VOTOS DEL FA Y CIUDADANOS NO ALCANZARON

Senado no vota el desafuero de Manini Ríos al no encontrar intención de delito

El Partido Nacional, Batllistas (el sector de Sanguinetti) y Cabildo Abierto no apoyaron su desafuero para ser juzgado por una supuesta omisión o demora en la denuncia de delitos de la dictadura.

Guido Manini Ríos. Foto: Marcelo Bonjour
Guido Manini Ríos. Foto: Marcelo Bonjour

Guido Manini seguirá en el Parlamento gracias a los votos de los senadores del Partido Nacional, Batllistas y Cabildo Abierto (15 afirmativos contra 16 negativos), quienes no apoyaron su desafuero para ser juzgado por una supuesta omisión o demora en la denuncia de delitos.

La principal novedad de la sesión extraordinaria fue el cuestionamiento de la bancada nacionalista a la Fiscalía y al gobierno de Tabaré Vázquez. “No había obligación jurídica (por parte de Manini) de denunciar un delito que ya había sido procesado”, dijo la senadora blanca Carmen Asiaín, y agregó que el fiscal Rodrigo Morosoli, que fue quien pidió el desafuero, estaba “fuera de su turno” cuando decidió actuar. “Fue un desastre la actuación del fiscal”, sentenció Graciela Bianchi, su correligionaria.

Recordemos los hechos que llevaron a la sesión parlamentaria de ayer. En un Tribunal de Honor Militar, José Nino Gavazzo confesó el 10 de abril de 2018 que tiró el cuerpo de Roberto Gomensoro en el río Negro en marzo de 1973. Manini, por entonces comandante en jefe del Ejército, dice que le informó verbalmente al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, sobre esta confesión, mientras que los legisladores del Frente Amplio niegan que se lo haya comunicado, en concordancia con el dictamen del fiscal.

Ante estos hechos, las senadoras del Partido Nacional coincidieron en que lo que el fiscal Morosoli pretendía imputarle a Manini es “un delito imposible”, porque el entonces comandante en jefe del Ejército no debía denunciar la confesión ante la Justicia sino ante sus superiores, Menéndez o el presidente Tabaré Vázquez. “No hay delito de Manini; quizá de otros, sí”, dijo Asiaín, en evidente alusión a los jerarcas políticos.

La senadora sostuvo que “la intención de ocultar (la confesión de Gavazzo) era imprescindible para la justificación del delito” y negó que esa intención haya existido porque el actual líder de Cabildo Abierto “entrega todo” el expediente del Tribunal de Honor “íntegramente” al Ministerio de Defensa.

“No existe mérito alguno para imputarle a Manini Ríos el delito de omisión de funcionarios en proceder a denunciar delitos. El delito de Gavazzo no era noticia, no era novedad, ya había sido juzgado, había sentencia, no había daño a la administración de justicia, no hubo ocultamiento, no había plazo”, aseguró la senadora, quien en cambio cargó de responsabilidad a Vázquez. “La denuncia fue presentada por Presidencia pero tarde, 45 después de recibido (el expediente) y después que sale en la prensa. Esa es la verdadera complicidad”, agregó, en referencia a la consigna que el FA ha enarbolado sobre este tema: “desafuero o complicidad”.

La senadora destacó que Vázquez homologó la actuación del Tribunal de Honor en el que Gavazzo confesó el delito, mientras que “actitud opuesta es la de otros gobernantes que, pudiendo haber homologado, no homologaron”, en clara alusión al presidente Luis Lacalle Pou.

Tratamiento del desafuero político de Guido Manini Rïos. Foto: Leonardo Mainé
La senadora Graciela Bianchi fue una de las más activas durante la sesión. Foto: Leonardo Mainé

Por su parte, Bianchi retomó el ataque a la Fiscalía. “Acá hay decenas de dudas razonables” sobre los hechos, dijo. “Si a la fiscal de Colonia le hicieron una investigación administrativa, a estos fiscales (Morosoli y sus adjuntos) yo iría directamente al sumario, porque ya están identificados (las siguientes irregularidades): prejuzgamiento, hostigamiento a las defensas y los testigos”, agregó.

El senador colorado Julio María Sanguinetti, líder de Batllistas, también cuestionó la actuación de Morosoli. “Este dictamen del fiscal no tiene equilibrio y convicción suficiente como para que personalmente me sienta en la voluntad de acordar este desafuero”, dijo el expresidente. Como Bianchi, Sanguinetti expresó además su “preocupación” porque el fiscal Jorge Díaz ha cuestionado la institucionalidad de los fueros.

Tratamiento del desafuero político de Guido Manini Rïos. Foto: Leonardo Mainé
Julio María Sanguinetti y José Mujica conversando en sala. Foto: Leonardo Mainé

“No veo aquí una intencionalidad criminal. No veo la intención del ocultamiento. No veo un comandante en jefe que esconde. Que demora, sí. ¿Pero arrancó la hoja después? ¿Ocultó? No es así. El expediente llega al ministerio y el ministro lo lleva a la Presidencia. Y si el fiscal no le pide cuentas por lo menos al secretario de la Presidencia (Miguel Ángel Toma), a mí me invalida totalmente la calidad de esa solicitud. Me la invalida o me pone en la duda, cosa que me basta. No podemos suspender el fuero de alguien que fue elegido por el 10% de la ciudadanía simplemente porque nos parece que”, dijo Sanguinetti.

Por su lado, el senador Guillermo Domenech, de Cabildo Abierto, dijo: “Yo creo en Dios. No creo en la Justicia”.

Familiares protestó en el Palacio

Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos se concentró frente al Palacio Legislativo con pancartas y pidió el desafuero de Guido Manini. El senador dijo esta semana en entrevista con Mejor Dicho que “hay familiares que siguen prisioneros de ese odio que los ha movido toda la vida”. La senadora frenteamplista Liliam Kechichian se refirió en sesión al tema. “¿Qué es el odio? ¿Una foto, una flor, una consigna de verdad y justicia, una marcha, eso es el odio? ¿Una madre que perdió a sus hijos? ¡Por favor!”, exclamó.

Kechichian: “Canallada” de Manini

Kechichian cuestionó que la comunicación de Manini con sus superiores fuera verbal, como alegó el líder de Cabildo Abierto. La senadora frenteamplista dijo que en el ámbito militar “escriben todo”. Además, calificó como “una canallada” que Manini dijera que le informó al entonces ministro Jorge Menéndez de la confesión de Gavazzo, porque su compañero socialista, que falleció 10 días después de su remoción, hoy no puede defenderse, y porque Manini nunca manejó esa versión antes de su muerte.

Mociones del Frente y Ciudadanos

Tanto los 13 senadores del Frente Amplio como los dos de Ciudadanos votaron a favor del desafuero. El senador Charles Carrera (FA) planteó que hay “elementos objetivos suficientes que den cuenta de la comisión de un delito y de la identificación de sus presuntos responsables”, y refutó que el fiscal no estuviera de turno, como dijeron las senadoras blancas y Manini. “Morosoli estaba de turno en zona 4 cuando se publicó la noticia en el diario El Observador” sobre el Tribunal de Honor, dijo Carrera a El País.

Es una “operación” contra la coalición
Tratamiento del desafuero político de Guido Manini Rïos. Foto: Leonardo Mainé

El senador Guido Manini tuvo una primera intervención de una hora, en la que justificó su negativa a votar su desafuero, y dijo que responde a “una operación para terminar con la coalición del gobierno”. “Más allá de que es claro que no oculté nada, tampoco es cierto que yo no lo haya comunicado en su momento cuando lo tenía que comunicar”, dijo el senador, quien aseguró que todas las comunicaciones con sus superiores, los entonces ministros de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro y Jorge Menéndez, fueron verbales, no escritas, y jamás quedaron estampadas en actas. “Se recurrió a politizar la Fiscalía y a incidir en la campaña electoral. La Fiscalía manipuló los turnos y mandató a uno de sus funcionarios. Estaba preocupada en defender a Presidencia y en imputar a un candidato a la Presidencia”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados