PANDEMIA

Shoppings reabren sus puertas este mediodía con horario ajustado y un estricto protocolo

El horario de atención al público será de lunes a viernes de 12:00 a 20:00 horas y los sábados y domingos se ampliará el horario una hora, desde las 11:00 hasta las 20 horas.

Locales reabren sus puertas. Foto: Archivo El País
Locales reabren sus puertas. Foto: Archivo El País

Los shopping centers reabrirán este mediodía en todo el país, salvo en Rivera, donde preocupa la situación de la frontera con Brasil. La decisión anunciada la semana pasada por la Presidencia representa el regreso de unos 1.400 locales comerciales y 9.000 trabajadores en una primera etapa, a los que se suman otros 25.000 adicionales (distribuidores, entre otros). En una segunda etapa, se extenderán a 15.000 los empleos directos que se estarán retomando.

La reapertura de las grandes superficies se hará con un estricto protocolo, el más trabajado y consensuado de todas las áreas de actividad, según dijo el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado. Llevó más de un mes su elaboración y se alcanzó un texto definitivo -aunque revisable de acuerdo a la evolución de la pandemia- tras descartar 45 versiones previas.

En la primera etapa, no funcionarán los cines, los casinos, las áreas de juegos para niños y adolescentes.

Aunque no está previsto un número límite de ingresos, el aforo general se determinará en función de 1 persona cada 5 metros cuadrados. De todos modos, el protocolo aclara que se instará a “mantener el distanciamiento físico de por lo menos 1,5 metros entre individuos y 2 metros en las filas”. El personal de los shoppings se encargará de evitar las aglomeraciones.

Controles al ingresar.

Habrá controles de temperatura e hisopados aleatorios tanto para el personal como para el público. La fiscalización del cumplimiento del protocolo la hará la Inspección General del Trabajo y el Ministerio de Salud Pública.

“Es un protocolo muy restrictivo que genera luz en cuanto a la posibilidad de funcionar, pero en condiciones preestablecidas, con uso de tapaboca, con control de distanciamiento físico sostenido, y donde además habrá una política de inspecciones y un testeo aleatorio de empleados y clientes”, explicó el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado.

“No voy a llegar a la expresión de una asepsia absoluta, casi quirúrgica, pero tenemos un protocolo estricto con garantías sanitarias y de salud para todas la partes”, aseguró Delgado.

Según el secretario de la Presidencia, “de todos los protocolos que hemos firmado, este debe ser el más estricto. Por eso demoró tanto: un mes y 45 versiones de idas, vueltas y mejoras. Este es un tema pensado, profesionalizado, con pasos cortos, seguros, responsables y evaluados”.

Álvaro Delgado. Foto: Francisco Flores.
Álvaro Delgado. Foto: Francisco Flores.

Horarios.

En una primera etapa, el horario general de atención al público será de lunes a viernes de 12:00 a 20:00 horas, y los días sábados y domingos desde las 11:00 hasta las 20:00 horas. En las primeras 2 horas, los mayores de 65 años tendrán prioridad en las cajas de los comercios.

Las plazas de comidas, en tanto, operarán desde las 12:00 a las 20:00 horas, "pudiendo extender su horario hasta las 21 horas de manera opcional, por el momento sólo para delivery y con el formato de “para llevar”", informaron los shopping en un comunicado.

En los locales gastronómicos que se encuentran fuera de la plaza de comidas se procederá de la misma forma, solo con atención al mostrador, sin uso de las mesas. A las dos semanas de esta reapertura se podrá pasar a la venta con público en mesas, aunque manteniendo dos metros de distancia.

En el caso de los locales gastronómicos que tienen apertura al exterior del centro comercial, se podrá hacer uso de las mesas manteniendo la distancia de 2 metros entre las personas, con una menor dotación de mesas y cerrando el acceso a los locales desde el interior del centro comercial.

Locales y baños

El protocolo establece que, como ocurre en otros comercios, habrá puntos de detención en cajas para establecer una separación de 2 metros entre personas en la fila. También maneja la posibilidad de instalar mamparas de acrílico frente a las cajas o mostradores, aunque esto no es obligatorio.

El cliente deberá desinfectarse sus manos con alcohol en gel antes de seleccionar prendas y probárselas (esto último se intentará desestimular, así como el canjes de las mismas).

En cuanto a los baños, se definirá la cantidad máxima de personas a ingresar en función del tamaño y disposición de los mismos en cada piso, asegurando el distanciamiento mínimo previsto. Los secadores de manos eléctricos serán desactivados y en los servicios higiénicos de hombres se deberá evitar el uso de mingitorios contiguos. La misma precaución se tomará con todos los lavabos.

Carlos Lecueder destacó el trabajo en equipo
Carlos Lecueder, director de Estudio Lecueder

La reapertura de los shoppings se logró tras un acuerdo entre el gobierno, los dueños de las grandes superficies y la Federación de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys). El protocolo fue elaborado por los doctores Jorge Facal y Julio Medina.

En caso de confirmarse un caso de COVID-19 en un trabajador de un shopping, se aplicará el algoritmo de actuación del MSP. Se comunicará a los actores involucrados la situación y las medidas a seguir. Luego se deberá cerrar el local el tiempo necesario para la total limpieza y desinfección, según las indicaciones del Ministerio de Salud, previo a su reapertura.

Carlos Lecueder, representante de los shoppings Montevideo, Tres Cruces, Costa Urbana, Salto y Las Piedras, dijo ayer que el sector sabía que no iba a ser de los primeros en retomar la actividad.

“Nunca habíamos hecho un protocolo, ni trabajado en equipo con autoridades de varios ministerios, con la OPP, con Fuecys; es un trabajo que realmente llevó muchas semanas. Si se puede hablar de un trabajo de equipo, ese fue el que se hizo acá”, destacó el empresario.

“En estos momentos van a ir a comprar, porque quizás ir a pasear no sea el objetivo. Lo que vamos a meterles en la cabeza es que los queremos cuidar. Ya sabemos que el Ministerio de Trabajo nos va a controlar y que el MSP también lo hará. Y con Fuecys vamos a hacer un trabajo conjunto, vamos a estar aprendiendo todos juntos. Antes de la crisis trabajaban unas 12.000 personas, estimamos que en esta primera etapa volverán unas 9.000”, agregó Lecueder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados