CAMPO DE RETENCIÓN DE MIGRANTES

Australia acepta cerrar su propio "Guantánamo"

ONG’s critican las condiciones de vida de los refugiados.

Australia aceptó cerrar el controvertido campo de retención de migrantes de la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea, donde trasladó a cientos de solicitantes de asilo, anunció ayer el gobierno papú, sin especificar la fecha del cierre.

La muy criticada política australiana en materia de inmigración sufrió en abril un primer revés, cuando la Cor- te Suprema papú estimó "ilegal y anticonstitucional" que Australia traslade a solicitantes de asilo a este campo de detención situado en territorio papú.

"Papúa Nueva Guinea y Australia están de acuerdo en que se debe cerrar el centro", declaró en un comunicado el primer ministro papú, Peter ONeill, tras conversar con el ministro australiano de Inmigración, Peter Dutton.

"Es importante no precipitarse en este proceso que debe llevarse a cabo de manera cuidadosa", añadió.

Las organizaciones de defensa de los derechos humanos critican con severidad la política australiana y no paran de denunciar las condiciones de vida de los migrantes en Manus y en otros centros de retención "offshore" abiertos por Australia.

Dutton afirmó que su gobierno trabajaba con el ejecutivo papú para cerrar el centro de Manus y proponer a los migrantes una eventual instalación en Papúa Nueva Guinea o el regreso a sus países de origen.

Pero el ministro australiano agregó que no habría cambios en la restrictiva política de su país en materia de migración.

"Nuestra posición, reafirmada hoy en Papúa Nueva Guinea, es que ningún ocupante del Centro de Tratamiento Regional de la Isla de Manus podrá instalarse nunca en Australia", subrayó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)