ACTO EN DURAZNO

Un Solo Uruguay: críticas al FA y una carta de crédito para el gobierno electo

La organización fue enfática en reclamar que se reduzca el “centralismo” en aspectos tan sensibles como los servicios de salud y educativos en el interior del país.

Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé
Los asistentes comenzaron a llegar varias horas antes de las 18:00, cuando se leyó la proclama. Foto: Leonardo Mainé

El movimiento “Un Solo Uruguay” (USU) reunió a su gente ayer por tercer año consecutivo. Lo hizo en Santa Bernardina de Durazno y en el medio de la transición entre gobiernos. Como se esperaba, abrió una carta de crédito al gobierno electo y criticó al Frente Amplio.

Con un marco de asistentes sensiblemente menor al de las ediciones anteriores, la organización fue enfática en reclamar que se reduzca el “centralismo” en aspectos tan sensibles como los servicios de salud y educativos en el interior del país.

En la tribuna estaba el futuro secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, del designado ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, que llevó al senador electo Guillermo Domenech y a tres de sus diputados. También se acercaron los senadores blancos electos Jorge Gandini, Sergio Botana y Gloria Rodríguez.

Más allá de los acuerdos con el gobierno, USU reivindicó su independencia. Ninguno de los cuadros dirigentes del movimiento será candidato en las elecciones municipales, según confirmó a El País el dirigente Marcelo Nougué. Tampoco tendrán cargos en el gobierno o en el Parlamento.

Además, Uriarte aseguró que consultó a todas las gremiales agropecuarias para la designación de jerarcas en el MGAP. Sin embargo, a USU no se le consultó por no ser un gremial ni tener personería jurídica, explicó el futuro ministro.

Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé
El futuro ministro Carlos María Uriarte, en la convocatoria que se desarrolla desde hace dos años en Durazno. Foto: Leonardo Mainé

En la proclama, leída por la productora de Cerro Largo Virginia Vaz, el movimiento presentó varias de sus propuestas para mejorar la competitividad reduciendo el costo del Estado.

En el arranque de la proclama los miembros del colectivo subrayaron que “el cambio que se expresó en las urnas es consecuencia sin dudas de un gobierno que entendió el reclamo del país que trabaja, el de los que todos los días se levantan a ponerle el hombro a el país”.

“No venimos a reclamarle nada al nuevo gobierno”, sostiene USU. No obstante, planteó “derogar normas, leyes y reglamentaciones que atentan contra la libertad”.

Como ejemplo de ello se listó “la derogación de la ley de prensa (en referencia a la ley de medios), del sistema de control del transporte de carga, la modificación ideológica que conlleva el plan de manejo de suelos. O la obligatoriedad de la facturación electrónica. Todos procesos con un discurso políticamente agradable, pero que coartan la libertad de los uruguayos y en general solo les ha ocasionado mayores costos y limitaciones a la hora de emprender”.

Tras quejarse de que decisiones de los gobiernos de Frente Amplio han generado discriminación hacia el interior del país, USU destaca “proponer un cambio necesario. Descentralización, verdadera descentralización, no versos ni titulares, en ella nos va el futuro al interior y al país entero”.

Para mejorar la situación del sector productivo el colectivo sostiene que “sin bajar el costo país se hace cuesta arriba cualquier producción, sin eliminar gastos superfluos no hay forma de abaratar la alta carga del Estado, bajar el déficit fiscal y volvernos competitivos (…) Los altos costos para vivir, para trabajar y producir ocasionados por el desmedido tamaño y gasto del Estado nos posicionan como el país menos competitivo de la región”.

Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé
Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé

Los integrantes de USU sostienen que “necesitamos abaratar, o aunque sea mantener el precio de la energía y combustibles, para ello sin duda que hay que trabajar en la eficiencia de las empresas públicas. A partir de 1 de marzo se deben eliminar gastos sin sentido, como por ejemplo la contratación de servicios de jardinería por Ancap por $ 1,2 millones, o las famosas silla que todos recordamos”.

“Llegó el momento de que el tan necesario ajuste fiscal lo haga el Estado a través de la reducción del gasto. Sí estamos proponiendo un cambio necesario, achicar el costo país, ese que nos impide ser competitivos y ahorca a la empresa, al trabajador y a la familia”.

En torno a la nueva planta de UPM, USU propone “renegociar el contrato”, pero además exige “no más contratos confidenciales que comprometan recursos y soberanía nacional”.

Al cierre de la proclama, Vaz sostuvo: “Podremos hablar y hablar, pero ninguna solución va a ser sustentable. Si no se involucra a la sociedad civil en el diagnóstico y en las soluciones, no vamos a avanzar mientras se dicten normas para todo el país desde un escritorio en la Ciudad Vieja, con gente alejada de la gente”.

Reacciones políticas.

“En términos generales comparto todo lo expresado. Nos llevamos una hoja de deberes que vamos a hacer lo imposible por cumplir”, dijo el futuro ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte. “Ver a la gente llena de optimismo y expectativa me llena de alegría. Es como el sentimiento del deber cumplido sin haber arrancado. Nos da mucha fuerza. Sabemos que no vamos a poder satisfacer todas las demandas, pero con esfuerzo vamos a conseguir muchas cosas. Lo más importante que me llevó es lo de escuchar a la gente, lo que el pueblo necesita, es el deber de cualquier gobernante”, afirmó.

Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé
Acto anual de Un Solo Uruguay en Durazno. Foto: Leonardo Mainé

En tanto, el líder de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos destacó que la proclama es “la voz de la gente del interior que reclama atención y que los gobernantes los tengan en cuenta”. “Denuncian un proceso de vaciamiento del interior del país, que creemos que hay que revertirlo. Prestamos atención porque los reclamos van de la mano de nuestro gran objetivo que es reactivar el país productivo”, señaló Manini.

Por otro lado, el dirigente de Un Solo Uruguay, Marcelo Nougué, destacó que en este acto hubo “mucha gente”. Subrayó que la proclama fue “contundente, clara y bien dirigida, dando un mensaje al nuevo gobierno de que en determinados temas nos va a encontrar juntos para poder sacar los cambios adelante”.

Políticas de frontera y menos burocracia

El reconocido periodista agropecuario Walter “Serrano” Abella hizo una extensa narración de las dificultades que le toca atravesar a los vecinos del interior por la razón de estar alejados de los lugares en que se toman las grandes decisiones nacionales. Además, recordó las dificultades que tuvo USU desde su nacimiento. “Lo eliminaron de las mesas oficiales que citaba el gobierno donde se sentaba el resto de las agremiaciones del país, lo hostigaron y lo prohibieron. Y aquí está vivito y coleando. No corta las calles ni pinta los muros, no invade para expresar su pensamiento ningún derecho ajeno. No tiene otro objetivo que buscar, en consulta con otros, un mejor destino para el Uruguay”, dijo el locutor.

En esa línea se propuso diseñar políticas de desarrollo para el interior del país “para que el país vuelva a caminar y se generen nuevos empleos reales y sustentables en el tiempo”. Además, se puso énfasis en que los problemas son diferentes según el lugar en que ocurran. En tal sentido, propusieron generar políticas de frontera que “logren revertir el drama que vive el comercio en esas zonas es una obligación si queremos un país con futuro” y “disminuir la burocracia” eliminando “el tramiteo innecesario que solo sirve para justificar cargos en el Estado”.

En salud hay un “Uruguay olvidado”
Acto de Un Solo Uruguay, este jueves en Durazno. Foto: Leonardo Mainé

Una de las intervenciones más emotivas de la jornada fue protagonizada por el médico Carlos Córdoba. El profesional se presentó como representante de la Sociedad de Medicina Rural de Uruguay, una organización que reúne a los médicos que trabajan en poblaciones con menos de 3.500 habitantes. El médico dijo que en campaña política nadie les prestó atención, pero exigió que las autoridades electas escuchen a los profesionales de las pequeñas localidades. Los profesionales atienden pacientes de 448 centros poblados y sus alrededores. “Es el llamado Uruguay profundo, eufemismo que esconde la realidad, somos el Uruguay olvidado”, comenzó.

El antiguo Programa de Salud Rural señaló en el año 2009 que se debía asistir a 489.039 habitantes. “La distribución del personal de salud no contempla las necesidades de la población. Se cumple la ley de cuidados inversos, es una ley sociológica que significa que el acceso a la atención médica de calidad varía en proporción inversa a población asistida. Más necesidad, menos se invierte”, subrayó.

Además, destacó que el 7% de los médicos trabaja al norte del Río Negro, cuando allí vive el 17% de la población. “Solo el 0,5% de las licenciadas en enfermería vive en localidades con menos de 5.000 habitantes”, dijo. Córdoba destacó que mientras un habitante de Montevideo o de una ciudad capital se enferma es atendido por su seguro médico o recibe atención en ASSE de manera rápida, lo que no pasa si vive en uno de esos 448 pueblos mencionados.

Proclama del acto Un Solo Uruguay

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados