BAJO EL ALA DEL GOBIERNO DE FERNÁNDEZ

Evo Morales está en Argentina como refugiado político

El exmandatario de Bolivia entró al país con la condición de asilo y firmará para obtener la calidad de refugiado, según el Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Evo Morales se comprometió a no hacer política desde Argentina. Foto: AFP
Evo Morales se comprometió a no hacer política desde Argentina. Foto: AFP

Evo Morales esperó el cambio de gobierno en Argentina para aceptar la oferta de refugiado político del nuevo presidente Alberto Fernández. En Buenos Aires estaban esperándolo desde hacia tres semanas sus dos hijos.

El expresidente de Bolivia llegó a Argentina luego de haberse asilado a mediados de noviembre en México, luego de renunciar a su cargo en medio de una crisis política por la acusación de la Organización de Estados Americanos (OEA) de fraude en las elecciones del 20 de octubre.

Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la #PatriaGrande, estoy fuerte y animado”, escribió en Twitter el exmandatario boliviano apenas llegar a Argentina.

Expresó además su “eterno agradecimiento” al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y “al pueblo y al Gobierno de México por salvarme la vida y por cobijarme”.

Morales había dejado México hace una semana, cuando viajó a Cuba para una consulta médica, según la información oficial.

El exmandatario boliviano es una de las personalidades a las que Fernández había invitado a la ceremonia de su investidura el pasado 10 de diciembre.

Morales arribó ayer a primera hora de la mañana al aeropuerto de Ezeiza. Llegó bajo total hermetismo junto al exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera, el excanciller Diego Pary, la exministra de Salud Gabriela Montaño y el exembajador de Bolivia ante la OEA, José Alberto González. Todos estuvieron asilados en México y todos recibirán el estatuto de refugiados en Argentina.

Minutos antes, el canciller argentino Felipe Solá había dicho que la condición de refugiado se la iban a conceder “en pocas horas”.

Solá aclaró al canal TN que se le solicitó a Morales “el compromiso de no hacer declaraciones políticas en Argentina”, un país que limita con Bolivia en su frontera noroeste y posee una importante comunidad inmigrante de ciudadanos bolivianos.

El Gobierno argentino informó en un comunicado que el país otorgó asilo a Morales y a los cuatro exmiembros de su Gobierno que llegaron con él. “Los asilados pasarán al estatus definitivo de refugiado”, destacó el comunicado.

Morales “viene para quedarse en la Argentina. Entra en condición de asilado y después pasa a tener la de refugiado”, declaró Solá. “Se siente más cómodo acá que en México”, agregó.

Evo Morales llegó a México luego de su renuncia el domingo. Foto: AFP
Evo Morales llegó a México luego de su renuncia el domingo. Foto: AFP

El canciller recordó que “hace un mes y pico” Morales pidió asilo a Argentina y el entonces presidente Mauricio Macri “no se lo concedió”.

“Si no nos ocupábamos de él rápidamente podía correr peligro su vida, y si corría peligro su vida, además de vida humana, iba a correr sangre en Bolivia, en nuestra opinión también”, subrayó Solá, y adelantó que por el momento no está prevista una reunión entre Fernández y el expresidente boliviano.

Los hijos de Morales, Evaliz y Álvaro, se encuentran desde hace tres semanas en Argentina, donde fueron recibidos por el gobierno del expresidente Macri tras una gestión personal que realizó Fernández.

En La Paz, la canciller boliviana Karen Longaric se hizo eco de las palabras de Solá al señalar que, al recibir el título de refugiado, Morales no podrá realizar manifestaciones de carácter político. “Esperemos que Argentina cumpla rigurosamente con esos principios (...) y no ocurra lo que ocurrió en México, que (Morales) tenía un micrófono abierto, una palestra abierta para hacer política”, dijo Longaric.

Hasta ayer no se informó en qué lugar de Argentina permanecerá Morales como refugiado.

Una fuente diplomática dijo a la AFP que se encuentra alojado en La Matanza, en el Gran Buenos Aires, que alberga a gran parte de la comunidad boliviana residente en Argentina.

Según el último censo de 2010, residen en Argentina unos 350.000 bolivianos, un 19% de los extranjeros en el país. Pero las asociaciones de la comunidad cifran entre uno y dos millones los residentes bolivianos.

Morales dimitió el 10 de noviembre luego de perder el apoyo de las Fuerzas Armadas, en medio de una convulsión social tras un proceso electoral en el que buscaba su cuarto mandato consecutivo y que fue considerado fraudulento por la misión de observación de la OEA.

El exmandatario partió hacia México. Fernández, entonces presidente electo de Argentina, denunció un “golpe de Estado” en Bolivia y colaboró con el operativo para sacar a Morales de su país y llegar a México.

Evo Morales, expresidente de Bolivia. Foto: Germán Espinosa/El Universal/GDA
Evo Morales, expresidente de Bolivia, durante su estadía en México. Foto: Germán Espinosa/El Universal/GDA

Argentina no reconoce al gobierno boliviano de transición de Jeanine Áñez, por lo contrario lo califica de “gobierno de facto”.

El Congreso de Bolivia aprobó a fines de noviembre una ley para anular las cuestionadas elecciones del 20 de octubre y realizar nuevos comicios presidenciales en el corto plazo, de los que no podrá participar Morales. Estas elecciones podrían ser en los primeros meses de 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/