LAS NUEVAS EPIDEMIAS DEL SIGLO XXI

Coronavirus: analizan primeros casos en Brasil, Ecuador y Perú

En un intento de ganar tiempo para contener la epidemia, China postergó el fin de las vacaciones del Año Nuevo, que deberían concluir el próximo jueves, hasta el lunes, 3 de febrero.

En todos los aeropuertos se extremaron las medidas para detectar los síntomas del coronavirus. Foto: EFE
En todos los aeropuertos se extremaron las medidas para detectar los síntomas del coronavirus. Foto: EFE

El coronavirus se extiende. La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó la amenaza internacional de la epidemia a “alta”, los muertos ya superan los 100, y en Sudamérica se están evaluando los primeros pacientes sospechosos de tener la enfermedad.

Mongolia se convirtió en el primer país que cierra las carreteras que le unen a China. Las personas procedentes de la provincia china de Hubei, la más afectada, no podrán entrar en Malasia. Alemania, Turquía y Estados Unidos desaconsejaron a sus ciudadanos que viajen a China, mientras Francia, Estados Unidos, Japón y Marruecos preparan la evacuación de sus ciudadanos.

El número de víctimas mortales se eleva ya a 106 y el de casos confirmados oficialmente son ya más de 2.700, incluido un bebé de nueve meses.

Medio centenar de enfermos han sido censados en el resto del mundo, donde una docena de Estados desde Asia a Australia, pasando por Europa o América del Norte, han sido alcanzados por el virus. Alemania registró ayer lunes su primer caso confirmado, en un hombre de Baviera.

La región.

El gobierno de Minas Gerais está trabajando bajo la sospecha de un caso de coronavirus en Belo Horizonte, el segundo en menos de una semana, informó ayer la revista Veja. La paciente, una mujer de 22 años, viajaba a China y, según personas cercanas al caso, aterrizó en Wuhan, la ciudad donde se originó el virus y que está aislada.

A fines de la semana pasada, una mujer de 35 años que había llegado a Brasil de un viaje a Shanghai, también en China, ingresó con los síntomas del coronavirus. El caso fue tratado como sospechoso de la enfermedad por el gobierno de Minas Gerais, pero el Ministerio de Salud negó el marco, basándose en la orientación de la OMS. Luego, el Departamento de Salud del Estado también desestimó la sospecha.

En tanto, el Gobierno de Perú anunció ayer lunes el probable ingreso a su territorio del coronavirus, al haber detectado cuatro probables casos que están en observación, entre ellos tres ciudadanos chinos procedentes de la ciudad de Wuhan.

Y en Ecuador, en los próximos días las autoridades tendrán los resultados sobre un caso sospechoso de coronavirus, el de un ciudadano chino de 49 años, que llegó el martes a Quito procedente de Hong Kong previa escala en Madrid.

Propagación del virus.

La dimensión de la amenaza de propagación la esbozó el alcalde de Wuhan, epicentro del nuevo virus aparecido en diciembre: unos 5 millones de habitantes, casi la mitad de la población, se habían desplazado para pasar las fiestas del Año Nuevo chino.

Desde el jueves la ciudad tiene un aire fantasmagórico. La mayoría de los comercios están cerrados y los vehículos no esenciales no pueden circular.

Investigadores de Hong Kong estimaron que el número de casos podría superar ya los 40.000 y que el número de contagios podría duplicarse cada seis días, por lo que recomiendan medidas draconianas.

El retrato robot del coronavirus empezó a esbozarse: es menos mortal que el SRAS pero más transmisible. (AFP, EFE, Reuters)

La crisis sanitaria golpea los mercados

La crisis por la expansión del coronavirus hace temer una mayor fragilización de la economía china, e incluso mundial. Las principales bolsas mundiales cayeron más del 2% ayer lunes en Japón y en Europa, mientras en Nueva York operaba en rojo. Asimismo, varias competiciones deportivas internacionales programadas en territorio chino fueron anuladas, aplazadas o desplazadas. La última de ellas, la Vuelta ciclista a Hainan, que se iba a celebrar a finales de febrero. También los precios del crudo retrocedieron ayer lunes más de un 3% a mínimos de tres meses, presionados por el número creciente de casos de coronavirus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados