POLÉMICA EN LA EDUCACIÓN

Secundaria avaló en 2017 la justificación irregular de horas a sindicalistas

En 2016 Fenapes denunció en el Parlamento una “actitud antisindical” del expresidente del Codicen, Wilson Netto, quien dijo que era ilegal el uso que se le daba al artículo 70-10.

Celsa Puente, Javier Landoni e Isabel Jaureguy manifestaron incomodidad por tener que tratar el tema de las faltas docentes. Foto: Marcelo Bonjour
Celsa Puente, Javier Landoni e Isabel Jaureguy manifestaron incomodidad por tener que tratar el tema de las faltas docentes. Foto: Marcelo Bonjour

Marcel Slamovitz no fue el único. Había una “larga lista” de faltas de dirigentes de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) a justificar por fuera de la licencia sindical otorgada, según reconoció la exdirectora Celsa Puente en 2017, durante una reunión del Consejo de Secundaria. El consejero de la época, Javier Landoni, pidió “proteger” a los docentes, porque si salía a luz la información sobre las inasistencias “serían sometidos al escarnio público”.

La actuación de los exconsejeros de Secundaria del último gobierno del Frente Amplio -quienes decidieron justificar 140 horas de faltas de Slamovitz por fuera la licencia sindical de las 20 semanales que le correspondían- quedó al descubierto en una respuesta a un pedido de informes que hizo el diputado colorado Felipe Schipani, a la que tuvo acceso El País.

Allí se anexan por parte de la actual directora de Secundaria, Jenifer Cherro, las actas de las reuniones del consejo cuando se trató el caso Slamovitz y de las bipartitas mantenidas con Fenapes, donde se acordó justificar inasistencias ante determinadas actividades gremiales, por fuera de lo que establece el artículo 70-10. Esta normativa solo permite la justificación por Asamblea Técnico Docente y tareas encomendadas por organismos del Estado.

El caso de Slamovitz se abordó en el Consejo de Secundaria, luego de que la directora del liceo 1 de San José, Miriam Arnejo, abriera un expediente (en marzo de 2017) por faltas que Slamovitz quiso justificar mediante el artículo 70-10 del estatuto docente y “de acuerdo al convenio firmado entre el Codicen y Secundaria”. Pero el convenio al que se aludía no existe, y así lo reconoció el secretario general de Fenapes, José Olivera, a la propia Puente en una bipartita el 7 de setiembre de 2017, según consta en actas.

Un mes antes, en una reunión del consejo, la consejera docente Isabel Jaureguy opinó sobre el caso puntual de Slamovitz. Dijo que era un tema “complejo y que los chicos van a perder clase”, pero añadió que “es un dirigente sindical nacional” y por eso entendía que “se deben justificar las inasistencias”. Puente, en base a eso, propuso encomendarle a la consejera “que lo trabaje, para cuidar los mensajes que se dan”. En posteriores reuniones y pese a un informe jurídico contrario -con fecha del 15 de julio- se justificaron las faltas de Slamovitz.

El sindicalista Marcel Slamovitz presentó certificados del gremio para justificar inasistencias. Foto: Francisco Flores
El sindicalista Marcel Slamovitz presentó certificados del gremio para justificar inasistencias. Foto: Francisco Flores

Dos días después, el 17 de julio de 2017, y luego que la abogada de Secundaria advirtiera que no había fundamento para excusar las inasistencias del profesor de historia (mediante el artículo 70-10) se convocó a una reunión entre el consejo y Fenapes, donde el gremio insistió en la necesidad de justificar “una larga lista de inasistencias”, según la exdirectora de Secundaria.

En las diferentes sesiones del consejo en las que abordaron el pedido para justificar las faltas de Slamovitz, las propias autoridades de Secundaria manifestaron su incomodidad con el asunto. Concretamente, Puente -en el acta N° 48 del 7 de setiembre de 2017- señaló no comprender “por qué está llegando aquí” el tema de las faltas y afirmó no entender “cómo se justificaban antes”.

En la misma reunión, Landoni pidió “un espacio” para seguir trabajando en este asunto y aclaró que le “gustaría saber” cómo fue que se llegó a esa “situación”. “Hay un conjunto de inasistencias que naturalmente ya se justificaban, pero ahora las plantean acá”, advirtió. Tras esto Puente insistió, y manifestó su “incomodidad profunda”. También admitió que “cuando se recibió el listado” -de las horas a justificar- “lo entendió excesivo”. En la opinión de Puente, la justificación de faltas “excede” a Secundaria y se debería haber tratado en el ámbito de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU), algo que encontró reparos de Fenapes.

La directora de Secundaria dijo que “revisó la normativa” y le consultó a Olivera si existía alguna otra que ampare las justificaciones en el marco de la CSEU. Este le contestó que no la había, según señala el acta.

“Hay situaciones como estas que nos exceden, porque siempre somos criticados cuando tomamos decisiones sobre temas que no nos corresponde decidir. Si se justifica todo sin mirar en detalle sería un descontrol grave”, admitió Puente el 7 de setiembre de 2017 en la misma reunión del consejo. En tanto, consultada este viernes por El País, la exdirectora de Secundaria señaló: “No puedo hacer declaraciones de ningún tipo, estoy ejerciendo mi cargo de inspectora”.

La consejera en representación de los docentes, Jaureguy, manifestó en 2017 que haber solicitado “la lista” (de horas docentes a justificar) constituyó un “error”, al tiempo que señaló que no se debía demorar una respuesta a Fenapes “para no generar un mayor conflicto”.

En la reunión del consejo se discutió si se justificaría las inasistencias de los docentes dirigentes de Fenapes directo desde el Consejo de Secundaria “sin comunicar a la dirección liceal”. Y se advirtió que esto podía generar un problema, porque muchos directores no entenderían las razones y llegarían a pensar que “es un error”. Por lo que Puente concluyó que “será necesario avisarles que algunas inasistencias se justificarán de forma centralizada para que no se lleven la sorpresa”.

En medio de esta discusión, Landoni opinó que esta resolución de Secundaria implicaba “un acto político (...), por lo cual se debería ser discreto”. También pidió que a la hora de hacer el presentismo “no se perjudique a los individuos”.

Finalmente se aprobó justificar inasistencias por asistir a la asamblea general de delegados de Fenapes, a cursos de formación sindical, a convocatorias del Pit-Cnt, a reuniones bipartitas con el CES y a comisiones parlamentarias (esto sí previsto por el artículo 70-10). Landoni comentó no entender “por qué en otros subsistemas se utiliza indistintamente el 70-10 y no tienen problemas”.

Javier Landoni, consejero de Secundaria. Foto: Archivo El País
Javier Landoni, consejero de Secundaria. Foto: Archivo El País

Sin decir ningún nombre, Puente agregó: “Hay un caso de los planteados aquí de inasistencias escandalosas en el que no hubo intención de recuperar las clases para que los chicos no se vean afectados”. Por lo que opinó que si se pierden algunos tiempos de clase “se debería buscar la forma de recuperar”.

En medio del debate de los consejeros, Landoni expresó que “si se llegara a filtrar esta información sobre las inasistencias, los docentes caerían bajo el escarnio público por ser un tema tan sensible, y es necesario protegerlos”. El País llamó al exconsejero y al consultarlo sobre sus dichos indicó: “No sé lo que me estás diciendo, no me acuerdo. Fijate que de esto hace ya cuatro años”, y luego cortó la comunicación.

El 14 de setiembre de 2017, en el consejo, Landoni presentó la propuesta de Slamovitz para recuperar las horas y sugirió que se cierre el caso. Pero como esa recuperación no contempló el horario que tenían los alumnos, Puente manifestó que no la compartía: “Hay que fomentar que la gente asista en su horario”. Después se archivó el expediente.

"Exceso de horas".

En una bipartita con Fenapes, del 6 de junio de 2017, Slamovitz había dicho que el expediente iniciado por Arnejo “es una persecución sindical”. El 28 de agosto, en otra bipartita, Jaureguy informó que se decidieron justificar las faltas de marzo y su secretaria indicó que “históricamente se ha aplicado el artículo 70-10”.

Puente afirmó que el tema se debió enviar a la CSEU “para que allí se resuelva”. A lo que el dirigente Emiliano Mandacen consultó si el CES participa “como tutelador de la legislación de libertad sindical” y “si pretende no justificar las inasistencias por formación de docentes en ámbitos sindicales”.

En esa misma lógica consultó “si el CES pretende regular el funcionamiento del sindicato”. Luego que Puente se negara a contestar y su secretaria pidiera la palabra para hacerlo, el sindicalista decidió retirarse de la bipartita expresando que no correspondía escuchar a los asesores legales, ya que es una reunión de carácter político. Consultado por El País, Mandacen prefirió no hacer declaraciones acerca del tema.

Salón de clases vacío. Foto: Archivo El País
Salón de clases vacío. Foto: Archivo El País

Fenapes decidió dar por finalizada la reunión bipartita y avisó que trasladaría la discusión al ámbito del Ministerio de Trabajo. Olivera aseguró que “hay convenios normativos plenos para realizar las justificaciones que se solicitan”.

En ese momento, Puente dijo que se mantenía firme en su posición inicial y aprovechó para insistir en que le parecía “un exceso la cantidad de horas” a justificar.

Schipani: “Queda en evidencia la connivencia con Fenapes”
Felipe Schipani. Foto: Archivo El País

“Lamentablemente con las actas de Secundaria se confirma lo que sospechábamos. No solo Marcel Slamovitz se valió de 250 horas (110 en 2016 y 140 en 2017) obtenidas ilegalmente, sino que fue una práctica generalizada de muchos dirigentes”, aseguró a El País el diputado Felipe Schipani (Ciudadanos).

El legislador opinó que “seguramente sean miles de horas mal habidas”, por lo que afirmó que se debe “seguir investigando para poder determinar la dimensión de la maniobra”.

“El daño causado es terrible, cientos o miles de estudiantes que se quedaron sin clase, fueron al liceo y se tuvieron que volver para sus casas, además del daño patrimonial para Secundaria, que pagó por horas que no se trabajaron”, lamentó.

Según el diputado colorado, el accionar de las anteriores autoridades del CES “deja en evidencia la absoluta connivencia” con Fenapes. “No defendieron el interés general, el de la educación, el de los estudiantes; defendieron a un grupo de sindicalistas abusadores. Vamos a proponer que el tema se investigue a fondo porque es escandaloso”, sentenció el legislador.

El expediente que disparó todo

Apertura. La directora del Liceo Nº 1 de San José, Miriam Arnejo, inició el 23 de marzo de 2017 un expediente por las recurrentes inasistencias de Marcel Slamovitz, profesor de historia.

Certificados. Arnejo pidió asesoramiento a Jurídica de Secundaria, en lo referente a la justificación de las inasistencias del profesor y referente sindical, quien planteó estar amparado para faltar, supuestamente, a través del artículo 70-10 del estatuto docente.

Estatuto. El artículo 70-10 establece que se justificarán inasistencias cuando se hagan tareas encomendadas por el Consejo Directivo Central, por los consejos respectivos u otros organismos estatales y cuando se participe en las Asambleas Técnico Docentes.

Total. Slamovitz usufructuó la licencia sindical de 18 horas semanas, más dos de coordinación, pero pidió justificar en 2017 otras 140 horas por el artículo 70-10 y por “convenio firmado entre Codicen y Secundaria”. Si se suman a las del 2016, fueron 250 horas en total.

Convenio. Con fecha 15 de junio de 2017, la abogada de División Jurídica de Secundaria J. M. solicitó a Slamovitz que adjunte el mencionado convenio, pero el mismo no fue presentado.

Jurídica. El 17 de julio de 2017 el informe que realizó la abogada J.M. expresó que el convenio de licencia sindical presentado “nada establece respecto a la justificación de inasistencias al amparo del artículo Nº 70-10”. Por lo que concluyó: “no existe fundamento para justificar las inasistencias del profesor Slamovitz al amparo del artículo 70 inciso 10, por participar en actividades encomendadas por el Ejecutivo de Fenapes”. La sala de abogados de Secundaria hizo suyo este informe.

Archivo. En el expediente y con un agregado a lápiz -lo que no tendría validez, pues solo se pueden hacer registros impresos o con bolígrafo- se resolvió justificar las faltas de Slamovitz. Luego se archivó el caso.

Recuperación. Con fecha 8 de setiembre de 2017, en una “nota” dirigida al consejero Javier Landoni, el profesor Slamovitz expresó su deseo de recuperar las horas y planteó dar clases de apoyo en un horario de 18.15 a 20.30.

Reparos. En una carta dirigida al Consejo de Secundaria, Arnejo señaló que la propuesta de Slamovitz “no es paliativa de las horas de clase que los alumnos no recibieron” y calificó a la misma de “inviable” para los estudiantes que viven en campaña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados