INTENSIFICARÁN CONTROLES EN CENTROS DE SALUD

Llamado de atención del gobierno ante casos de coronavirus en mutualistas

Lacalle Pou anunció que se hisopará a todos los pacientes que se internen en centros de salud de Montevideo y Canelones para evitar nuevos contagios en mutualistas.

Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa. Foto: Marcelo Bonjour
Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa. Foto: Marcelo Bonjour

La confirmación de nuevos casos de coronavirus en mutualistas, disparó la alerta en el gobierno que ayer hizo un llamado de atención ante la propagación de los contagios de COVID-19.

Lejos de suspender la pausa en la apertura de algunos sectores de actividad, el presidente de la República Luis Lacalle Pou, anunció anoche en conferencia de prensa medidas para los pacientes internados, pidió a la “barra joven” no hacer fiestas y llamó a no “cantar victoria”.

La salida del presidente, ocurrió en medio de un brote de coronavirus en Médica Uruguaya (ayer se confirmaron 18 nuevos casos). Además, también fueron detectados los primeros casos de coronavirus en el Casmu y en el Círculo Católico.

Lacalle anunció ayer que se resolvió hisopar a todos los pacientes que se internen en hospitales o mutualistas de Montevideo o Canelones, al tiempo que remarcó que se le pedirá un certificado a toda persona que ingrese al país por la frontera, de modo de demostrar que no tiene COVID-19.

La primera medida busca evitar que pacientes con el virus ingresen y contagien al personal de la salud y a sus familiares dentro de las instalaciones médicas. Con la segunda, el gobierno se asegura que sobre todo los camioneros no ingresen a Uruguay con la enfermedad.

“Que nadie cante victoria porque estamos lejos de terminar este partido”, señaló el presidente que ratificó la postura del gobierno de no pausar ni retroceder en ninguna de las aperturas. “El Uruguay gracias al esfuerzo de los uruguayos ha podido volver a muchas de las actividades”, dijo el mandatario. “No se puede abrir todo al mismo tiempo”, agregó.

“Si podemos estar a esta altura de reapertura, es gracias a la sociedad entre el gobierno y los uruguayos”, comentó Lacalle Pou acompañado en la sala de conferencias de la Torre Ejecutiva por el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, y el presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Cipriani.

Es “bastante disímil” el acatamiento del uso del tapaboca, y el distanciamiento físico es “fundamental”, consideró el presidente a la hora de mencionar qué cosas hay que hacer.

En su mensaje, el presidente también envió una señal a los más jóvenes. “A la barra joven: no se pueden hacer fiestas”, dijo, y agregó que “esto atenta contra todas las medidas sanitarias que se han recomendado”. Acotó que “se va a controlar a la gente que tiene que estar confinada”.

Como informó El País la semana pasada, el Grupo Asesor Científico Honorario entregó tres informes al presidente en los que manifiesta su preocupación por el avance de la epidemia. Sin embargo, el gobierno no tiene ninguna intención de decretar una cuarentena voluntaria.

El propio presidente recomendó “obviamente que el que no tenga que salir que no salga (...) El Uruguay ha madurado rápidamente sobre esta enfermedad”, remató el mandatario que agregó que quien no lo hace es por “desidia”.

Horas antes, el presidente visitó las instalaciones de la sede central de ASSE, en el ex Edificio Libertad, en donde mantuvo un encuentro con integrantes del directorio.

En alerta.

De los 32 casos confirmados ayer por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), 18 eran de Médica Uruguaya. Pero, en paralelo, también se detectaron los primeros casos de COVID-19 en otras dos instituciones médicas de Montevideo. Se trata del Casmu y el Círculo Católico, que por cuestiones de horario no fueron contabilizados en el informe.

El Casmu informó ayer que siete personas del sanatorio N° 2 de 8 de Octubre, entre los que hay pacientes, familiares de los mismos y personal de la salud, dieron positivo a los tests de COVID-19. Ayer, “la institución médica realizó 183 hisopados, resultando de ellos siete casos positivos”, informó el Casmu.

En la mutualista indicaron a El País que en uno de los casos, uno de sus funcionarios se contagió de su pareja, médica en otra mutualista.

Coronavirus en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
Coronavirus en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto

La institución de salud indicó en un comunicado: “Comenzamos en forma inmediata con el seguimiento epidemiológico de los posibles contactos, a los efectos de delimitar el foco. Se extremaron las medidas sanitarias en la Institución”. Añade que el Casmu “cuenta actualmente con un Área COVID-19, totalmente equipada y con lugares de internación disponibles, en caso de ser necesarios”.

También se detectó un caso de coronavirus en el sanatorio del Centro “Luis Pedro Lenguas” del Círculo Católico. Se trata de una paciente de 34 años con patologías previas que ahora está internada en el sanatorio central. Como consecuencia de esta situación, más de 80 personas están aisladas, a la espera de los resultados de los tests diagnósticos. Del total de aislados a raíz de esto, 57 son funcionarios del centro de salud.

La mujer ingresó en la noche del lunes a la institución y se le realizó un hisopado, del que se tuvo resultado en la madrugada de ayer martes. Anoche se había hisopado a la madre de la paciente y se está a la espera del resultado. En tanto, el padre y el hermano, socios de otra mutualista, se realizarán el hisopado hoy mientras guardan cuarentena.

A priori, desde la institución descartan que este caso tenga nexo epidemiológico con el brote de Médica Uruguaya y otros focos registrados en Montevideo.

Ayer, Casa de Galicia decidió que “los trabajadores de empresas privadas de acompañantes deberán presentar previo al ingreso a nuestra institución un resultado de test para COVID-19 negativo a partir de próximo lunes”, según un comunicado que circuló anoche a última hora. La mutualista realizó exámenes y no detectó coronavirus entre su personal o pacientes.

Velorio en Treinta y Tres

Mientras tanto, la Dirección de Salud de Treinta y Tres busca a los asistentes al velorio de una mujer que dio positivo a coronavirus tras haber estado internada en la mutualista Médica Uruguaya. Si bien cuentan con una lista con gran parte de los asistentes, decidieron emitir un comunicado para que todo aquel que haya participado pueda contactarse y ser puesto en cuarentena. Actualmente son alrededor de 70 las personas que se encuentran realizando cuarentena. Por el momento la única que dio positivo fue una familiar que había acompañado a la mujer durante su internación en la Médica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados