SAN JOSÉ

Avalado por Fenapes, dirigente justificó 140 horas de faltas por tareas sindicales que no prevé el estatuto

Se trata del profesor de historia Marcel Slamovitz. El hecho, sucedido en 2017, fue detectado por jurídica de Secundaria y archivado por las autoridades del momento.

Fenapes. Foto: Archivo El País
Aludiendo a tareas “encomendadas por el Comité Ejecutivo”, autoridades de Fenapes certificaron inasistencias de Slamovitz. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Amparándose en un artículo del estatuto docente que no contempla la posibilidad de tomar licencia gremial, Fenapes justificó 140 horas de inasistencias a un profesor de historia de San José por “actividades sindicales”. El hecho, sucedido en 2017, fue detectado por jurídica de Secundaria y archivado por las autoridades del momento.

Se trata de Marcel Slamovitz, actual integrante del Ejecutivo de Fenapes, que ya contaba con una licencia sindical por 20 horas semanales. En marzo de 2017, cuando Slamovitz presentó los dos primeros certificados firmados por Fenapes (citando el artículo 70-10 del Estatuto del Funcionario Docente, “de acuerdo al convenio firmado entre el Codicen y Secundaria”), la entonces directora del liceo 1 de San José, Miriam Arnejo, abrió un expediente solicitando asesoramiento.

En una nota fechada el 23 de marzo de 2017, la directora explica que la motivó el hecho de “proceder ajustada a reglamento”, según consta en el expediente al que tuvo acceso El País, luego de que el diputado colorado Felipe Schipani hiciera un pedido de informes.

El legislador solicitó a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) aclarar las inasistencias de Slamovitz, después de que Arnejo dijera en una entrevista con Carve que el dirigente sindical intentó justificar 140 horas de inasistencia “bajo el encubrimiento” de un consejero de Secundaria.

Los certificados de Fenapes -firmados por la entonces presidenta del gremio, Virginia García Montecoral, y el secretario general, José Olivera- dan cuenta de que Slamovitz cumplió tareas “encomendadas por el Comité Ejecutivo”. De acuerdo al expediente, una abogada de jurídica pidió adjuntar el convenio que aparece mencionado en las constancias de Fenapes, pero Slamovitz no lo presentó como forma de justificar sus faltas.

El 17 de julio una abogada de Secundaria, de iniciales J.M., emitió un informe que la sala de abogados del Consejo hizo suyo. La profesional subraya allí que el único convenio adjuntado refiere a licencia sindical, por lo que “nada establece respecto a la justificación de inasistencias al amparo del artículo 70 inciso 10”. Asegura que “no existe fundamento para justificar las inasistencias del profesor al amparo del artículo 70-10, por participar en actividades encomendadas por el Comité Ejecutivo de Fenapes”. Cuando se trató el tema en la sala de abogados de Secundaria, se concluyó compartir el informe “en todos sus términos”.

Más adelante, en el expediente se agrega que habiéndose mantenido diálogo con el inspector docente J.B., la justificación de inasistencias por artículo 70-10 “serán válidas únicamente teniendo en cuenta lo acordado en reunión bipartita de fecha 17 de julio de 2017”, la misma fecha en que la abogada hizo el informe donde advirtió que no se pueden justificar las inasistencias. En ningún pasaje del expediente se hace referencia al contenido de esa reunión, de la que no figuran actas. Luego, se procede al archivo del tema.

Enseguida y escrito a lápiz, aparece el comentario: “agregar que se justifiquen las tres inasistencias previas al acuerdo realizado”. La duda que le surge a Schipani es: “¿Con quién se realizó un acuerdo? ¿Y dónde está el texto del acuerdo y las firmas correspondientes?”. El diputado colorado dijo a El País que en ningún lado queda claro qué se habló con el inspector mencionado. Además, consideró “llamativo” que se disponga el archivo del caso sin dar una respuesta formal a la directora.

Foto: Max Pixel
Foto: Max Pixel

Mientras tanto, las inasistencias de Slamovitz continuaron en el tiempo y totalizaron 140 horas. Con fecha 16 de agosto se desarchivó el expediente, que según se dice estaba a resguardo de la consejera Isabel Jaureguy, representante docente en el Consejo.

Luego el mismo entró a sesión del Consejo integrado por Celsa Puente, Javier Landoni y Jaureguy. Como no se habían justificado las faltas de Slamovitz, la secretaria general del CES se comunicó por teléfono con Arnejo para que procediera “a dar cumplimiento de lo que se informara al inspector”.

El 8 de setiembre de 2017, en una “nota” dirigida a Landoni, Slamovitz expresó que desde que ingresó al IPA su objetivo fueron “los estudiantes y el proceso de enseñanza”, y por tal motivo propuso como forma de paliar la situación realizar clases de apoyo a los estudiantes con dificultades de aprendizaje y prepararlos para los parciales. Se ofreció para todos los jueves desde las 18:15 a las 20:30.

Días más tarde, la directora expresó en una carta: “La propuesta de Slamovitz no es paliativa de las horas de clase que los alumnos no recibieron en tiempo y forma”. Con todas las horas no dictadas, el 90% de los estudiantes ya tenían nota de promoción, por lo que preguntó: “¿Quiénes asistirán a las clases de apoyo?”. A su vez, consideró “inviable” para los que viven en campaña volver a las 18:15 a recibir clases de apoyo.

“Sin ánimo de ser impertinente”, escribió Arnejo entonces, pidió al CES ordenar esta situación de otra forma para evitar reclamos de padres y alumnos. Eso no sucedió, y aun así la directora aceptó la alternativa. Luego se archivó el expediente.

El País se comunicó con Slamovitz pero declinó hacer comentarios: “No voy a hacer declaraciones, el tema está en manos de mi abogado”, dijo. En tanto, Olivera prefirió no hablar hasta no ver el expediente.

Certificados "son falsos".

Con los documentos en la mano Schipani llegó a la conclusión de que los certificados de Fenapes “son falsos”, porque “acreditan una norma inexistente”. “Esto es lo más grave, porque nunca apareció el convenio del que se habla. Le pidieron a Slamovitz y tampoco lo presentó; es decir, no existe el convenio”, consideró. A su vez, dijo que esta acción generó un perjuicio a estudiantes.

“José Olivera es el que incurre, en caso de que se tratara de un delito, porque es el que acredita la situación falsa”, afirmó el legislador. Con respecto a las autoridades de Secundaria, opinó que “estuvieron omisas y apañaron las irregularidades”.

Schipani dijo que “lo primero que se debería haber hecho es investigar”, pero en este caso “no hubo la mínima intención”. “Hubo una actividad deliberada tendiente a excusar al docente de cualquier tipo de responsabilidad. Fue un absurdo lo que hicieron; hay responsabilidad de los dos lados”, advirtió.

En la primera versión de esta nota había una foto que fue sacada en el marco de una conferencia de Fenapes. Allí aparece el sindicalista de ADES, Emiliano Mandacen, que nada tiene que ver con lo que se cuenta en esta nota. Al involucrado y a los lectores, las disculpas del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados