POLÉMICAS DECISIONES DE EXAUTORIDADES

Secundaria analizó justificar horas a docente por ocupación de liceo

El Consejo de Secundaria del período pasado analizó justificar horas al dirigente sindical Luis Martínez cuando faltó a clases para ocupar un liceo.

Salón de clases vacío. Foto: Archivo El País
En 2017 se quisieron justificar horas de faltas docentes en ocasión de ocupaciones. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Dentro de una “larga lista” de docentes, el Consejo de Secundaria del período pasado analizó justificar horas al dirigente sindical Luis Martínez cuando faltó a clases para ocupar un liceo.

En la sesión del 7 de setiembre de 2017, a cuyas actas tuvo acceso El País luego de un pedido de informes realizado por el diputado colorado Felipe Schipani, se ingresó a debatir por parte de las autoridades del anterior Consejo sobre la justificación de horas docentes y allí se nombró puntualmente a Martínez, que en la actualidad está alejado de Fenapes y fue suspendido luego de haber sido denunciado por acoso, según informara El País en setiembre del año pasado.

En 2017, concretamente, la exconsejera Isabel Jaureguy opinó: “Si no se justifican las inasistencias de Luis Martínez en ocasiones de ocupación, se genera un problema porque se desconocen las tareas y responsabilidades de los dirigentes sindicales”.

En agosto de 2017 diversos medios de prensa informaron justamente de una ocupación que tuvo lugar en el liceo Dámaso Antonio Larrañaga, de la que participó Martínez en reclamo de mejores condiciones edilicias. Consultado por El País, el dirigente prefirió no hacer declaraciones al respecto de pedidos de justificación de horas sindicales por ocupación.

En esa misma sesión del Consejo de Secundaria donde se mencionó la posibilidad de justificar las faltas a Martínez, se discutió la aplicación del artículo 70-10, por el cual los docentes presentaban certificados por actividades sindicales, por fuera de lo establecido en las licencias gremiales otorgadas a Fenapes y al margen del estatuto.

Tras la apertura de un expediente por el caso del profesor de historia Marcel Slamovitz -quien pidió justificar 140 horas en 2017-, Secundaria aprobó justificar inasistencias vinculadas a la concurrencia a las asambleas de delegados de Fenapes, a reuniones bipartitas con el Consejo, instancias de formación sindical, citaciones del Pit-Cnt y convocatorias del Parlamento (que sí se encuadran en el artículo 70-10).

El País informó el pasado domingo que durante el encuentro del 7 de setiembre la directora general de Secundaria de la época, Celsa Puente, consideró “excesiva” la lista de horas docentes a justificar y opinó que había “un caso de inasistencias escandalosas”, sin dar el nombre del involucrado.

Celsa Puente. Foto: Ariel Colmegna
Celsa Puente. Foto: Archivo El País.

Allí fue cuando el exconsejero Javier Landoni opinó que no se podía “definir” la distribución de las horas sindicales. En ese marco, consideró que, si se llegara a filtrar esta información sobre las inasistencias, “los docentes caerían bajo el escarnio público por ser un tema tan sensible”, por lo cual era “necesario protegerlos”.

Dudas sobre descuentos.

En los considerandos de una resolución firmada por la actual directora de Secundaria, Jenifer Cherro, se consulta a Jurídica si el sindicalista Slamovitz cumplió con el plan de recuperación por las 140 horas de historia que dejó de dar en el liceo N° 1 de San José.

El 14 de setiembre de 2017, seis meses después de abierto el expediente de Slamovitz, Landoni planteó en el Consejo un plan del docente para reponer las horas que no dictó clases. El profesor pidió dar clases de apoyo desde las 18:15 a 20:30, lo cual tuvo reparos de la directora del liceo, Miriam Arnejo, pues consideró la propuesta “inviable” para los estudiantes que vivían en campaña.

En la respuesta al pedido de informes realizado por Schipani, Secundaria da cuenta (dentro de los considerandos) de la consulta a Jurídica para determinar si efectivamente se llevó adelante la recuperación planteada por el docente.

También hay dudas respecto a si el profesor tuvo descuentos por las 140 horas que no brindó de clases y si cobró el presentismo. Por el caso del expediente de Slamovitz, Secundaria abrió una investigación administrativa para determinar si hubo responsabilidades.

La polémica por artículo 70-10

Por el artículo 70-10 del estatuto docente solo se pueden justificar las faltas de profesores en caso de Asambleas Técnico Docentes (ATD) y por concurrencia a ámbitos citados por otros organismos del Estado, ya sea de la educación o el propio Parlamento. Desde Fenapes se expidieron certificados por el 70-10 por participar de actividades gremiales.

Niegan una “cacería de brujas”
José Olivera, dirigente de Fenapes. Foto: archivo El País.

La directora general de Secundaria, Jenifer Cherro, salió ayer a responder las críticas que surgieron desde la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) a la actual administración por “persecución sindical”, una vez conocido el expediente referido al profesor de historia Marcel Slamovitz y la asignación de horas sindicales de forma irregular.

“No estoy persiguiendo a nadie; no realicé la denuncia, la denuncia viene por afuera. Es el Parlamento quien se interesa en la temática. Una directora general que está gestionando en pandemia tiene suficientes actividades como para dedicarse a perseguir a alguien o hacer una caza de brujas”, subrayó Cherro, e informó radio Universal.

En ese marco, relató que el tema tomó estado público debido a una denuncia contra Slamovitz que “se realiza en distintos medios”, en alusión a declaraciones de la directora del liceo N° 1 de San José, Miriam Arnejo.

Por su parte, el secretario general de Fenapes, José Olivera, dijo ayer en radio Sarandí que “hay una campaña encabezada por el diputado (Felipe) Schipani” y opinó que “no es correcto generar un proceso de linchamiento público”. El legislador colorado fue el que solicitó a Secundaria que se le remitiera el expediente del profesor Slamovitz y las actuaciones de Secundaria del año 2017, cuando se constató que se pidieron justificar 140 horas de clase no dictadas por un artículo del estatuto que no correspondía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados