Publicidad

Servicios de inteligencia alertan de mayor riesgo de atentados terroristas en Europa

Los últimos ataques fueron en Francia y Bélgica en estos días. “Todos los Estados europeos son vulnerables” ante el regreso del “terrorismo islamista”, advirtió el presidente francés, Emmanuel Macron.

Compartir esta noticia
Evacúan el Palacio de Versalles tras amenaza de bomba
Varias personas hacen fila para entrar al Palacio de Versalles después de que fuera evacuado por un aviso de bomba, este martes.
Foto: EFE

AFP
Los servicios de inteligencia europeos se enfrentan a un mayor riesgo de atentados, como demuestran los recientes ataques mortales en Francia y Bélgica, con el telón de fondo de la guerra entre Israel y la organización terrorista palestina Hamás.

El viernes, un ruso de 20 años mató a un profesor en el norte de Francia en nombre del grupo Estado Islámico (ISIS). El lunes, un tunecino en situación irregular en Bélgica asesinó a dos suecos, “inspirado” en la organización yihadista.

“Todos los Estados europeos son vulnerables” ante el regreso del “terrorismo islamista”, advirtió ayer martes el presidente francés, Emmanuel Macron, cuyo país ya fue blanco de sangrientos atentados yihadistas en la pasada década.

“Nunca los intereses suecos han estado tan amenazados”, estimó el primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, cuyo gobierno subió el nivel de alerta en agosto tras una series de protestas que incluyeron la quema de ejemplares del Corán.

En Europa, el aumento de la amenaza no sorprende a nadie, aunque se recrudeció de golpe.

El sangriento ataque de Hamás contra Israel el 7 de octubre desencadenó un fuerte debate en las redes sociales, acompañado de distintos grados de odio, lo que provocó, como mínimo, una fuerte polarización.

“Los individuos ya radicalizados e inclinados a la violencia estarán motivados por la violencia, sean o no próximos a Hamás”, declaró a AFP Hans-Jakob Schindler, director de la oenegé Counter-Extremism Project (CEP).

Los servicios de inteligencia deben vigilar además un eventual efecto contagio, máxime cuando cada atentado es grabado y subido a las redes sociales, así como celebrado por sus simpatizantes.

“Es probable que a estos ataques les sigan otros en un efecto bola de nieve”, teme Tore Hamming, analista del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización, en Londres.

“Hasta ahora, todos parecen haber sido impulsados por un único actor y carecen de sofisticación. Pero eso podría cambiar”, abunda.

En abril, dos hermanos sirios de 29 y 24 años fueron detenidos en Alemania. El mayor preveía “llevar a cabo un ataque contra una iglesia en Suecia cuando hubiera mucha gente reunida”.

La preocupación es importante, sobre todo respecto a los europeos que se marcharon a vivir al “califato” de ISIS en Siria e Irak a partir de 2014 y que fueron condenados y encarcelados al regresar.

Aunque en casos puntuales, hay un intercambio “fluido” y en “tiempo real” de información dentro de la Unión Europea (UE), los servicios son reacios por naturaleza a compartir su información con el mayor número posible de países, explica.

El martes, cada país europeo aplicaba sus propios criterios de alerta.

Italia “reforzó las medidas de prevención” por el conflicto en Israel, pero sin precisar cuáles.

En Dinamarca y en España, el nivel de amenaza se mantiene sin cambios, en un nivel elevado. La policía española reforzó por su parte su presencia cerca de lugares de interés como sinagogas.

Europa no es la única que enfrenta esta amenaza. La semana pasada, un empleado de la embajada de Israel en China fue agredido en Pekín y el sospechoso, extranjero, fue detenido.

El domingo, un hombre de 71 años apuñaló a una mujer musulmana y mató a un niño de seis años cerca de Chicago en un ataque que la policía estadounidense vinculó a la guerra en Oriente Medio entre Israel y Hamás.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

ISISEstado islámicoterrorismo

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad