PANDEMIA

Coronavirus en Nueva Zelanda: sin casos activos regresa hoy a la "normalidad"

El gobierno anunció la relajación de medidas al nivel más bajo, lo que en la práctica implica que los ciudadanos pueden retornar a sus puestos de trabajo y reanudar sus actividades cotidianas.

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Foto: AFP.
Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda. Foto: AFP.

Nueva Zelanda es de los primeros países del mundo en regresar a la normalidad. Lo hará hoy martes. La nación oceánica ya no tiene ningún infectado de coronavirus en su territorio. “Hoy, 75 días después (de declarar el máximo nivel de alerta), estamos listos” para la vuelta a la normalidad, declaró la primera ministra Jacinda Ardem, cuya gestión de la pandemia ha sido alabada internacionalmente.

El gobierno neozelandés anunció el levantamiento de las medidas para el combate a la pandemia, lo que en la práctica implica que los ciudadanos pueden retornar a sus puestos de trabajo y reanudar sus actividades cotidianas.

Nueva Zelanda, que hasta la fecha ha confirmado 1.154 infectados, incluidos 22 fallecidos, entró en “emergencia nacional” el 25 de marzo con tan solo 50 contagiados.

Las medidas de restricción, unas de las más estrictas implementadas en el mundo, han permitido al país controlar la propagación del virus y las autoridades sanitarias esperan declararlo erradicado el próximo 15 de junio. En esa fecha se cumplirán 28 días desde que se dio el alta al último caso de “infección local por fuente desconocida”.

Ayer lunes sus autoridades sanitarias anunciaron el resultado negativo en las pruebas de la COVID-19 del único paciente que quedaba.

“Estamos confiados en que hemos eliminado la transmisión del virus en Nueva Zelanda por ahora, pero la eliminación no es un punto en el tiempo, es un esfuerzo sostenido”, advirtió la mandataria laborista.

Uno de los aspectos clave de esta “nueva normalidad” es el uso de un código QR que hay que escanear con el teléfono móvil a la entrada y salida de los negocios y permite a las autoridades un rápido rastreo si surge un nuevo brote.

Rugby con público.

Una muestra clara de la vuelta a la normalidad es que el Súper Rugby Aotearoa, una versión del Súper Rugby reducida a los clubes de Nueva Zelanda, será el sábado la primera competición deportiva importante en el mundo en reabrir sus puertas al público sin restricciones.

“Súper Rugby Aotearoa será la primera competición de rugby profesional en el mundo que permitirá un retorno masivo de los aficionados en la era del COVID-19 cuando se reanude el sábado en Dunedin”, anunció la federación neozelandesa, New Zealand Rugby.

Esta competición es una versión reducida del Súper Rugby, en el cual se enfrentaban equipos de Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia, Argentina y Japón antes de la suspensión prematura en marzo.

El campeonato Súper Rugby Aotearoa será disputado solamente por los cinco equipos neozelandeses y sustituye temporalmente a la competición multinacional.

También la industria del cine está de vuelta en Nueva Zelanda, ya que el director de Hollywood James Cameron y su equipo volaron para filmar una nueva versión de Avatar. Las fronteras de Nueva Zelanda siguen cerradas a los extranjeros, pero el gobierno otorgó un permiso especial a las 55 personas del equipo que trabaja en la secuela de Avatar para que viajen en un avión rentado.

“Ciertamente, el hecho de que podamos comenzar antes que otros países es grandioso, tanto como angustiante ver que la pandemia sigue siendo un desafío alrededor del mundo”, dijo Annabelle Sheehan, directora ejecutiva de la Comisión de Cine de Nueva Zelanda.

OMS: “empeora en el mundo”

“Aunque la situación en Europa está mejorando, a nivel mundial está empeorando”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. El nuevo coronavirus se ha cobrado la vida de más de 403.000 personas y ha infectado al menos a 7 millones desde que apareció en la ciudad china de Wuhan el pasado diciembre.

Israel pone el “freno de emergencia”
Primer ministro de Israel. Foto: AFP

Israel decidió mantener las restricciones que preveía levantar esta semana por el aumento de contagios, anunció el primer ministro, Benjamín Netanyahu, quien afirmó que se debe pisar el “freno de emergencia” para lidiar con el “fuerte incremento” de infecciones registrado esta última semana. El impacto del coronavirus en Israel ha sido más bien leve y ya hace tiempo que se superó su fase más crítica, pero el levantamiento de muchas restricciones ha derivado en un aumento reciente de casos.

Netanyahu pidió de nuevo a la población que siga las normas básicas para prevenir los contagios, como llevar mascarilla, mantener un distanciamiento de dos metros y medidas de higiene como el lavado continuo de manos. “Se los pido por nuestra economía, nuestra salud y la vida de todos. Por favor, respetad las reglas”, dijo.

El foco se ha concentrado en las escuelas: más de 17.000 estudiantes están en cuarentena y unos 130 centros docentes han tenido que cerrar tras contabilizarse al menos 360 positivos desde el regreso a las aulas. Desde el inicio de la pandemia, Israel ha registrado 298 fallecidos y más de 17.900 infecciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados