ALARMA MUNDIAL

Riesgo de que el coronavirus llegue a Uruguay “es bajo”, dice el MSP

Pese a ello, el Ministerio de Salud Pública elaboró una guía con las medidas de prevención y control para los equipos de salud.

Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País
No se descarta que si la epidemia sigue propagándose la OMS recomiende aplicar restricciones a los viajes internacionales. Foto: Archivo El País.

Mientras el coronavirus sigue propagándose por países del Asia y la epidemia llegó a Europa y Estados Unidos, el Ministerio de Salud Pública (MSP) aseguró ayer que el riesgo de que la enfermedad llegue a Uruguay “es bajo”. No obstante, esa repartición elaboró una guía con las medidas de prevención y control para los equipos de salud.

El nuevo coronavirus detectado en China provoca unos síntomas similares al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) y ha infectado mayoritariamente a individuos que presentaban buena salud, según dos estudios publicados ayer viernes por la revista científica The Lancet. El virus 2019-nCoV, que ha dejado hasta ahora al menos 26 muertos entre 887 contagiados, puede transmitirse de persona a persona y es capaz de propagarse entre ciudades, subrayan esos estudios.

Ante esta situación, el MSP informó a través de un comunicado que el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica está en permanente contacto con los organismos sanitarios internacionales y recibe información sobre las características evolutivas del brote y las recomendaciones de control”, agregando que “de acuerdo a las condiciones y conocimiento actual de la situación, el riesgo de la aparición de casos en Uruguay se considera bajo”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), por ahora “no es necesario realizar restricciones a los viajeros internacionales”, informó el MSP.

Pese a ello, para todo viajero se recomiendan las precauciones generales tales como el lavado de manos con frecuencia y evitar contacto con personas con signos de infección respiratoria.

El MSP indica que “se recomienda la consulta inmediata a los viajeros (especialmente los procedentes de las áreas geográficas con casos) que presenten fiebre y signos y síntomas respiratorios, refiriendo el antecedente de viaje”.

Gigantesca cuarentena.

El gobierno chino amplió ayer viernes la gigantesca cuarentena para luchar contra el coronavirus a 13 ciudades donde viven unos 41 millones de personas, para contener la propagación de una epidemia que ya ha matado a 26 personas, y que obligó a cancelar numerosas festividades del Año Nuevo chino.

El saldo oficial se agravó, aunque por el momento la OMS evita la declaración de emergencia mundial. China ha informado de 830 personas contaminadas, de las cuales 26 fallecieron. De ese total de casos, 117 son considerados de gravedad. Un total de 34 pacientes se han “curado” y han abandonado el hospital, y un millar de casos sospechosos están siendo examinados.

El gobierno ordenó la construcción en diez días de un hospital exclusivamente destinado a recibir a las víctimas en el foco de la epidemia, la ciudad de Wuhan (centro), de 11 millones de habitantes. Los obreros trabajan ininterrumpidamente para tenerlo listo el 3 de febrero.

Las similitudes de la nueva cepa con el Síndrome Respiratorio Severo Agudo (SRAS), que mató a más de 650 personas en China y Hong Kong entre 2002 y 2003, han causado la alarma entre autoridades y población.

Dos de las muertes que fueron confirmadas este viernes por las autoridades sucedieron en Hebei, una región que rodea Pekín, y Heilongjiang, fronteriza con Rusia.

Nepal anunció un caso confirmado, el primero en el sur de Asia. Estados Unidos confirmó dos casos, y 50 sospechosos.

La OMS dijo que China hace frente a una emergencia nacional pero evitó hacer una declaración a nivel internacional que hubiera tenido mayor cooperación mundial pero que, al mismo tiempo, hubiera entrañado eventuales restricciones comerciales y de viajes.

La propagación del virus sorprendió al gigante asiático en medio de una época festiva en la que decenas de millones regresan a sus lugares de origen para pasar las fiestas en familia y de multitud de celebraciones públicas. (Con información de AFP)

Llegó a Europa y se lo investiga en EE.UU.
La nueva cepa de coronavirus surgida en China se extiende por Asia y ya está en América. Foto. AFP

El gobierno francés informó ayer viernes de que ha confirmado un tercer caso del coronavirus de Wuhan, que afecta a un pariente cercano de otro de los dos afectados que habían sido anunciados también ayer. El Ministerio de Sanidad indicó en un comunicado que esas tres personas habían estado en China y se encuentran actualmente hospitalizadas, una de ellas en Burdeos (sur) y las otras dos en París.

Asimismo, anunció que se ha abierto de forma inmediata una “investigación epidemiológica” en torno a esos tres casos, que serían los tres primeros detectados en Europa. La ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, explicó ayer que el primer caso es un paciente de Burdeos de origen chino y de 48 años que viajó recientemente a Wuhan por asuntos profesionales, mientras que del segundo paciente solo dijo que se encuentra ingresado en aislamiento en el hospital parisino Bichat.

Mientras, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció ayer que el Departamento de Salud está investigando tres posibles casos del coronavirus. En un comunicado, Cuomo precisó que las tres personas están aisladas mientras se les están realizando las pruebas oportunas. Las declaraciones del gobernador se producen poco después de que el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, asegurará que había cuatro personas “bajo investigación” por temor a que pudieran estar contagiados por coronavirus. Un total de 63 personas de 22 estados del país están bajo investigación. (Efe)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)