Publicidad

Sorpresa e incertidumbre en el gobierno ante declaraciones del presidente de Paraguay sobre acuerdo con la UE

Santiago Peña adelantó que las negociaciones tienen que culminar en diciembre o se caen, una postura de la que Lacalle Pou no estaba al tanto.

Compartir esta noticia
Reunión de Santiago Peña con Guillermo Scheck
Santiago Peña, presidente de Paraguay.
Foto: Estefanía Leal/archivo El País

Las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea por un acuerdo comercial -esas que llevan más de 20 años y que llegaron a un primer cierre técnico en 2019- avanzan en un lento y sinuoso camino que hace que en el gobierno uruguayo se mantenga el pesimismo sobre su eventual conclusión que el presidente Luis Lacalle Pou manifestó desde que se retomaron las conversaciones meses atrás.

Sin embargo, en las últimas horas surgieron unas declaraciones que sorprendieron en la Torre Ejecutiva y la Cancillería del ministro Francisco Bustillo por los efectos que puedan tener en el resultado final de este proceso, pero sobre todo por anunciar un hecho que se desconocía, indicaron a El País fuentes oficiales.

Las afirmaciones fueron realizadas por el presidente de Paraguay, Santiago Peña, quien aseguró que el Mercosur ya se trazó un plazo para negociar el acuerdo, luego del cual el bloque sudamericano se bajaría y continuaría con su agenda. “O cerramos antes del seis de diciembre o no cerramos”, fueron las palabras del mandatario paraguayo en una entrevista que concedió al diario británico Financial Times.

Sorprendió porque no fue un mensaje que se hubiera antes compartido a nivel de los presidentes del Mercosur o de sus cancilleres -al menos Uruguay no estaba participado-, pero también por la manera intempestiva en que se pronunció. Asimismo, fuentes diplomáticos indicaron que a criterio de Uruguay esto puede generar “descoordinación” en el bloque sudamericano y en el marco de las conversaciones que se siguen manteniendo con los europeos.

Al mismo tiempo, señaló un integrante del Poder Ejecutivo, puede ser también “una jugada de ajedrez” por parte del mandatario paraguayo, pero en cualquier caso lo que generó en el Palacio Santos es incertidumbre.

Fue, en definitiva, un mensaje que descolocó por lo “extraño” e incluso fue un tema abordado en la sesión de ayer de la Comisión de Representación Permanente del Mercosur.

El presidente del Parlasur, el diputado uruguayo Mario Colman, leyó a sus pares las declaraciones de Peña para dejar sentada la “inquietud” que habían despertado en la delegación uruguaya. Como respuesta, el representante paraguayo en este órgano señaló que el sentido de las palabras del jefe de Estado de su país apuntaba a que las conversaciones entre ambos bloques estaban trancadas por falta de “voluntad política” de los europeos, cuando los asuntos “técnicos” ya habían sido despejados.

Estado de situación

Uruguay tiene apuro en concluir este proceso no solo por los beneficios económicos que pueda traer el acuerdo sino porque el compromiso asumido por Lula con Lacalle Pou cuando el brasileño visito Montevideo en enero de este año es que lideraría las conversaciones con China hacia la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el Mercosur, pero solo luego de terminar este proceso con los europeos.

En la última cumbre del Mercosur, a principios de julio, en Puerto Iguazú (Argentina); Lacalle Pou le pidió a Lula que sea “generador de optimismo” sobre la firma de este acuerdo, y entonces el brasileño adelantó que a la brevedad se respondería la nueva adenda enviada por los europeos, con mayores exigencias ambientales.

Esto ocurrió recién por estos días: se envió ahora una primera respuesta genérica a los planteos de la UE, según informó días atrás El Observador, y ahora siguen las conversaciones entre los cancilleres sudamericanos para avanzar en el contenido de la respuesta final. En este sentido, y aprovechando la cumbre del Mercosur que se hizo la semana pasada en Nueva York, los ministros del Mercosur tuvieron una reunión para definir los pasos siguientes, pero a criterio del Palacio Santos no se logró en esa instancia ningún avance sustancial.

Además

“O cerramos en diciembre o no cerramos”

Las declaraciones del presidente de Paraguay, Santiago Peña, al diario Financial Times fueron tajantes: si no se concluye antes del 6 de diciembre un tratado comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, el bloque sudamericano se retirará y comenzará a negociar con “países asiáticos”. “O cerramos antes del 6 de diciembre o no cerramos”, fueron sus palabras.

El mandatario hizo también referencia al plazo que de alguna manera ya había esbozado el pasado junio el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, cuyo país ejerce la presidencia de turno de Mercosur y quien habló de “finales de este año” como el momento de cerrar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

“Si hay alguien que puede cerrar el acuerdo es Lula... Será este año o no será, no pasará nunca”, añade Peña en la entrevista.

En una conferencia de prensa que dio Peña en las últimas horas ratificó sus declaraciones al medio británico. “Yo he dicho y le he transmitido esto al presidente Lula (da Silva) que cierre la negociación, porque si él no cierra, yo no voy a continuar en el próximo semestre”, dijo en referencia al momento en que su país asumirá la Presidencia Pro Témpore del Mercosur. A partir de entonces, concluyó, su país se enfocará en “cerrar acuerdos con otras regiones del mundo”, meta que dijo estar confiado en alcanzar “muy rápidamente”, avisó el líder paraguayo. Con información de EFE.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad