IMPACTOS DEL COVID-19

"Las pérdidas del comercio en el Centro son del 50%", dijo el presidente de la gremial

Federico Celsi es el propietario del tradicional Bar Facal, de 18 de Julio y Yí, y presidente del Grupo Centro, Cordón y Ciudad Vieja, que agrupa a más de 500 comercios.

Federico Celsi. Foto: Andrés López Reilly
Federico Celsi. Foto: Andrés López Reilly

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Federico Celsi es el propietario del tradicional Bar Facal, de 18 de Julio y Yí, y presidente del Grupo Centro, Cordón y Ciudad Vieja, que agrupa a más de 500 comercios.

En una charla con El País, el empresario señala que el impacto de la pandemia ha calado hondo en varios rubros y que algunos locales han cerrado para no volver a abrir.

El Grupo Centro se sumó a una experiencia piloto de la Intendencia, por la cual 18 de Julio será cerrada al tránsito el 30 de mayo para funcionar como un “shopping a cielo abierto”. Esto ocurrirá cada sábado entre las calles Ejido y Julio Herrera y Obes. La avenida se convertirá en peatonal entre las 13:00 y las 17:30.

En los últimos días, como ocurre en muchos espacios públicos, la población ha regresado al Centro de Montevideo. Los ómnibus funcionan al 75%, aunque trasladan al 35% de la gente que antes, y la Intendencia volvió a cobrar por estacionar en el área tarifada, con una presencia de automóviles en un guarismo similar al del transporte.

Los comercios cuentan con la “ventaja” de que los shoppings se encuentran cerrados -lo cual cambiaría el mes próximo-, pero acusan otros golpes por la crisis: la caída en la venta de productos que no son de primera necesidad, la ausencia de turistas y las restricciones para funcionar, sobre todo de espacio, en bares y restaurantes.

-¿Cuál es el impacto de la pandemia en los comercios del Centro? ¿Mejora la situación con el regreso de la actividad?

-Las tiendas de ropa no llegan al 50% de las ventas. En otros rubros, como el gastronómico, se ve que no hay nadie.

-El protocolo para bares y restaurantes obliga a retirar mesas para guardar las distancias adecuadas. ¿Esto es lo que más complica a los locales chicos?

-Yo estoy muerto de la risa con sacar la mitad de las mesas, porque las que quedan, no las lleno. Ése es el problema: no pasa nada, podría sacar más mesas. El tema es que la gente no se siente segura de entrar, y eso lleva su tiempo. Está lesionada la confianza, lleva tiempo ver que los lugares y los clientes respetan la normativa. Un cliente desconfiado tiene que ver que el otro cliente respeta la normativa, sino, no va a entrar. Toda la sociedad en su conjunto tiene que dar el mensaje. Por eso es importante esto de que se abra 18 de Julio y se peatonalice (ver nota aparte), para que la gente empiece a venir de a poco, cuidándose; es un proceso lento.

-Tampoco están los turistas...

-Exacto, el Centro tiene un doble golpe porque no están. Depende del comercio, pero en muchos lugares el turismo representa entre el 30% y el 40% de las ventas. Y la realidad sobre la perspectiva de esas ventas al turismo internacional, de acá a seis meses, es que sea cero. Y esa estructura hay que bajarla de alguna manera.

-¿Hay comercios que han cerrado de forma definitiva por esta situación?

-Sí, lamentablemente hay. Aparte, cuando un negocio cierra de un momento a otro, lleva su tiempo, porque hay que negociar con el arrendador, hay contratos vigentes, está la gente. Creo que los locales del Centro de acá a 90 o 120 días nos vamos a dar cuenta qué sigue o qué no sigue.

-¿Le han pedido a la Presidencia o a la Intendencia algún tipo de ayuda o subsidio?

-No, esto es caso a caso. Y la realidad es que el gobierno está dando ayudas generales, para tipos de empresas, a los monotributistas o habilitando préstamos, pero no empezó a atacar sector por sector, porque cada uno tiene su especificidad. De hecho todos dicen que el sector de la gastronomía es de los más golpeados, pero hay otros mucho más golpeados a nivel de ventas, no de estructura. La gastronomía está recontra golpeada, pero el mayor golpe es porque tiene una estructura atrás: locales para alquilar y todo el personal que está en caja. Y hay que ver qué hacer con esa gente. Por ejemplo con los organizadores de eventos o los locales de fiestas, las estructuras son más chicas: normalmente el disc-jockey es un subcontrato, el catering otro. Y si te vas a achicar, ese proceso es mucho más rápido y sencillo que en el caso de un local gastronómico.

-¿Se conoce cuál es el impacto en los 500 comercios del Grupo Centro en cuanto al envío de personal al seguro de paro?

-No, es dificilísimo, hay que ver uno a uno. Pero el 90% de los negocios que están abiertos, salvo farmacias y supermercados, tiene menos de la mitad de la plantilla.

-¿Los restaurantes, entonces, son los más afectados?

-Sí, creo que a nivel de ventas son los que están más golpeados, pero es todo en general. Hasta las farmacias están trabajando menos que antes. Las tiendas de venta de ropa también están muy afectadas. En una crisis, uno se cuida de gastar en todo lo que no son cosas de primera necesidad. La gente cuida el dinero, porque hay incertidumbre, no sabe lo que va a pasar. Algunas empresas tienen espalda, pero esa espalda no es de por vida. Por eso, con pequeñas acciones, hay que tratar de reactivar todo de manera lenta, sino, estamos liquidados.

18 será un “shopping a cielo abierto” los sábados

Como prueba piloto, los sábados a partir del 30 de mayo se podrá caminar por toda la principal avenida de la ciudad -de Ejido a Julio Herrera y Obes-, mientras que los locales comerciales funcionarán en horario extendido, del mediodía a la tarde.

El director del Departamento de Movilidad de la IMM, Pablo Inthamoussu, explicó que la propuesta se lleva adelante “luego de estudiar la situación, para generar un espacio de esparcimiento seguro, manteniendo las recomendaciones. Además, agregamos un componente de ayuda en la reactivación del comercio y la gastronomía”.

El intendente Christian Di Candia indicó que con este paseo (que funcionará entre las 13:00 y las 17:30) se busca promover actividades de recreación alternativas “para disfrutar de un modo seguro”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados