Publicidad

Se “han rifado la democracia” y "Argentina se pegó un tiro en las rodillas": la decepción de los votantes de Massa

En el bunker de Sergio Massa había "tristeza" y "desazón". El candidato por "Unión por la Patria" reconoció el triunfo de su adversario previo a que se conocieran los resultados oficiales.

Compartir esta noticia
El candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, con su esposa Malena Galmarini
El candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, con su esposa Malena Galmarini
Foto: AFP

El País en Buenos Aires
Entiendo a aquellos que sientan desilusión, enojo esta noche”, dijo apenas pasadas las 20 horas y aún sin conocer los resultados oficiales, el candidato de Unión por la Patria(UxP) y actual ministro de Economía, Sergio Massa, al admitir su derrota electoral frente a Javier Milei.

“Los resultados no son lo que esperábamos y me he comunicado con Javier Milei para felicitarlo y desearle suerte, porque es el presidente que los argentinos eligieron para gobernar”, dijo Massa en un acotado discurso frente a centenares de militantes que lo acompañaron desde temprano en las afueras de su búnker, en el Complejo Art Media, ubicado en el barrio Chacarita.

Las palabras “Milei” y “presidente”, cayeron como un balde de agua helada en el público presente, que terminó de confirmar en ese momento lo que desde hacía unos 40 minutos se rumoreaba por lo bajo.

“Parece que ganó el loco este, no te puedo creer”; “yo me quiero morir”, se escuchaba entre los votantes de Massa unos minutos antes del reconocimiento de la derrota.

“Ojo que todavía faltan los (votos) de La Matanza que son fuertes”, “no puede ser”, “hay que esperar”, proponían otros militantes más esperanzados y cautelosos.

Pero minutos antes del discurso de las 20 horas ya no quedaban dudas y los voceros de Massa comenzaron a reconocer la derrota en el búnker de prensa.

Acompañado por su esposa y presidenta del directorio de Agua y Saneamiento Argentinos (AySA), Malena Galmarini, y por las principales figuras políticas de UxP, como su candidato a vicepresidente Agustín Rossi, el gobernador de Buenos Aires Axel Kiciloff, y otros dirigentes, el actual ministro de Economía habló sobre una campaña “larga” y agradeció a la militancia por haberlo acompañado.

El agradecimiento de Massa estuvo especialmente enfocado en los gremios, las organizaciones sociales y en la “conmovedora micro militancia”. Esto provocó un aplauso inmediato en el público, conformado principalmente por integrantes del Movimiento Evita, La Cámpora, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), la Unión del Personal Civil de La Nación (UPCN), por mencionar algunas de las que congregaron mayor cantidad de personas.

Visiblemente cansado y conmovido, Massa destacó el sistema electoral argentino y dijo que este es “fuerte, sólido y transparente” y que “respeta siempre los resultados”, en alusión a las advertencias de un posible fraude, hechas por la oposición durante los últimos días de la campaña.

“Había dos caminos. Claramente, nosotros elegimos el camino de la defensa del sistema de seguridad en manos del Estado. Elegimos promover y defender a lo largo de la campaña el camino de la defensa de la educación y la salud pública como valores centrales”, señaló Massa. Y agregó: “Los argentinos eligieron otro camino” pero “sigo creyendo, al igual que el primer día, que Argentina necesita acuerdos de política de Estado”.

En el búnker donde estaban los principales dirigentes políticos se escuchaban aplausos y gritos de apoyo, pero las palabras del candidato no parecían aliviar la desazón de los militantes que lo escuchaban en la calle y que seguían sin poder creer el resultado.

Llantos, caras largas, abrazos y muchos insultos cada vez que Massa mencionaba a Milei, fue el escenario que dejó el resultado del balotaje en la esquina de las avenidas Corrientes y Dorrego. Algunos bombos y platillos siguieron sonando mientras Massa daba su discurso, pero cada vez con menos fuerza.

“Quiero decirles en lo personal que traté de dejar todo de mí en esta campaña, lo hice convencido porque amo profundamente a la Argentina, casi con la misma intensidad con la que amo a mis hijos”, dijo Massa conmovido.

"Tristeza y desazón"

“Mucha tristeza y desazón porque han rifado la democracia que tanto nos costó conseguir (...) La gente no tiene memoria”, decía visiblemente enojada y entre llantos una votante de Massa.

Otros fueron un poco más autocríticos con la campaña que hizo UxP y señalaron que “quizás falló” la forma de comunicar el proyecto del próximo gobierno.

“Estoy destruido, no puedo creer que la Argentina decidió pegarse un tiro en las rodillas de esta forma (...) Sé que Massa no es el candidato ideal, por lo menos del peronismo, pero es la desidia total el otro lado”, decía a El País otro militante.

El momento más crítico entre los votantes de Massa fue cuando el candidato anunció el fin de una etapa política. “Quiero por último contarles, desde lo personal, que hoy termina una etapa en mi vida política y que seguramente la vida me depare otras tareas y otras responsabilidades. Pero sepan que siempre van a contar conmigo defendiendo los valores del trabajo, la educación pública, la industria nacional, el federalismo, como valores centrales de la Argentina”, dijo Massa.

“Ahora se va, qué bárbaro”, decía con enojo una militante con remera de La Cámpora.

A medida que el discurso de Massa terminaba, los militantes empezaron a irse rápidamente, a descolgar las numerosas banderas que habían puesto con la ilusión que tenían en la tarde, a desarmar los puestos de comida y ya sobre el final quedaban unos pocos que aún conversaban en grupos de “lo increíble” del triunfo del candidato liberal y otros que simplemente se miraban en silencio.

Sin embargo, algunos votantes se quedaron hasta el final como muestra de “respaldo”, según dijeron a El País. “Estoy destrozada, pero mañana estaré de vuelta, estaré en las calles y defenderé todo lo que se ha conquistado porque nada lo tenemos regalado”, dijo una militante peronista que decidió tomar la derrota electoral como un impulso para seguir adelante “con la lucha social” y creer en la “esperanza” que dio Massa al afirmar que más allá de él “hay miles y miles” de personas con “la convicción y el valor de defender” un país “inclusivo”.

Además

Calma a los mercados

En el discurso, el actual ministro de Economía se preocupó por llevar calma y certidumbre a los mercados, tras el triunfo de Milei, y dio señales anticipadas de una transición ordenada. En ese sentido, contó que habló con el actual presidente Alberto Fernández y con el líder de La Libertad Avanza para que se “pongan en marcha mecanismos de enlace y transición para que los argentinos, en los próximos 19 días, no tengan ni dudas ni incertidumbre respecto del normal funcionamiento” del país. No obstante, Massa también dijo que a partir de hoy “la responsabilidad, la tarea de dar certezas, de transmitir garantías sobre el funcionamiento político y económico de la Argentina es responsabilidad del presidente electo”, en relación a Milei. Con esta declaración, algunos analistas políticos argentinos interpretaron que Massa se desentenderá de la situación económica a partir de hoy.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad