, Bimbo en su momento y que era: Pagnifique produce pan congelado y lo nuestro es pan envasado, por lo que son dos mercados diferentes. Es decir, Bimbo lo diferenció de ese lado y no del lado que lo está haciendo en este momento. ¿Por qué hay una estrategia diferente?

-No, no. A ver, no es fácil verlo si no estás metido en el negocio de Pagnifique. Y por eso le ha costado, entiendo, a la comisión y la afirmación de Bimbo también puede venir en el mismo sentido. Nosotros vendemos pan del día. Al consumidor no le importa si el pan del día vino de una empresa que lo produce de determinada forma, lo congela y después en un punto caliente lo termina (como Pagnifique), o de una panadería. Es tan simple como eso.

La definición del mercado relevante es la disputa principal porque es lo que determina si el mercado está muy concentrado en pocas empresas y queda muy concentrado en una sola empresa o no. Ahora, yendo a otros aspectos, con respecto a lo que dice la comisión de que una nueva empresa Bimbo-Pagnifique podría con este poder de mercado aumentar los precios, disminuir la calidad, etc.

-¿Qué medidas de remediación proponían ustedes?

-Cuando partís de la discrepancia de que la nueva empresa tendría entre un 72% (del mercado, según la comisión) y un 25% (del mercado, según nosotros), no hay tal poder de mercado ni concentración. No puedo hacer lo que quiero en un precio de mi producto en un supermercado porque ellos mismos producen. Y si digo que quiero lograr tanto, ellos tienen la libertad de poner su producto al precio que quieran. Con respecto a los remedios, estos los manejó directamente la parte compradora, Bimbo. Son confidenciales, fueron negociados con la comisión y son conductuales porque una concentración del 25% tomando la definición de la comisión no requiere remedios estructurales.

-El planteo de la comisión es tendría que haber algún tipo de remediación estructural del tipo de que no afecte la competencia en el mercado y hay ejemplos, obviamente de operaciones mucho más grandes a nivel internacional, donde lo que sucede cuando una empresa se fusiona con otra y generan un gran poder de mercado es la de desprenderse de ciertos activos o líneas de negocio como para que no sea tan grande la concentración. Eso, ¿lo llegaron a evaluar?

No. No lo consideramos porque nosotros entendemos que el mercado son todos los panificados por la sustituibilidad que existe entre ellos y eso nos da que tendríamos 18% del mercado (ambas empresas) y admitiendo quitar la venta de las panaderías tradicionales es 25%. Además son portafolios totalmente diferenciados Pagnifique es pan del día, pan fresco y Bimbo es pan y bollería de larga vida. No hay remedios estructurales porque son industrias diferentes, ofertas diferentes y porque un 25% (del mercado) no amerita remedios estructurales a nuestro juicio.

-Uno de los tres comisionados, Daniel Ferrés, acepta esas remediaciones que proponen las partes y por eso vota en contra del fallo. Ustedes, ¿cómo ven esa diferencia siendo que Ferrés es economista y las otras dos comisionadas son abogadas? Si bien la comisión igual se basa en informes económicos.

-Ahí nuestra visión de eso es: se llevó a cabo una negociación entre la parte compradora y la comisión, se propusieron remedios, como digo son confidenciales, que convencieron o que dieron la tranquilidad a uno de los comisionados, el que justamente es economista, lo convencieron de que no había tal peligro, aun asumiendo una concentración alta, con la cual nosotros discrepamos respetuosamente, y el voto en contra de las comisionadas Alejandra Giuffra y María De León, supongo que se basaron específicamente en el informe económico que habla de esa concentración del 72%, con la cual, repito, nosotros discrepamos fuertemente.

planta BIMBO

-Y qué responden ustedes a la preocupación que había de parte del sindicato, señalando también lo que ha pasado del lado de Bimbo con otro tipo de actividades que desarrollaba y que dejó de desarrollar porque no le servían o porque desde la matriz se decidió que ya no producían, por ejemplo, la parte de chocolates.

-Desde que esto comenzó, las dos empresas empezaron a hablar con los representantes sindicales y con la Mesa del Pan, quien aglutina los sindicatos de base de cada una de las empresas. Siempre fuimos muy transparentes en todo el proceso, comunicando a medida que seguía avanzando, lo cual ambos sindicatos agradecieron. Lo que puedo decir de Pagnifique es que entre 2023 y 2022 incrementó casi 10% su plantilla. Tenemos más panaderías, tenemos 462 personas en las 115 panaderías que operamos.

-Eso sin contar lo que trabajan en planta.

-Pagnifique son dos sociedades, Itacaré Sociedad Anónima y Plesir Sociedad Anónima. Plesir S.A. es la que opera nuestras panaderías propias donde tenemos 462 personas. La compañía tiene en total 804 personas y en 2022 tenía 730 y algo de personas. O sea, apostamos al trabajo, a generar trabajo. Ustedes habrán visto el reciente lanzamiento de las donas frescas. Se hizo una inversión en equipamiento muy importante y se abrió una línea nueva de trabajo. Realmente no vemos esa preocupación, muy por el contrario, estamos muy entusiasmados porque con la compra de Bimbo hacia Pagnifique nos integramos a la mayor empresa de panificación del mundo, con muchos proyectos fundamentalmente en lo que tiene que ver con ampliar los mercados de exportación. Nosotros exportamos hoy desde Pagnifique a Brasil, a Perú, a Paraguay, a Chile fuertemente, a Miami, a México, pero con una estructura bastante reducida. Siendo parte del Grupo Bimbo se nos abren muchísimas puertas. Bimbo está en 34 países, no es menor. Entonces realmente apostábamos a generar un flujo de exportación muy importante, cosa que en el producto fresco es muy difícil. Bimbo exporta muy poquito, pero Pagnifique tiene clientes en el exterior y clientes muy fuertes. Y ahora se nos abrían puertas importantes para generar más trabajo justamente. Porque en la medida que aumentemos los volúmenes, y fundamentalmente en exportaciones, porque en el mercado interno hay un equilibrio que no se rompe con esta adquisición. Porque de hecho hoy Bimbo y Pagnifique somos dos compañías que prácticamente no competimos y si competimos es en un 6% del portafolio de Pagnifique. Es nada.

-¿Qué van a hacer ustedes ante esta resolución que rechaza la compra de Pagnifique por Bimbo? ¿Presentaron algún recurso de revocación y jerárquico?

-Sí, se presentó el recurso de revocación y jerárquico el lunes 20, y estamos a la espera que la comisión lo revise, que nos llame para explicar. Porque de nuevo, el negocio de los panificados en Uruguay es un negocio complejo, es multifactorial. Producir pan es “sencillo”, tenés materias primas disponibles (harina, agua, levadura, sal), una mezcladora, amasadora, una sobadora y un horno. Entonces acá la discrepancia central es esa, no consideraron que principalmente sobre Pagnifique opera una competencia muy fuerte, muy importante en precio, en calidad de la panadería tradicional. Al quitar todo eso, estás perdiendo parte del mercado y eso sucedió, creemos, porque se miró mucho el mercado desde el lado de la producción industrial y no desde el lado del consumo. Ahí es donde quedaron jugadores por el camino: la producción de las grandes superficies, la producción de los autoservicios y toda la línea de negocio de pan de reparto de las panaderías que es muy importante para la panadería.

-Si ese recurso no tuviera éxito porque la comisión mantiene su decisión y eventualmente el Ministerio de Economía, que es el superior jerárquico, confirma eso, ¿van a ir por una anulación ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA)?

-Sí. Hay inversiones pendientes, hay proyectos pendientes, hay posibilidades de incrementar nuestro flujo exportador fuertemente, que hoy es más o menos 9%-10% de nuestra venta. Tenemos una planta con capacidad ociosa, una planta de primera tecnología a nivel mundial. Queremos seguir trabajando, queremos seguir ampliando las fuentes de trabajo y queremos seguir exportando.

-Y pensando que los procesos ante el TCA generalmente llevan años, ¿igual seguiría en pie esa intención de compra-venta?

-Evidentemente esas son decisiones que tienen que tomar nuestros accionistas y Bimbo. Tenemos la esperanza de que sí, porque realmente vemos oportunidades muy buenas en esta fusión de las empresas.

Alejandro Mirci
Alejandro Mirci, gerente de Pagnifique.
Foto: Leonardo Mainé

-¿Cómo quedó con esta decisión el accionista principal de Pagnifique, que es el fondo Linzor de Chile? Lo menciono porque ya tuvo otro problema en Uruguay, en su momento (como principal accionista de Farmashop) con la regulación que limitaba la cantidad de farmacias en manos de una sola empresa que le impedía crecer, y ahora se encuentran un nuevo obstáculo.

-Los inversores han confiado y siguen confiando en el país. Problemas hay, los problemas se resuelven. Tenemos, insisto, con la comisión una diferencia de interpretación y enfoque del mercado. Creemos y estamos convencidos que se van a solucionar, que es muy fácilmente demostrable que fundamentalmente Pagnifique compite con la panadería tradicional. En Uruguay hay 1.500 panaderías tradicionales, son un competidor realmente de fuste, en calidad, en servicio, en proximidad con el público, con el consumidor. Entonces realmente, nosotros y nuestros accionistas, tenemos fundadas esperanzas en que esto pueda solucionarse en un plazo razonable.

-¿Creen que el hecho de ser un año electoral y que también había otra fusión polémica entre dos frigoríficos (Marfrig y Minerva), jugó en contra de esto?

-No, no. Para nosotros es un tema técnico. El mercado del panificado en Uruguay es un mercado complejo, hay muchos jugadores y es muy diferente a la otra transacción que mencionas. Es netamente un problema de interpretación del mercado, de definición del mercado relevante y no entendemos que tenga nada que ver con esa otra transacción.

La empresa estaba realmente muy entusiasmada con esta venta, porque hay muchos proyectos y muy buenos por delante, creemos en que vamos a seguir ampliando las líneas de producción y dar trabajo a más gente, por lo que me comentabas de las preocupaciones de los sindicatos. Entendemos que es una diferencia técnica profunda, pero técnica y que en un diálogo abierto y franco y aportando toda la información que -tal vez no fuimos lo suficientemente claros en los momentos que nos tocó intercambiar información con la comisión-, esto se va a lograr comprender. Y aun manteniendo la comisión la definición del mercado mayorista, la concentración es 25%, muy lejos del 72% que está en el informe económico y que eso no conlleva ningún riesgo anticompetitivo y que si acaso los remedios ya planteados lo minimizan por completo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad