Publicidad

“Claramente ha fallado la inteligencia militar”, dicen expertos israelíes tras el ataque de Hamás

Consideran que la guerra se va a dividir en dos fases: primero en poner fin a los combates dentro de Israel y segundo, una fuerte respuesta en represalia sobre Gaza.

Compartir esta noticia
Un vehículo en llamas en la ciudad israelí de Ashkelon tras el lanzamiento de cohetes desde Gaza
Un vehículo en llamas en la ciudad israelí de Ashkelon tras el lanzamiento de cohetes desde Gaza
Foto: EFE/EPA/ATEF SAFADI

EFE
Los ecos de la Guerra del Yom Kipur, de la que se conmemoran justo ahora 50 años, resonaron con fuerza en Israel con los ataques de Hamás que, como en 1973, lo tomó por sorpresa y con la guardia baja.

“Claramente, la inteligencia militar ha fallado a la hora de detectar este ataque”, aseveró Eyal Hulata, asesor de seguridad nacional del anterior gobierno y expresidente de Consejo de Seguridad Nacional. “Es un fallo devastador. No hay duda de que nos ha pillado por sorpresa”, agregó Hulata, quien considera que las milicias de Gaza probablemente buscaban imitar el evento de hace 50 años.

Ignorando alertas de seguridad, la inteligencia militar israelí hace medio siglo menospreció las capacidades de Siria y Egipto, que llevaban días replegando tropas en sus respectivas fronteras con Israel y lanzaron un ataque conjunto el 6 de octubre de 1973, iniciando 18 días de la que todavía es la guerra más traumática para Israel, que perdió a más de 2.600 soldados.

“Hoy es un día muy duro, otro 7 de octubre, exactamente 50 años después del día más difícil de la guerra de Yom Kippur, al día siguiente del ataque cuando nos dimos cuenta de que estábamos en otra guerra. Hasta este momento, hoy todo es muy parecido”, afirma el mayor general retirado Giora Eiland.

Según este exmilitar, a Israel le ha tomado completamente por sorpresa “este ataque muy bien coordinado de Hamás”, con el lanzamiento de miles de cohetes durante doce horas, y con incursiones de milicianos por tierra, mar y aire que les permitieron infiltrarse en territorio israelí, tomaron decenas de localidades y secuestraron a medio centenar de israelíes.

Nunca antes Hamás había sido capaz de movilizar a cientos de sus hombres para atacar ciudades y tomar civiles como rehenes; ni nunca antes había lanzado tantos cohetes de forma continuada.

“Fueron capaces de sorprendernos tácticamente y causar mucho daño en términos de víctimas. Civiles han sido asesinados en sus casas, en sus camas. Esto no tiene precedentes. Hamás nunca ha podido hacer nada así”, indicó Hulata, quien cree que ese episodio va a dejar un fuerte trauma en el imaginario colectivo israelí, similar al de la guerra del Yom Kipur.

Tanto Eiland como Hulata consideran que la guerra se va a dividir en dos fases: primero en poner fin a los combates dentro de Israel y liberar las localidades tomadas por los milicianos de Hamás; y segundo, una fuerte respuesta en represalia sobre Gaza, que ya ha sufrido intensos bombardeos aéreos por parte de Israel.

Ninguno de los dos expertos descarta una operación por tierra de Israel dentro del enclave, donde sus tropas no entran desde la cruenta guerra de Gaza de 2014; ni la posibilidad de que surjan nuevos frentes, especialmente en la frontera norte con Líbano, extremadamente volátil y donde tanto las milicias palestinas allá instaladas, como sobretodo, Hizbulá, tienen capacidad de atacar Israel con un buen arsenal de cohetes, como ya hicieran en abril.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

HamásIsraelPalestina

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad