EPIDEMIA

Evacuación de extranjeros en China por el avance del coronavirus

La epidemia se propaga rápido por el mundo. El gobierno chino promete medidas extremas, y dice que está luchando contra un “demonio”.

Coronavirus. Foto: AFP
Coronavirus. Foto: AFP

El nuevo coronavirus no cede. La epidemia ha causado más de 100 muertos y hay al menos 4.500 afectados, mientras varios países están preparando la evacuación de sus ciudadanos de la ciudad china de Wuhan, donde surgió el brote. Estados Unidos está trabajando en una vacuna, pero será meses obtener un resultado, por lo cual por ahora la prevención es la única barrera para el virus que se está expandiendo por el mundo.

“La epidemia es un demonio y no podemos dejar escondido ese demonio”, aseguró el presidente chino, Xi Jinping, en un cambio de actitud de cuando el régimen comunista ocultó el anterior coronavirus, el SARS, que causó cientos de muertos en 2002.

Unos 350 ciudadanos europeos regresarán de China en dos aviones, anunció la Comisión Europea, que aseguró que los repatriados están sanos o no presentan síntomas. Japón también anunció el envío de un primer avión hacia Wuhan, para repatriar a unos 200 ciudadanos suyos.

Estados Unidos evacuará hoy miércoles al personal de su consulado en Wuhan, así como a otros ciudadanos en la región.

Los primeros casos fuera de China de contagio entre humanos aparecieron ayer martes, uno en Japón y el otro en Alemania. En Japón enfermó un hombre de 60 años que nunca había viajado a China, pero que hizo de chófer para un grupo de turistas de Wuhan. Casi simultáneamente, Alemania informaba también de un caso de transmisión entre humanos en su propio territorio. Francia anunció por otro lado un cuarto caso, el de un turista chino que se encuentra “grave”, hospitalizado en París.

Una docena de países se han visto afectados -con unos 50 pacientes- en Asia, Europa, América del Norte y Australia, pero desde la aparición de la neumonía viral en diciembre en Wuhan (centro de China) no se había registrado un contagio entre humanos fuera de ese país.

Zhong Nanshan, reputado científico de la Comisión Nacional de Salud de China, consideró que la epidemia debería alcanzar un pico en una semana o alrededor de diez días.

Casi la totalidad de la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, está aislada del mundo por orden de las autoridades para intentar frenar la epidemia. Unos 56 millones de habitantes viven confinados. Una cuarentena que sorprendió a miles de extranjeros en la región.

Un funcionario desinfecta la cabina de un avión en China. Foto: Reuters
Un funcionario desinfecta la cabina de un avión en China. Foto: Reuters

La propagación del virus aumenta la ansiedad y la batería de medidas de contención. Muchos países reforzaron la precaución en sus fronteras. Mongolia cerró la carretera con China. Hong Kong anunció que reducirá a la mitad los vuelos de China continental y cerrará seis de los 14 puestos fronterizos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos aconsejaron evitar viajes no esenciales a China. De esta manera, la agencia federal amplió a todo el territorio del país asiático la anterior recomendación que emitió, en concreto evitar viajes a la ciudad de Wuhan.

En Estados Unidos hay cinco casos de este virus. Se trata de personas que habían viajado recientemente a Wuhan.

Imagen por microscopio del coronavirus 2019-nCoV. A la izquierda, aislado, con sus picos proteicos que le sirven para adherirse a las células. A la derecha, ya en el interior de las células. Foto: The New England Journal of Medicine
A la izquierda el coronavirus 2019-nCoV., aislado, con sus picos proteicos. A la derecha, en el interior de las células. Foto: The New England Journal of Medicine

El aeropuerto de Chicago, al igual que los de Los Ángeles, San Francisco, Atlanta y el John F. Kennedy de Nueva York, está desde la pasada semana en alerta por las autoridades sanitarias, que revisan a los pasajeros que llegan.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

Las autoridades chinas prolongaron tres días, hasta el 2 de febrero, las vacaciones (siete días) del Año Nuevo chino celebrado el 25 de enero, para retrasar los retornos masivos a las ciudades de cientos de millones de trabajadores migrantes y reducir el riesgo de propagación de la epidemia.

Desde el viernes se han cancelado en toda China al menos 2.000 trenes interprovinciales. Las rutas ferroviarias estarán suspendidas hasta al menos el 8 de febrero.

China acordó que la OMS envíe expertos internacionales al país “lo antes posible” para mejorar los conocimientos sobre el coronavirus y guiar una respuesta global al brote. En un comunicado emitido tras una visita de dos días del director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, y con los ministros de Salud y Relaciones Exteriores, el organismo dijo que se requiere con urgencia una mejor comprensión en torno a la capacidad del virus para propagarse entre personas.

Vacuna contra el nuevo virus.

Estados Unidos intenta desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus. “Ya hemos lanzado el desarrollo de una vacuna” con “muchos colaboradores”, declaró ayer martes Anthony Fauci, director de enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, en una conferencia de prensa en Washington junto al secretario de Salud, Alex Azar.

Fauci estuvo de acuerdo en que es posible que la epidemia disminuya antes de que la vacuna esté lista, como fue el caso durante la epidemia de SARS en 2002 y 2003.

Tomará tres meses lanzar un ensayo de fase 1 y tres meses más para obtener datos, antes de posiblemente lanzar un ensayo de fase 2 en un mayor número de personas, dijo el médico. Pero “estamos avanzando como si debiéramos implementar la vacuna”, dijo y agregó que “avizoramos el peor escenario en caso de que se produzca una gran epidemia”.

Azar pidió a las autoridades chinas “mayor cooperación y transparencia” para alcanzar “una respuesta efectiva”, al tiempo que precisó que Pekín no ha autorizado a equipos de estadounidenses a viajar allí para estudiar la situación.

¿Qué se sabe hasta ahora del coronavirus?
Personas utilizan mascarillas protectoras por el coronavirus. Foto: AFP

Mortalidad. Según cifras difundidas el martes, 106 personas murieron de un total de 4.500 infectados en China. Ningún paciente falleció fuera del gigante asiático, con unos 50 enfermos registrados en una decena de países, de Asia, Europa y América del Norte. Por ahora, no es posible determinar con exactitud la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus, bautizado 2019-nCoV, porque se desconoce el número real de personas infectadas.

Contagio. El número de personas contagiadas por un paciente infectado, llamado “tasa de reproducción de base” o R0, es importante para determinar la dinámica de una epidemia. Las estimaciones científicas oscilan de 1,4 a 3,8, cifras moderadas, explica a la AFP David Fisman, profesor de la Universidad de Toronto. Se desconoce por ahora la fase de infección en la que un paciente se vuelve contagioso.

Síntomas. Las enfermedades provocadas por el nuevo coronavirus y el SARS tienen síntomas comunes, según la observación de los 41 primeros casos detectados en China. Todos los pacientes sufrían neumonía, la casi totalidad tenía fiebre, tres de cada cuatro tosían y más de la mitad tenía dificultades respiratorias. Pero “hay diferencias notables con el SARS, como la ausencia de síntomas que afectan las vías aéreas superiores (congestión nasal, dolor de garganta, estornudos)”, afirma el doctor Bin Cao, autor de un trabajo sobre la materia en la revista The Lancet. Por ahora no existe ni vacuna ni medicamento contra el coronavirus y la asistencia médica consiste en tratar los síntomas.

Control. La epidemia del SARS fue contenida en pocos meses gracias a una amplia movilización internacional. China impuso estrictas medidas de higiene a su población, además de dispositivos de aislamiento y cuarentena. También prohibió el consumo de gatos de algalia, mamífero por el que el virus se transmitía al hombre. En el caso del nuevo virus, se desconoce por ahora qué animal desempeña este papel de intermediario. Entre tanto, China prohibió el comercio de todos los animales salvajes. Los médicos destacan además la importancia de las “medidas barrera”, eficaces contra otras enfermedades virales como la gripe: lavarse las manos frecuentemente, toser y estornudar en el hueco interior del codo o en un pañuelo descartable, evitar tocarse la cara o usar tapabocas, entre otras medidas preventivas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)